El Gobierno insiste en personarse en la investigación judicial de las irregularidades en las oposiciones de Osakidetza

La consejera de Salud, Nekane Murga, en una rueda de prensa

La consejera de Salud, Nekane Murga, ha insistido en la importancia de que los letrados del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) se personen en el procedimiento penal abierto en un juzgado de Vitoria por las irregularidades en las oposiciones médicas del pasado año. "Somos los primeros interesados en llegar hasta el final", ha dicho a preguntas de Rebeka Ubera (EH Bildu) en la sesión de control al Gobierno del Parlamento Vasco la sustituta de Jon Darpón, que dimitió en marzo precisamente como consecuencia de este caso.

La juez instructora, Yolanda Varona, denegó hasta en dos ocasiones la personación de Osakidetza en el proceso en calidad de "perjudicado" al deslizar que, si se confirman algunos de los extremos que están bajo investigación, más bien podría resultar "responsable" de lo ocurrido. Murga ha señalado en la Cámara que sus servicios jurídicos han vuelto a recurrir "esta misma semana" -en que la causa ha sido noticia por las declaraciones judiciales de imputados y testigos- y ha añadido que "respetan pero no comparten" el criterio de la magistrada.

Murga ha rechazado que Osakidetza haya sido un lastre para destapar estas irregularidades y ha remarcado que sus investigaciones internas "han sido la base" del informe de la Fiscalía que derivó en la investigación judicial. "Osakidetza no ha eludido la responsabilidad en ningún momento", ha manifestado Murga, que ha indicado que el Servicio Vasco de Salud quiere "colaborar" también con la juez Varona. No obstante, esta "colaboración" ya puede sustanciarse sin necesidad de que los abogados gubernamentales participen en el proceso. De hecho, a requerimientos de la juez, Osakidetza ya ha tenido que enviar documentación al juzgado. Los denunciantes y los sindicatos que les apoyan, ESK y LAB, temen que la presencia del Gobierno en la investigación lastre el desarrollo de las pesquisas.

En su pregunta a la consejera, Ubera también ha dicho que le produce "risa" oír al Gobierno hablar de "colaboración" en el esclarecimiento del caso. Ha denunciado que en Osakidetza existe un sistema "clientelar" en las convocatorias de empleo y entiende que lo que se ha hecho desde la Administración es "blindar un espacio de impunidad" y atacar a quien "se mueve y denuncia".

Así lo sintió también la anestesista Marta Macho, quien el día después de declarar en los juzgados recibió una llamada en la que se le anunciaba el fin de su contrato en el hospital de Mondragón. Su sindicato (ESK) ha anunciado este viernes que "gracias a la denuncia pública" de estos hechos, Osakidetza ha rectificado y ha ofrecido una plaza interina a Macho.

Etiquetas
Publicado el
31 de mayo de 2019 - 12:46 h

Descubre nuestras apps

stats