El Gobierno vasco impone 69 sanciones a pisos turísticos: "En Euskadi no es un problema, pero debemos regularlo para poder convivir"

Turistas paseando por la parte vieja de San Sebastián

En Euskadi la llegada de los pisos y habitaciones turísticas a las ciudades y pueblos no supone un problema. Así lo ha confirmado la consejera vasca de turismo, Sonia Pérez, que ha asegurado que es "una modalidad que llega para quedarse" por lo que "hay que regularlo para poder convivir bien y mejorar la convivencia entre estos pisos y los vecinos".

Los pisos turísticos tienen ya una capacidad para 19.000 plazas en Euskadi frente a las 30.000 de los hoteles

Los pisos turísticos tienen ya una capacidad para 19.000 plazas en Euskadi frente a las 30.000 de los hoteles

Y es que, desde finales de 2018, el departamento de Turismo del Gobierno Vasco ha impuesto un total de 69 sanciones a viviendas y habitaciones turísticas. Estas sanciones han sido en un 96 % graves, por lo que sus propietarios han tenido que pagar una multa de entre 10.000 y 100.000 euros.

Las sanciones principales en este tipo de casos se dan por la publicidad engañosa de las viviendas a través de las plataformas digitales -que una casa esté en peores condiciones de lo anunciado, haya menos espacio de lo indicado, etc.-, porque se permita la entrada de más personas de lo establecido en un primer momento -si es un piso u habitación de dos personas que no admitan más- que no esté inscrito en el registro oficial o que no tenga seguro de responsabilidad civil.

En uno de los casos más llamativos, un único propietario contaba con tres pisos en situación ilegal, por lo que la sanción en su caso ha sido de 30.000 euros. A pesar de ello, el vicenconsejero, Goyo Zurro, ha asegurado que la mayoría de las propiedades pertenecen a "individuos" o a "pequeños empresarios".

Las plataformas digitales, cada vez más colaborativas

En cuanto a las plataformas digitales que permiten el alquiler de estas viviendas o habitaciones, Pérez ha señalado que "cada vez colaboran más" con la administración y están empezando a desempeñar labores de comercialización y gestión, "lo que redunda en un servicio de calidad y que cumple los requisitos legales".

Ha destacado como empresa colaborativa a Booking, mientras que ha criticado que es difícil lograr una comunicación con Airbnb ya que "resulta complicado contactar con ellos y no muestran ninguna colaboración".

Tendencia a la "estabilización"

El registro de viviendas y habitaciones turísticas en Euskadi se ha situado en febrero de 2020 en 3.706 alojamientos, de los que 2.236 se encontraban en las tres capitales y 1.470 en el resto del territorio. Respecto a la evolución de las cifras recogidas en el registro vasco, Sonia Pérez ha destacado que desde el salto que se produjo de 2016 a 2017, cuando se pasó de 784 a 2.454, su departamento ha constatado "una cierta depuración" a partir de la entrada en vigor del decreto regulador, lo que se ha traducido en una tendencia a la "estabilización" en los últimos dos años, tras cerrar 2018 con 2.900, con medio año de vida de la normativa, y 2019 con un total de 3.683, dos meses después, a fecha de 14 de febrero, con un total de 3.706 inscritos.

A juicio de Pérez, estas cifras indican que el sector se va profesionalizando y adquiriendo un grado de maduración cada vez más importante con una tendencia a la estabilización". En cuanto a las altas y bajas, en el primer aspecto se ha detectado "una ralentización y aunque no se ha llegado al tope, se ha llegado a unas cifras más estables".

Por ese motivo, desde el departamento consideran que la cifra de alojamientos turísticos crecerá, pero en la línea del aumento que registre el turismo en Euskadi, aunque "ya no serán las subidas tan significativas como se dieron a partir de 2017, antes de desarrollar la normativa sobre este tipo de alojamientos".

En cuanto a la distribución por territorios, el 56 % de los alojamientos está en Gipuzkoa y también su capital, San Sebastián, registra la mayor cifra, con 1.438 de las 2.085 registradas en suelo guipuzcoano. Por el contrario, el 33 % de las habitaciones disponibles están en Bilbao, mientras que en Bizkaia, con 1.455 alojamientos totales, la distribución de los alojamientos turísticos entre la capital vizcaína y el resto del territorio es más equilibrada, con el 51 % (737 alojamientos) ofertados en Bilbao, y el 49 % restante repartido por el resto del territorio. En Álava hay 166 alojamientos, de los que 61 se encuentran en Vitoria. En San Sebastián, la cifra de habitaciones disponibles es solo del 11% del total de alojamientos ofertados, frente al citado 33% de Bilbao.

Buzón de quejas contra el fraude

En noviembre del año pasado el departamento creó un buzón online de quejas anónimas contra el fraude, para que los ciudadanos pudieran denunciar las viviendas turísticas que considerasen ilegales o fraudulentas sin realizar los trámites habituales. Desde que se puso en marcha se han contabilizado un total de 255 quejas anónimas, de las cuales 47 no han podido ser tramitadas porque los datos aportados por los denunciantes eran erróneos o no coincidían con ninguna vivienda.

La diferencia principal entre denunciar una vivienda fraudulenta de manera anónima por internet o por la vía tradicional, según han explicado, es que de la primera forma el denunciante no tiene por qué saber en qué acaba el procedimiento y se trata de una solicitud totalmente anónima, mientras que en las denuncias por la vía tradicional, el denunciante está presente en todo el proceso y conoce en qué concluye.

Etiquetas
Publicado el
17 de febrero de 2020 - 19:49 h

Descubre nuestras apps

stats