Euskadi notifica otros 27 fallecidos con COVID-19 y constata que desde el verano de 2020 solamente ha habido dos días sin decesos

Bexen Medical, en Hernani, donde se almacenan las vacunas congeladas

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha notificado este miércoles 27 fallecimientos más con COVID-19 que se produjeron en la semana del 24 al 30 de mayo. Se rompe una tendencia descendente que se venía dando en las últimas semanas. Y no solamente ha habido decesos todos los días de la última semana (hasta ocho diarios) sino que se ha vuelto a corregir la serie estadística previa y se han incorporado nuevas muertes no comunicadas de la semana anterior, por lo que no se produjeron los dos días seguidos sin ningún caso, como informó este periódico la pasada semana destacando que era algo que no se producía desde el pasado mes de julio. Desde el verano, pues, solamente en dos jornadas no ha habido ningún fallecido, el 19 de marzo y el 16 de mayo, ambos jornadas festivas. Osakidetza remarca, en todo caso, que en seis de esas últimas defunciones el Sars-Cov-2 no ha sido la causa directa de la muerte. El total de muertes llega ya a 4.355 de los 207.438 positivos totales diagnosticados en la pandemia, el equivalente a más del 9% de la población vasca.

Euskadi activa la vacunación de migrantes sin permiso de residencia y personas sin hogar con un sistema de autocita

Euskadi activa la vacunación de migrantes sin permiso de residencia y personas sin hogar con un sistema de autocita

Euskadi, al menos, recibe este miércoles la noticia de que la incidencia vuelve a bajar. Desde el sábado, este indicador vive sus particulares dientes de sierra con dos subidas y otras tantas bajadas que dejan el escenario en un total estancamiento en un nivel de alerta amarilla. De hecho, en una semana apenas ha bajado un 2%. La tasa actual es de 210,03 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, más de tres veces por encima de la barrera que se considera óptima o asumible, 60. El R0 sigue en negativo ya que cada infectado multiplica el virus a más de una persona (1,02 de media), lo que indica que se incuba una expansión de la pandemia.

La velocidad de subida en Álava es ya del 23% semanal, frente al 2% de Gipuzkoa. Bizkaia, en cambio, ha caído un 8%, aunque sigue siendo el territorio con más casos. En las últimas 24 horas han aparecido 338 nuevos positivos, el 4% de las pruebas realizadas, y que se reparten en 178 en Bizkaia, 110 en Gipuzkoa y 45 en Álava, además de cinco casos o de otras procedencias o sin residencia conocida. El 37,2% de ellos eran sintomáticos en el momento de la toma de muestras. A nivel local, solamente cinco de los 251 municipios cumplirían con el requisito de tener una tasa inferior a 60. Son Elorrio, Markina, Eibar, Mutriku y Urretxu. Seis, por el contrario, están en alerta roja, más de 400 de tasa (Salvatierra-Agurain, Valle de Trápaga, Zalla, Azkoitia, Oiartzun y Tolosa).

En cuanto a la situación asistencial, son 253 las personas hospitalizadas después de 45 nuevos casos en la red de Osakidetza en las ultimas 24 horas. En la UCI hay 89 personas en estado crítico, muy por debajo de los 131 de hace dos semanas. Eso sí, en Álava, donde la pandemia repunta con claridad, hay diez ingresos más que el fin de semana en Txagorritxu y Santiago (uno de ellos en UCI). Por edades, la pasada semana ingresaron 22 mayores de 85 años, 64 personas de 60 a 84 años (fueron 323 a principios de mayo y ahora la vacuna se extiende en ellos) y 93 de 40 a 59 años, el grupo de más riesgo ahora mismo sin estar totalmente inmunizado. Significativamente, han subido las hospitalizaciones en los más jóvenes. Desde el arranque del año, se ha duplicado la proporción de personas de 18 a 39 años ingresadas y se ha quintuplicado la de menores. En ningún momento se ha desactivado el escenario de alerta hospitalaria 3 sobre 5.

En cuanto a la campaña de vacunación, son ya 525.805 las personas totalmente vacunadas, el 24,14% de la población pero el 27,8% si solamente se tiene en cuenta al colectivo vacunable. El rechazo a la vacuna es mínimo, ya que solamente el 1,4% ha declinado la cita y ahí se incluyen todas las personas con contraindicaciones. Por grupos erarios, solamente un 3% de los septuagenarios tiene pendiente la cita y el 93,2% está ya protegido. Los de más edad están totalmente vacunados. Entre los sexagenarios, el 92,8% tiene una dosis y el 19,2% la pauta completa. Una década más abajo, la cobertura es del 64,1% y del 19,5%, respectivamente. Más abajo, las dosis administradas no lo son porque haya arrancado la campaña, sino porque esas personas trabajan en grupos considerados esenciales, como sanitarios, residencias, educación o seguridad.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2021 - 13:15 h

Descubre nuestras apps

stats