ELA insiste en denunciar la falta de personal en las residencias de Gipuzkoa

Representantes de ELA de las trabajadoras de las residencias de Gipuzkoa

"Cada trabajadora de las residencias en Gipuzkoa atiende de media a 13 usuarios y no a dos como declaró el diputado general Markel Olano". Así han respondido representantes de ELA en las residencias guipuzcoanas a los datos ofrecidos por Olano este miércoles en Euskadi Irratia, cuando mencionó que hay una trabajadora para cada dos residentes porque la ratio es de 0,5. Sin embargo, esa ratio –que en realidad es de 0,42– muestra los minutos de atención directa que recibe cada usuario en proporción a la jornada anual de cada trabajadora. Por ello, ELA asegura que estas declaraciones no se corresponden con la realidad, que, recuerdan, está regulada por el Decreto Foral 38/2007.

Este decreto, publicado en el Boletín Oficial de Gipuzkoa del 1 de junio de 2007, por el que se regulan las condiciones de los servicios residenciales, indica que la media de atención directa a cada usuario de las residencias es de 111 minutos al día. Para conocer el número de trabajadoras por cada residente, Aintzane Orbegozo, representante de ELA, ha explicado que se divide 1.440 –los minutos que tiene el día– entre los minutos de atención directa. Así, habría 13 trabajadoras por cada usuario de un centro en Gipuzkoa. "Si fuera cierto el dato que dio Markel Olano de que cada trabajadora atiende a dos usuarios, el dato tendría que ser de 720 minutos de atención directa diaria y no 111, tal y como dice el decreto foral ", ha recalcado. Por ello, Orbegozo ha tachado de "muy graves" e "incomprensibles" las declaraciones del diputado general.

"La ratio indica que por cada residente hay 0,42 de auxiliar de geriatría con su jornada laboral anual, que son 1.592 horas. Multiplicado por 0,42 salen 669 horas. Si esa relación la llevas al conjunto, se ve que no hay una por cada dos, sino una por cada 13", aclara Ander Rodríguez, exdiputado foral de Políticas Sociales y exparlamentario de EH Bildu. También se lo explicó al propio Olano en respuesta a un tuit del diputado general en el que aseguraba que la ratio indica que hay una trabajadora por cada dos usuarios. En su opinión, brindar estos datos "busca dar una imagen del sistema que no es real".

En la residencia Txara-I, en la que un informe de inspección reveló que pueden pasar hasta 14 horas entre el horario de cenas y el de desayunos, este jueves hubo 13 trabajadoras auxiliares para 116 usuarios, es decir, 9 usuarios por cada trabajadora. En el turno de tarde fueron seis las auxiliares para ese mismo número de residentes, por lo que cada trabajadora tuvo que atender a más de 19 usuarios. Por la noche, cada trabajadora atendió a 58 usuarios, ya que solamente había dos auxiliares. Asimismo, en la residencia Txara-II, a tan solo un paso de cebra y en el edificio en el que se encuentra el Departamento de Políticas Sociales e Inspección de entidades, centros y servicios de Servicios Sociales, a primera hora de la mañana hay 14 trabajadoras para 81 usuarios permanentes, por lo que cada una atiende a seis residentes. A partir de las 10.00 horas, el número de auxiliares de geriatría se reduce a 9, a la tarde a 7 y, a la noche, a 2, lo que significa que cada hay una trabajadora para cada siete, 12 y 40 usuarios respectivamente.

Además, otras dos trabajadoras de residencias de Gipuzkoa han expuesto las condiciones en las que trabajan. Se trata de las residencias Sanmarkosene de Errenteria, en la que rondan los 130 usuarios, y la residencia Cruz Roja Irún, en la que hay 46 residentes. En la primera, hasta que levantan a todos los residentes cuentan con 18 auxiliares, a ocho residentes por cada una; después, se quedan 13. En el turno de tarde la cifra baja a 11, por lo que atienden a 12 usuarios, y a las noches se quedan dos. En Cruz Roja la situación es parecida: al comienzo de la mañana son seis trabajadoras, pero después se quedan cinco. A la tarde los residentes cuentan con cuatro auxiliares y, a la noche, con dos.

Por tanto, ELA, que tiene el 60% de la representación en el sector, asegura que para llegar a la ratio que Olano afirma haber tendría que haber un incremento de la plantilla del 650%. Asimismo, ELA vuelve a exigir una reunión con el diputado general. "Olano decide con quién se reúne y con quién no. Nosotras llevamos tres años de movilizaciones, más de 250 días huelga. Creemos que Markel Olano, al ser diputado general de Gipuzkoa, representa a todos los ciudadanos, tanto a las trabajadoras de residencias, como a los usuarios y familiares. A partir de ahí, lo que venimos reivindicamos, más personal y mejores condiciones laborales para las trabajadoras de residencias no solo lo está reivindicando ELA, sino que también lo están reivindicando los propios familiares, otros sindicatos, pensionistas y grupos feministas", zanja y entiende que estas declaraciones sirven para "eliminar el debate de la falta de personal".

Etiquetas
Publicado el
8 de octubre de 2021 - 21:30 h

Descubre nuestras apps

stats