La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
'Las mentiras de Casado sobre la carne, el paro y el turismo', por Ignacio Escolar

Los proyectos de cooperación en África, en un continuo interrogante

Mujeres de Ruanda en el proyecto de empoderamiento. FOTO: Medicus Mundi Álava

Las mujeres de Kamony, un distrito administrativo de Ruanda, tienen un proyecto entre manos. Desde el 2007 está en marcha un plan de empoderamiento de mujeres a través de una cooperativa de productos agrícolas. Para 2016 debería finalizar, pero no será así ya que en 2015 se ha paralizado. ¿La razon? La falta de financiación por parte del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz -encargado de subvencionar este proyecto-. Al final podrá salir adelante, pero con retraso. En ese año de parón, las ruandesas "tuvieron que buscar recursos por otras vías", asegura Eduardo García Langarica, médico de formación y actualmente el Presidente de la Federación de Asociaciones de Medicus Mundi España.

La solidaridad que hace sonreír a África

La solidaridad que hace sonreír a África

Este es tan solo una de las consecuencias que provoca el descenso de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD). Esta contribución esta destinada a financiar proyectos y desarrollar económica y socialmente países en vías de desarrollo. Según la Ley Vasca de Cooperación, se debe destinar el 0,7% del PIB de Euskadi a la cooperación. Pero esta exigencia "no se cumple", según García Langarica. En el Informe 2014 'La salud en la cooperación al desarrollo y la acción humanitaria' presentado por Medicus Mundi, Médicos del Mundo y Prosalus, se muestra que en el conjunto de las instituciones públicas de Euskadi, "si bien hay un esfuerzo por mantener los fondos destinados a cooperación, se sigue incumpliendo la Ley".

Los datos del 2014 bien reflejan esta realidad: La Diputación de Bizkaia destinó un 0,29%, la de Gipuzkoa un 0,52% y la de Álava un 0,28%. Ninguno de ellos se acerca al mínimo establecido. El Ayuntamiento de Bilbao proporcionó un 0,39%, el de Donostia un 0,45% y el de Vitoria-Gasteiz un 0,91. La Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo -dependiente del Gobierno vasco-, un 0,34%. Y para 2015 el presupuesto es "mucho más bajo, cantidades insignificantes", denuncia García Langarica.

Flexibilizar los criterios

Pero el presupuesto no es la única traba con la que se encuentran estas tres ONG a la hora de intervenir en países subdesarrollados. Exigen que las instituciones flexibilicen los criterios necesarios para acceder a fondos destinados a proyectos en este continente. El problema es el siguiente: "el Gobierno vasco no aprueba proyectos en las que la contraparte seamos alguna ONG, exigen que la otra parte sea una local. No nos dejan presentar proyectos por nuestra cuenta", explica el médico. Pero, ¿cuál es el problema? Que en el continente "no hay estructura social, ni contrapartes locales. No existen. Normalmente se trabaja con el Ministerio o alguna ONG directamente, que es lo que pasa en proyectos de emergencia como el del ébola", explica el presidente de la organización. Por ello, a falta de esa otra parte local, piden poder "gestionar las cosas en el país de origen o enseñar a las personas autóctonas a hacerlo".

El 15% de la AOD debe destinarse a salud

La Comunidad Autónoma Vasca destinó en 2013 un 8,06% del total de la AOD, por debajo del 15% al que se comprometieron. Este dato sitúa a Euskadi como la sexta comunidad que menos apuesta por este sector.

Las ONG lamentan que "con estos presupuestos tan escasos e irregulares" no se pueda planificar proyectos a largo plazo. "Da mucha inseguridad y, si un proyecto dura más de un año, es difícil saber con cuánto presupuesto se va a contar, las cosas que se van a poder hacer o no", explica el Presidente de la Federación de Asociaciones de Medicus Mundi España. Por ello, desde las organizaciones exigen que "cumplan con la ley y destinen el 0,7% establecido".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats