Detienen a un hombre que traficaba con hasta doce migrantes cada día en la frontera con Francia

La Policía Nacional entrega la documentación a los dos migrantes a los que se les impide el acceso a Francia

Un hombre que presuntamente traficaba en la frontera de Irún con Francia con ciudadanos subsaharianos en situación irregular ha sido detenido en una operación conjunta de la Policía Nacional y la Policía Nacional de Francia. Según una investigación en la que han participado agentes de la Brigada de Extranjería y Fronteras, el hombre era uno de los más activos, pues hacía una media de tres viajes diarios entre España y Francia y transportaba en cada uno de ellos a cuatro migrantes. La detención se produjo el 22 de noviembre y, en un registro posterior del domicilio del detenido, los agentes encontraron 10.000 euros en efectivo que provendrían por los pagos que le hacían las víctimas.

El muro de Irún, un cerrojo policial en plena Europa que empuja a los migrantes a echarse al agua para entrar en Francia

El muro de Irún, un cerrojo policial en plena Europa que empuja a los migrantes a echarse al agua para entrar en Francia

La investigación comenzó cuando agentes del Grupo Operativo de Extranjeros (GOE) tuvieron constancia de que un hombre transportaba a migrantes subsaharianos desde Irún hasta Bayona a cambio de una contraprestación económica. Los agentes se apostaron para vigilar al investigado, al que podían ver recogiendo a migrantes en varias ocasiones cada día. Además, se mostraba cauto y abortaba algunos de los viajes si detectaba presencia policial en las inmediaciones de la Cruz Roja de Irún, que era donde recogía a los migrantes a los que luego conducía hasta la frontera. Su modus operandi implicaba varios viajes diarios, con dos pasajeros en cada uno de ellos. Las pesquisas ayudaron a descubrir que el coche, un Peugeot 207 de color gris y matrícula francesa, pertenecía a un ciudadano de 20 años, con carné de conducir francés y residente en la localidad de Baigorri.

La Policía Nacional desde el lado español de la frontera y los agentes franceses desde el otro prosiguieron con la recopilación de pruebas, que condujo a la detención del 22 de noviembre. En el momento del arresto, transportaba a cuatro mujeres de origen subsahariano y también en situación irregular. La investigación posterior permitió encontrar un total de 10.000 euros en metálico en el domicilio del detenido, un dinero que los investigadores consideran que habría llegado del cobro a las víctimas por el traslado.

En las últimas semanas, el endurecimiento del control sobre la frontera con Francia, en la que se siguen haciendo devoluciones en caliente incluso de menores, ha llevado a más migrantes a echarse al agua para tratar de sortearlos. Dos días antes de que se produjera esta detención, una persona procedente de Costa de Marfil perdió la vida en el río, en la zona de Endarlatsa, cerca de la frontera. Ante el muro policial que se ha erigido en los puntos de paso más comunes, con garitas permanentes en las que tan solo se detiene a aquellas personas cuya piel no sea blanca, los intentos cada vez se producen en zonas más alejadas de estos pasos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats