La Audiencia de Álava rechaza ampliar la condena mercantil en Hiriko, como pedía la Fiscalía

El prototipo del Hiriko, en la puerta de Brandenburgo de Berlín

La Audiencia Provincial de Álava ha "confirmado" la sentencia de la juez de lo mercantil María Teresa Trinidad Santos que, tras el juicio celebrado en otoño del pasado año, condenó parcialmente a los promotores del fallido coche eléctrico vasco Hiriko, entre ellos el empresario Jesús Echave y el excargo del PNV Iñigo Antia, por haber gastado innecesariamente 535.000 euros en la compra de un monoplaza de carreras que sólo sirvió para engrosar la colección de coches de Echave. La sala, compuesta por los magistrados Mercedes Guerrero, Iñigo Madaria y David Losada, ha desestimado el recurso de la Fiscalía, principalmente por defectos de forma, y no elevará la culpabilidad de los acusados por la quiebra de la entidad Afypaida, la matriz del consorcio Hiriko.

Condena "parcial" para los promotores de Hiriko: la sentencia considera infundadas las acusaciones de Fiscalía y Estado

Condena "parcial" para los promotores de Hiriko: la sentencia considera infundadas las acusaciones de Fiscalía y Estado

La juez de primera instancia interpretó que no había indicios para sostener que el proyecto Hiriko no estuvo bien gestionado -a pesar de que habrá un juicio penal por malversación, apropiación indebida y fraude fiscal- y desechó las acusaciones tanto de la Fiscalía como de la Abogacía del Estado, que aspiraba a la recuperación de los aproximadamente 18,9 millones de euros en ayudas públicas perdidos en este proyecto impulsado políticamente por el PNV junto al igualmente frustrado Epsilon. La fiscal del caso, Cristina Vicente, interpuso un recurso para reclamar una agravación de la condena partiendo de la base de que hubo más operaciones ruinosas que la del monoplaza.

Vicente interpretaba que la sentencia no había tenido en cuenta, por ejemplo, que Hiriko encargó la fabricación de 80 ruedas robóticas a Basque Robot Wheels (BRW) sin que fueran entregadas. Pese a que el contrato sólo obligaba a adelantar 60.000 euros, salieron de Afypaida más de 1,1 millones de euros, la totalidad de un servicio no recibido. "El pago realizado por unas roborruedas no entregadas y la ausencia de reclamación ante el incumplimiento es una acción dolosa que deriva en una mayor insolvencia en la concursada", defendía la Fiscalía.

La Audiencia de Álava ha rechazado modificar la sentencia porque el escrito de apelación no aclara sus "pretensiones" ni qué acusados, en concreto, fueron responsables del contrato de las roborruedas. Asimismo, censura que el ministerio público interpuso el recurso "fuera de plazo". Desestima igualmente otro recurso de uno de los procesados, Carlos Fernández Isoird. La vía mercantil podría continuar en el Tribunal Supremo.

En paralelo, el 'caso Hiriko' sigue vivo en la jurisdicción penal. Como adelantó este periódico, los promotores del coche eléctrico irán a juicio por tres delitos: malversación de caudales, apropiación indebida y fraude fiscal. La denuncia de la Fiscalía estimó que habían desviado para su propio beneficio del orden de 6,4 millones del presupuesto del proyecto, financiado en más de un 90% con ayudas públicas. Se sentarán en el banquillo de los acusados el exconcejal del PNV Iñigo Antia y los empresarios Jesús Echave, Fernando Achaerandio y José Luis Bengoechea. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats