Euskadi recibirá el posible repunte de la COVID-19 con un 50% de la población vacunable con al menos una dosis

Un vehículo de Osakidetza, en el centro de Vitoria

La pandemia vive en Euskadi un cruce de caminos. Este lunes la tasa de incidencia ha vuelto a caer (aunque solamente 1,14 puntos) después de registrar una primera subida en casi cinco semanas este domingo. Habrá que esperar si en los próximos días esto no pasa de un diente de sierra o si realmente se está incubando una nueva ola de la COVID-19, aunque cada vez más condicionada en su expansión por la campaña de vacunación: un 50% de la población vacunable tiene ya al menos una dosis y algo menos de un cuarto de todos los vascos la pauta completa. Por el momento, los datos objetivos muestran que Álava está un 13% peor que hace una semana, que los positivos notificados durante la pasada semana fueron 15 más que la anterior (subida del 0,65% cuatro semanas después) y que la proporción de infectados en relación a las pruebas realizadas escala un 5,5%. Además, el R0 muestra que la pandemia ya se expande al menos en Álava y en Gipuzkoa ya cada infectado multiplica el virus y genera 1,02 positivos (1,21 en el caso alavés).

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

Los nuevos casos aparecidos este lunes son 251, 129 en Bizkaia, 88 en Gipuzkoa, 32 en Álava y dos de otras procedencias o sin residencia conocida. Coincide la caída de positivos y de la incidencia con un menor volumen de pruebas diagnósticas, 5.617 en 24 horas, algo habitual en domingos y festivos. El tope de PCR y antígenos diarios llegó a 17.000. Euskadi continúa formalmente en alerta amarilla con una tasa de 208,48, con Bizkaia por encima de ese nivel (227), Gipuzkoa cerca de la media y Álava todavía muy por debajo a pesar de su ascenso (133). En cuanto a las capitales, las tres están o en repunte o en dientes de sierra. Bilbao se halla en una tasa de 243, Donostia en 199 y Vitoria en 127. Los municipios en alerta roja son Agurain en Álava -hacía semanas que ninguna localidad de este territorio tenía una tasa por encima de 400- , Valle de Trápaga y Zalla en Bizkaia y Azkoitia, Legazpi y Tolosa en Gipuzkoa.

Lo que sí queda constatado es que esta fase de la pandemia trae una incidencia a dos velocidades, entre los vacunados y quienes no lo están. Este fin de semana apenas 19 de los 947 infectados nuevos eran mayores de 80 años, el 2%. La tasa entre los mayores de 65 años es de 64,12, casi al filo del nivel que se considera como óptimo (60) y muy lejos de los alrededor de 350 que se dan entre los 13 y los 18 años. Pese al descenso de la edad media, ocurra también que el 39,4% de los nuevos contagios son sintomáticos en el momento de la toma de muestras, cuando hace un mes ese nivel era del 35,4%.

Ningún vacunado con AstraZeneca entre los que esperaban la segunda dosis

En cuanto a la situación hospitalaria, Euskadi presenta una ocupación de UCI muy similar a la del inicio de la oleada anterior, con 97 personas en estado crítico, casi 100 menos el pico alcanzado a finales de abril y principios de mayo, el peor momento desde el verano. Son 27 menos en una semana y 36 menos que hace dos, aunque obviamente algunas de esas vacantes se han producido también por defunciones. Los ingresos diarios han repuntado algo por término medio en la última semana, con 31 en las últimas 24 horas y 35 de media en siete días. No obstante, hace dos semanas ingresaron 275 personas con COVID-19 y la última hubo 231 hospitalizaciones. Es una caída del 16%. En total, sumados los casos en planta, hay 259 personas en la red de Osakidetza por 389 de hace dos semanas.

Por otro lado, el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha informado de que 5.970 personas de 81.592 de menos de 60 años que estaban pendientes de la segunda dosis tras recibir una primera de AstraZeneca ya han sido vacunados, el 7,3%. De ellos, todos han recibido Pfizer y nadie AstraZeneca. Son ya 506.411 las personas totalmente vacunadas, que es el equivalente al 23,25% de la población si bien se eleva al 27,1% si se excluye a las personas con la vacuna contraindicada y a los menores de 16 años. 936.281 personas han recibido al menos una dosis, más del 50% de la población diana, según destaca el Gobierno vasco. Osakidetza confía en recibir esta semana un importante cargamento de vacunas para dar otro impulso a la campaña. Se esperan más de 200.000 unidades. De ellas, más de la mitad serán de Pfizer, que ahora hace dos remesas semanales. La primera, de 63.180 unidades ya está disponible. Solamente Moderna no ha confirmado nuevas dosis para los próximos días, ya habrá también cargamentos de AstraZeneca y Janssen.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2021 - 13:17 h

Descubre nuestras apps

stats