Crece un 25% la presión hospitalaria en Euskadi en 24 horas y el número diario de positivos se acerca al récord de toda la pandemia

Una ambulancia de Osakidetza, en el centro de Vitoria

El número de personas hospitalizadas en Euskadi con COVID-19 ha pasado de 126 a 157 en 24 horas, una subida de prácticamente el 25%. Y desde el pasado viernes el incremento es del 68%: hace una semana eran 93 los ingresados. En la última jornada ha habido 47 ingresos, el peor dato de todo el mes de julio. En la UCI el crecimiento todavía es más contenido, aunque el efecto de las oleadas suele ser más tardío. Hay 31 enfermos críticos, tres más que hace siete días. Es muy significativo igualmente cómo crece el volumen de personas sintomáticas en el momento de la toma de muestras, a los que se suman los que desarrollan luego la enfermedad. Son el 45,9%. Hay cientos de jóvenes pasando el verano en sus casas tosiendo, con fiebre y perdiendo incluso algunos sentidos.

Nekane Murga: "Por supuesto que me arrepiento de no haber recomendado las mascarillas"

Nekane Murga: "Por supuesto que me arrepiento de no haber recomendado las mascarillas"

En Radio Euskadi, responsable de la UCI de Cruces, en Barakaldo, ha dicho textualmente que la situación "se va calentando poco a poco" en la red de Osakidetza. "La edad media a nivel hospitalaria está en torno a los 50 años cuando en la primera ola era de 65", ha avisado Fermín Labayen, citando casos de jóvenes en riesgo.

Todos los indicadores de la pandemia en Euskadi van a peor. No hay excepciones ni atisbo de frenazo en la subida. De hecho, el número de nuevos casos en las últimas 24 horas es de 1.345, una subida exponencial que acerca las cifras a los máximos de toda la pandemia. En la gran ola de noviembre se alcanzó como tope la cifra de 1.547. La expansión de la variante delta del Sars-Cov-2 y el hecho de que se hayan "duplicado" los contactos de cada positivo -según Gotzone Sagardui- están arrojando tasas de positividad elevadísimas. El 11,3% de quienes se hacen una PCR o un test de antígenos está contagiado, más del doble de lo que se considera ya como indicador de transmisión comunitaria.

1.020 de los 1.345 últimos contagiados tenían menos de 40 años, 246 de 40 a 64 y el resto, 74, más de 65. Son los jóvenes los más afectados. Si la tasa de incidencia media es de 458,24 en 14 días por cada 100.000 habitantes crece hasta 1.054 de los 39 a los 19 años, a 2.969 de los 18 a los 17 años y a 978 de los 13 a los 16 años. Son los peores datos de toda la pandemia entre las personas de menor edad. Entre los mayores la afección es más baja debido a la vacunación generalizada, pero de los 40 a los 64 hay un 91% más de contagios que hace una semana y de los 65 en adelante se ha casi triplicado la tasa y ya está en nivel amarillo de alerta después de semanas fuera del semáforo de riesgos. El R0 en 1,41 indica que la pandemia se sigue expandiendo, ya que muestra que un positivo transmite la enfermedad a más de una persona. Es más, la contención en este indicador de principios de semana se ha esfumado y vuelve a estar al alza.

Ni 60.000 de las 232.177 vacunas disponibles son Pfizer y Moderna, las válidas para jóvenes

En el plano local, los 1.345 casos se reparten en 672 en Bizkaia (tasa de 395, casi alerta roja), 482 en Gipuzkoa (553) y 163 en Álava (348, con una subida del 100% desde el pasado viernes). Hay 28 casos adiciones de personas de fuera o sin residencia conocida. En cuanto a las capitales, Bilbao se halla también al borde de regresar al riesgo máximo (397), una zona en la que ya lleva días Donostia (525). En Vitoria crece la incidencia pero tiene 335, el nivel más bajo entre las grandes ciudades aunque ya alerta naranja. Son 36 ya los municipios de más de 5.000 habitantes en alerta roja tras la incorporación reciente de Getxo, Gorliz, Leioa, Ortuella, Lasarte-Oria, Lazkao, Oñati y Ordizia. Algunos casos de Gipuzkoa: en Oñati la tasa se ha multiplicado por seis en siete días, la incidencia en Mutriku pasa de 1.000, Hernani continúa en 1.200 tres semanas después de su San Juan con más de medio millar de infectados y en Donostia ha habido 256 infectados en 48 horas. En Bizkaia hay un brote en Güeñes importado de fiestas en Noja (Cantabria) y en Leioa se ha duplicado el nivel en una semana. En Álava la máxima presión se da en el Valle de Ayala, fronterizo con tierras vizcaínas.

Mientras, avanza también la campaña de vacunación. Son 1.133.558 las personas totalmente vacunadas, el 52% de la población total y el 59,9% de los 'vacunables', mayores de 16 años sin contraindicaciones. Con una dosis hay 1.412.128, el 74,7% de esa población diana. Osakidetza dispone de 232.177 dosis para este fin de semana, aunque no llegan a 60.000 entre Pfizer y Moderna, las únicas que sirven para los menores de 40 años. Los suministros han caído y ya se ha anunciado el cierre durante la jornada del lunes del vacunódromo principal de Donostia, Illunbe.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
16 de julio de 2021 - 13:18 h

Descubre nuestras apps