La portada de mañana
Acceder
El plan del Gobierno para los presupuestos: guiños a ERC y Cs a la espera de Torra
Un funcionario denuncia represalias por alertar de la corrupción del PP de Madrid
OPINIÓN | Vuelve el centralismo ilustrado, por Antón Losada

Kataia Consulting: así era la empresa creada por dirigentes del PNV alavés para camuflar comisiones del 'caso De Miguel'

Koldo Ochandiano, Aitor Tellería y Alfredo de Miguel, en el banquillo

Kataia Consulting. Así se llamaba la empresa pantalla creada por los tres exdirigentes del PNV de Álava que han sido condenados a penas de prisión por corrupción y que podrían ser enviados a la cárcel este mismo viernes, Alfredo de Miguel, Koldo Ochandiano y Aitor Tellería. No tenía actividad ordinaria pero sí abultados ingresos. La sentencia del 'caso De Miguel', conocida este martes y firmada por los magistrados Jaime Tapia, Elena Cabero y Raúl Aztiria, deja claras tres cosas: 1) Que la empresa se constituyó ante las "posibilidades de negocio inmensas" -léase comisiones ilegales- en la operación urbanística de Zambrana -valorada en 65 millones-; 2) Que a partir de ahí la empresa buscó otros 'negocios' y 3) Que la sociedad no tuvo mayor tráfico que el relacionado con la trama corrupta.

Éstas son las claves para desmontar la clave de bóveda de este caso.

1 - A nombre de las esposas de los políticos

El tribunal indica que no hay mayor indicio del interés en disfrazar la verdadera naturaleza de la empresa que el de que se creara a nombre de las esposas de los tres políticos, Ainhoa Bilbao (mujer de De Miguel), Iratxe Gaztelu-Urrutia (pareja de Ochandiano) y Araceli Bajo (cónyuge de Tellería). El control, en realidad, era cosa de ellos y, singularmente, de De Miguel, quien daba las instrucciones para que las ejecutase la contable de la mercantil, su hermana Aintzane.

2 - La denominación: las iniciales de los seis

¿Qué significa Kataia? Nada. Son las iniciales de las seis personas detrás de la empresa: Koldo, Aitor, Txitxo -como todo el mundo conocía a De Miguel-, Araceli, Iratxe y Ainhoa.

3 - La sede social: un almacén que luego se convirtió en 'txoko'

Mucho se ha hablado de la sede social de Kataia Consulting en el barrio de Ariznabarra de Vitoria. El local era del cuñado de Txitxo, Miguel Ángel Díaz Arana, un almacén de bebidas de su empresa distribuidora de comidas y bebidas, Irasar, no una oficina de una supuesta asesoría. Precisamente Díaz Arana y la hermana mayor de De Miguel, Eguzkiñe, fueron los avalistas para la entrada de un joven Txitxo en el PNV de Lanciego, desde donde creció hasta ser un influyente dirigente llamado a todo. Díaz Arana vendió el local a una sociedad gastronómica en la que luego él mismo y el político se metieron en una operación económica que, a simple vista, les resultó muy rentable a ambos. Pese a ello, la sede social siguió domiciliada allí, al igual que su empresa hermana, Errexal. Todavía hoy De Miguel es socio de esa sociedad gastronómica, aunque hace años que no la pisa.

4 - El primer ingreso, una comisión

Si Kataia Consulting se creó en la primavera-verano de 2005, cuando se pactó la entrada de Construcciones Riera en el proyecto de Zambrana y el pago de comisiones al intermediario de la operación, Josu Arruti, y al propio De Miguel, en septiembre obtuvo un primer ingreso de 130.000 euros. El primer ingreso ya era una mordida. Luego llegaron otros, bien a Kataia Consulting o bien a otras empresas controladas por De Miguel. Los nombres de ellas son: Kataia Consulting, Errexal, Ortzi Muga, Marratik, Ezkibel, Diru Kapital, Altzatebaita y Eskalmelo. Recuerda la sentencia que hay pruebas de que Txitxo no quería figurar en ellas, para lo que se valía de "testaferros" -así se cita textualmente en el caso de Eskalmelo- . Además, De Miguel era apoderado de una sociedad instrumental del PNV llamada Landaburu Etxea, la que gestionó la compra de la nueva sede del partido en Álava, en la Virgen Blanca de Vitoria, y en la que participaron algunos de los empresarios condenados también en este proceso.

