Euskadi plantea suspender desde este lunes "toda" la actividad quirúrgica no urgente ante el incremento de la ocupación de las UCI

Una enfermera del hospital de Cruces de Barakaldo, colocándose las protecciones

Ante el repunte de la COVID-19 y la elevada presión hospitalaria que se vive en Euskadi, el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) plantea activar este lunes un plan de contingencia que recuerda al de la pasada primavera, en plena primera ola de la pandemia. Según ha podido saber este periódico de fuentes internas, los responsables de la Sanidad vasca están dando ya instrucciones para suspender la actividad no urgente en "todos" los quirófanos de "toda" la red hospitalaria para liberar espacios y personal que pueda atender el previsible refuerzo de la UCI que será necesario.

Urkullu escribe una carta a Sánchez insistiendo en la importancia de prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo

Urkullu escribe una carta a Sánchez insistiendo en la importancia de prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo

Se da la circunstancia de que muy pocos minutos antes de que empezaran a llegas estos cambios a los diferentes centros hospitalarios, el 'número dos' de Salud, el viceconsejero José Luis Quintas, ha negado textualmente que Osakidetza se encontrase "cerca" de pasar a un nuevo escenario en el plan de contingencia hospitalaria. De hecho, aunque este viernes la ocupación de la UCI ha marcado máximos de toda la segunda fase de la pandemia iniciada en agosto -173 pacientes críticos, un 31% más que hace una semana y un 63% más que hace dos- y la media diaria de ingresos también ha superado ya los registros de la ola de noviembre o de la de después de Navidad, Quintas ha asegurado en rueda de prensa que en los hospitales vascos la "desprogramación de actividades es muy escasa": "Cirugía demorable y poco más". Este viernes se ha informado de 727 personas ingresadas, 255 más que hace dos semanas a pesar de que la vacunación haya contenido el desarrollo de síntomas entre las personas más mayores.

La peor de las situaciones se da en los centros de Gipuzkoa, singularmente en el hospital Donostia. Allí la tasa de incidencia a 14 días por cada 100.000 habitantes supera los 700, cuando la media vasca es de 500 y la española no llega a 300. En la UCI del Donostia se llevan habilitando plazas casi de continuo desde hace una semana y sanitarios que trabajan allí aseguran que el escenario no dista mucho que el de la primera ola. Los hospitales de Txagorritxu y Santiago en Vitoria llevan tiempo acogiendo pacientes derivados desde Gipuzkoa además de lidiar con la elevada transmisión comunitaria de la que fue la primera ciudad de España en esta ola que volvió a ser cerrada perimetralmente ya que entró en alerta roja en pleno puente de Semana Santa. Asimismo, se ha decidido ya que todos los pacientes de Zumarraga, en Gipuzkoa, sean derivados a Cruces, en Barakaldo, a 80 kilómetros y una hora en coche.

Portavoces oficiales de Salud indican que "la situación es complicada", "sobre todo en Gipuzkoa". Sin entrar en posibles cambios, indican también que "el resto de centros de la red de Osakidetza están apoyando [a los guipuzcoanos] y eso requiere anticiparse y prepararse". No obstante, sí que resaltan que todas esas medidas adoptadas o que puedan llegar no supondrán ninguna afección a las intervenciones urgentes, así como a los tratamientos oncológicos o de otras patologías graves e "indemorables". En el hospital de Txagorritxu de Vitoria, por ejemplo, quedarán abiertos únicamente dos salas de operaciones.

Los responsables sanitarios, que atribuyen esta mayor presión hospitalaria con menos contagios que en otras olas a que esta escalada la ha protagonizado la variante detectada en origen en el Reino Unido, que ya ha sustituido por completo a la cepa original o salvaje en Euskadi, vienen remarcando que Osakidetza tiene "capacidad" para afrontar esta ola y disponer incluso de hasta 600 camas o más frente a las 363 actuales, que están ocupadas al 81% sumados los casos de COVID-19 y los de otras patologías. Sindicatos como Satse, por el contrario, remarcan que el problema no es el de disponer o no de camas o incluso de respiradores -ya se adquirieron el pasado año-, sino el de disponer de equipos cualificados y suficientes para una UCI.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2021 - 21:26 h

Descubre nuestras apps