El deporte escolar vuelve a Euskadi entre la ilusión y la precaución: "Somos conscientes de que la pandemia no ha acabado"

Campo de fútbol de un colegio en Vitoria

"¡Qué bien me lo he pasado!", fueron las palabras que uno de los alumnos de Sergio Goñi pronunció tras la primera clase de Educación Física del Instituto Lakua en Vitoria. A Goñi, preocupado por el desconocimiento sobre cómo enfocar las clases y el riesgo de contacto físico, esas palabras le generaron alegría y a la vez ternura. "Era una clase muy limitada en comparación con otros años, pero tenían tanta necesidad de moverse y de recuperar un poco una pseudonormalidad, que hacer un juego aunque estuviera tres metros separado de sus compañeros para él fue algo divertido", ha explicado este profesor, que da clase a niños y niñas de 11 y 12 años a elDiario.es/Euskadi.

Esa inocencia y felicidad de los niños al volver al deporte que ha podido contemplar Goñi durante la primera semana de la vuelta al cole es un ejemplo de lo que experimentarán profesores, monitores y niños durante las próximas semanas, puesto que dada la necesidad de actividad física para los más pequeños, este lunes comienza el nuevo curso del deporte escolar en Euskadi, después de seis meses de parón a causa de la pandemia. Por el momento, los pequeños solo podrán realizar entrenamientos y no se realizarán partidos ni competiciones, y tampoco se podrán utilizar los vestuarios.

"No está permitida la competición y se evitará el contacto físico como premisa principal, pero queremos que los niños hagan actividad física porque durante estos meses de pandemia no han hecho ninguna actividad y es sano para ellos, es muy bueno para su desarrollo", ha indicado la diputada Foral de Cultura y Deporte de Álava, Ana del Val Sancho.

¿Qué se debe hacer en caso de un positivo? Como ha explicado la diputada, el protocolo creado por el Gobierno vasco y las tres diputaciones, que se irá adaptando a la situación sanitaria de cada momento, marca que cada colegio y cada club tiene que tener establecido un coordinador COVID-19. "Ese coordinador inmediatamente tiene que avisar a Osakidetza su positivo, además de al propio club o al propio colegio y a la Diputación. Así, se inicia el aislamiento del grupo y todo el procedimiento que está establecido", ha explicado Del Val. 

A pesar de que según la diputada ha expresado que tanto el departamento de Educación, como el de Sanidad tienen la situación controlada y los colegios lo están haciendo correctamente con los grupos burbuja establecidos, el reto principal del deporte escolar durante la pandemia es tratar de controlar los grupos también en el caso de que haya algún positivo y apelar a la responsabilidad individual para que haya un menor riesgo de contagio. "La responsabilidad individual es fundamental. De nada sirve todo esto si luego los padres llevan a los niños a parques donde hay masificación de gente", ha criticado la diputada.

"Los niños deben volver a su rutina"

Sara Carmona, es la madre de Álex y Noa. Los hermanos, de 8 años, van a multideporte, una actividad física que engloba diferentes disciplinas a lo largo del curso. "Prueban un poquito de todos, desde fútbol, baloncesto, bádminton, patinaje, rugby... Ellos están deseando hacer deporte, prefieren esa actividad extra escolar a cualquier otra, porque están con sus compañeros de clase haciendo lo que más les gusta, jugar", ha señalado Sara a este diario.

Para esta madre, el deporte es algo fundamental para los niños, tanto por el punto de vista físico como mental, sobre todo teniendo en cuenta que la pandemia ha aumentado el uso de la tecnología y el sedentarismo también entre los más pequeños.

"Creo que los niños necesitan volver a su vida, a su rutina. El que haya más o menos contagios no sólo dependerá de los niños, si no de muchos otros factores ajenos a ellos y a lo largo de toda esta situación han sido ellos los más perjudicados no me parece justo que les sigamos privando de “libertad”, además creo que tenemos que aprender a convivir con esta nueva situación. No sé cómo ni cuánto durará, así que lo mejor será procurar con las medidas necesarias hacer una vida lo más normal posible, por el bien común", ha concluido. 

Los monitores de multideporte, que dan esta extraescolar a niñas y niños de entre 6 y 8 años deberán realizar juegos y actividades de contacto mínimo o nulo entre ellos, con muy poco material a compartir, sin poder utilizar los vestuarios y con su propio botellín de agua.

"El peligro de contagio esta ahí, y por mucho que en las extraescolares se disminuyan los grupos de niños, han estado el resto del día en clase en grupos más grandes y al salir de las extraescolares puede que se junten con más niños. Tengo que decir que es difícil impartir unas clases de deporte o juegos con estas medidas, ya que el contacto en éste ámbito es muy importante, y más con niñas y niños de esta edad. También es un pequeño reto por el echo de que hay que hacer que los juegos sean con el menor material posible, y es algo que no es fácil", explica Asier a este periódico, monitor en un colegio público de Bilbao.

Entrenamientos, también en burbujas

La situación es parecida para los deportes infantiles como el fútbol. José Ángel Labrador Montero, presidente de la Federación Vizcaína de Fútbol, en la que juegan cerca de 18.000 niños de distintas edades, considera el inicio del deporte escolar como un "paso importante" para los pequeños, a pesar de que no estén permitidos ni los partidos ni los encuentros amistosos. "Es algo positivo y lo tomamos así desde la precaución porque somos conscientes de que la pandemia no ha acabado", ha señalado Labrador.

Entre las medidas que se han tomado para que los niños puedan volver a jugar al fútbol en esta federación, está que no se pueden usar los vestuarios, que los entrenamientos son más cortos, de no más de una hora, tomarán la temperatura a cada niño y contarán con geles antibacteriales. "Es un proceso de precaución extrema. Contaremos con el número, nombre y apellido de cada jugador por si en el caso de que hubiera algún positivo tenerlo perfectamente rastreado para comunicarlo. Va a ser duro, los grupos tendrán que ser más pequeños, los entrenamientos serán en grupos burbuja y poco a poco a medida que vaya mejorando la pandemia, iremos aumentando los grupos y podremos jugar partidos", ha explicado a elDiario.es/Euskadi.

Los protocolos entregados a los colegios, federaciones y clubes, contemplan las siguientes medidas para salvaguadar la seguridad y evitar contagios de COVID-19 durante el deporte escolar: se priorizará el entrenamiento físico al aire libre, se respetará el aforo y los grupos máximos de entrenamiento establecidos en cada momento, se limpiarán y desinfectarán las instalaciones entre los entrenamientos, siempre que sea posible durante la práctica de la actividad deportiva deberá mantenerse una distancia mínima de seguridad, salvo en aquellos lances que se entiende que tiene que haber una interacción entre deportistas, en las llegadas y salidas de los entrenamientos se mantendrá la distancia interpersonal de 1,5 m, los entrenamientos se realizarán a puerta cerrada sin público, no habrá uso de los vestuarios y el uso de la mascarilla es obligatoria en todo momento excepto cuando se esté realizando la práctica deportiva.

Etiquetas
Publicado el
27 de septiembre de 2020 - 21:00 h

Descubre nuestras apps

stats