5 - Otras entradas de dinero

Un análisis de las entradas de dinero de Kataia Consulting arroja las siguientes conclusiones:

A ello se le suman los fondos obtenidos en el resto de mercantiles de la trama. Había otros negocios que se frustraron, como otro pelotazo urbanístico en Frúniz (Bizkaia), la promoción de viviendas en la Costa del Sol o incluso la importancia de vino y miel de Argentina.

6 - Los trabajos: facturas falsas

La sentencia deja claro que no tenía medios ni humanos ni materiales esta empresa para justificar semejantes contratos. Incluso dando por bueno que, por ejemplo, asesoraran en Zambrana haciendo informes de impacto ambiental, tampoco la documentación existente permite justificar esas minutas. Eran facturas falsas para camuflar mordidas, según el tribunal.

7 - Los trabajadores: todo quedaba en familia

Como trabajadora de Kataia Consulting está identificada la contable, Aintzane de Miguel, hermana de Txitxo. Su prima, Ana Rodríguez, estuvo dada de alta unos meses haciendo unos trabajos de calidad para Construcciones Loizate que luego siguió desarrollando ya contratada para esa compañía. La tercera 'empleada' fue la suegra de De Miguel, con un sueldo de más de 30.000 euros aunque en realidad no realizara función alguna. Se ha interpretado como un indicio más de blanqueo de dinero. Todo quedaba en familia.

8 - Un Saab, una Fiat, 6.000 euros en joyas y viaje

En el juicio, un perito contratado por De Miguel, Víctor Benedito, defendió que el político no se había enriquecido y que no había incurrido en "liberalidades". Sin embargo, el dinero de las comisiones que entró a Kataia Consulting salió de la caja. ¿Para qué? La esposa de De Miguel explicó que extrajo 33.000 euros con los que la pareja se compró en 2005 un Saab. También se gastaron casi 6.000 euros en joyas y hay constancia de viajes a Extremadura, Benidorm o al balneario de La Perla en San Sebastián. La tarjeta Visa de la empresa se gastaba en 'pubs' y bares de copas de Vitoria. Asimismo, el matrimonio Tellería-Bajo cargó a la empresa las cuotas del 'leasing' de una Fiat Dobló Panorama.

9 - Las condenas y los billetes de 500 euros

De Miguel, Tellería y Ochandiano han sido condenados a penas de prisión por estar detrás de Kataia Consulting. También las esposas de Txitxo y Ochandiano, Ainhoa Bilbao e Iratxe Gaztelu-Urrutia, aunque podrán eludir la cárcel al tener penas de menos de dos años. No así Araceli Bajo. Las tres siguieron la estrategia de la Infanta Cristina en el 'caso Urdangarín' y aseguraron que, pese a figurar como administradoras, en verdad eran los maridos los que controlaban las operaciones económicas. Pero a Bilbao y Gaztelu-Urrutia les ha delatado que hicieron movimientos de grandes sumas. La segunda, por ejemplo, le entregó 60 billetes de 500 euros en plena calle a Txitxo. Bajo sólo ha recibido una condena a título lucrativo por el 'leasing' del monovolumen Fiat. La hermana, Aintzane de Miguel, ha quedado absuelta al enterderse que sólo "mecanizaba" las directrices de su hermano.

(+1) ¿Conocía el PNV Kataia Consulting?

En su ordenador personal, De Miguel almacenaba documentos que habían sido enviados al fax de Kataia Consulting en marzo de 2006 desde la sede del partido en Álava, ubicada entonces en Abendaño hasta que el propio político gestionó la operación de compra y reforma de un edificio histórico en plena Virgen Blanca de Vitoria, Landaburu Etxea. Es el caso de un expediente sobre una operación en Canarias. Pocos días después, según los informes de la Ertzaintza, quien todos conocían como Txitxo utilizó de nuevo el fax del PNV para enviar un informe sobre el proyecto de Zambrana, como prueba el documento adjunto del que se han borrado los datos personales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats