La portada de mañana
Acceder
Los médicos avivan las protestas y señalan el “punto crítico” de la sanidad pública
Guinea Ecuatorial: “En España hay gente poderosa que sostiene a Obiang”
OPINIÓN | "Reprobar a Montero y callar ante Ayuso", por Esther Palomera

Ayudas de 19 millones para agricultores por la sequía salen adelante pese a la abstención de Unidas Podemos

A duras penas se han podido regar algunos cultivos, no todos

elDiarioex


0

La convalidación de dos decretos leyes autonómicos que recogen ayudas por valor de 19 millones de euros para agricultores, explotaciones agrícolas y pymes de los sectores del arroz y el maíz afectados por la sequía y las repercusiones de la guerra de Ucrania, será respaldada este jueves por la Asamblea de Extremadura, pues PSOE, PP y Cs han anunciado su apoyo, mientras que Unidas por Extremadura se abstendrá.

A pesar de este amplio respaldo, los grupos de la oposición han sido críticos al entender que hay discriminaciones entre los sectores.

A juicio de la portavoz de Unidas Por Extremadura, Irene de Miguel, el decreto-ley de la sequía es “una chapuza, injusto y desigual”, y discrimina a muchos productores que no pudieron cultivar. Una denuncia de discriminación que también ha elevado Ciudadanos (Cs).

“Ustedes han ninguneado a otros cultivos que han sufrido restricciones y que no han tenido una campaña normal, como el tomate, entre otros”, ha dicho De Miguel dirigiéndose a la consejera de Agricultura, Begoña García.

Aunque Ciudadanos ha anunciado que respaldará ambos decretos, su diputado Fernando Baselga ha expuesto que “más vale pájaro en mano”, en alusión al dinero que se destina, aunque ha advertido que la UE podría pedir la anulación y devolución de las ayudas.

Desde el PP, su diputado Diego Sánchez ha apuntado que, si bien su grupo respaldará los dos decretos, “lo más indicado sería tramitarlos por proyecto de ley para mejorarlos atendiendo a las aportaciones elevadas desde las organizaciones agrarias”.

“Se ha priorizado a los que peor lo han pasado”, han defendido desde el PSOE, que ha puesto en valor el “inmenso esfuerzo” acometido a la hora de presupuestar estas ayudas. 

El primer decreto-ley, con un importe de 12 millones de euros, regula una subvención destinada a sectores que se han visto especialmente afectados por las repercusiones de la invasión rusa en Ucrania, con precios al alza de los insumos, fertilizantes y piensos, y que han generado problemas de liquidez a los agricultores y pequeñas empresas rurales que se dedican a la transformación y comercialización de productos agrícolas.

Dicho decreto contempla dos líneas de ayuda, una destinada a los agricultores pertenecientes al sector del arroz y otra para pymes agroalimentarias presentes en la cadena de valor de este cultivo.

En cuanto a la primera, serán beneficiarios los titulares de explotaciones agrarias con recintos validados de barbecho en 2022 en aquellas superficies del Sistema de Información Geográfica de Parcelas Agrícolas (SIGPAC) que fueron declaradas y validadas como cultivo de arroz en 2021 y que cumplan una serie de requisitos.

La cuantía de la subvención será la de un importe a tanto alzado de 500 euros por hectárea, con un máximo de 15.000 euros por titular de explotación.

A la segunda línea de ayudas pueden optar las personas titulares de pequeñas y medianas empresas cuya actividad sea el secado y/o posterior procesado y/o comercialización de arroz, con origen en la región y cuyo volumen de negocio en dicho sector haya disminuido en más de un 50 % respecto del año anterior.

Las pymes dedicadas al secado del arroz podrán recibir 75.000 euros cuando las toneladas de secado en la campaña 2020-2021 se estableciera en hasta 5.000 toneladas y de 100.000 euros si supera esta cifra. En el caso de que la actividad principal de la empresa sea el procesado posterior y comercialización del arroz, la ayuda será de 100.000 euros.

El segundo decreto-ley debatido regula una subvención destinada a los titulares de las explotaciones agrícolas del sector del arroz y el maíz afectadas por la sequía meteorológica en determinadas comarcas agrarias de la región.

Estas ayudas cuentan con un crédito extraordinario de 7 millones de euros con cargo al presupuesto de la Consejería y están acogidas al régimen de mínimis en el sector agrícola establecido por la UE.

Los beneficiarios serán los titulares de explotaciones agrarias con recintos declarados y validados de barbecho en 2022 en aquellas superficies del SIGPAC que fueron declaradas o validadas como cultivo de maíz en la campaña 2021 en la zona regable oficial del Canal de Orellana, los cuales recibirán una ayuda de 400 euros por hectárea.

En cuanto a las explotaciones de esta zona de Orellana, validadas con cultivos diferentes a barbecho, arroz, tomate, maíz y cultivos permanentes en 2022 y validadas como cultivos de maíz en la campaña 2021, percibirán una cuantía de 300 euros por hectárea.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats