La contaminación en China vuelve a niveles preCOVID y Europa va de camino

La contaminación en China supera la del año pasado tras vuelta a la actividad

Una de las consecuencias positivas de la crisis del coronavirus ha sido la reducción en los niveles de contaminación de muchos países, pero ahora esos datos se vuelven a revertir. China registra otra vez niveles previos al inicio de la pandemia.

Científicos italianos estudian la presencia de coronavirus en partículas de contaminación de zonas industriales y urbanas

Científicos italianos estudian la presencia de coronavirus en partículas de contaminación de zonas industriales y urbanas

Datos del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (Crea, por sus siglas en inglés) recogidos por The Guardian muestran que la concentración de partículas finas (PM 2.5) y de dióxido de nitrógeno (NO2) en China están ahora en los mismos niveles que hace un año. Mientras que en el mes de marzo, los niveles de NO2 se redujeron un 38% respecto a 2019 y un 34% en el caso de las partículas finas en ese mismo periodo.

En Wuhan, donde se originó el brote de coronavirus, los niveles de dióxido de nitrógeno ahora son solo un 14% más bajos que el año pasado, habiendo disminuido brevemente a casi la mitad. En Shanghai, son un 9% más altos que el año pasado.

Lauri Myllyvirta, analista del Crea, apunta a que este "rápido repunte en la contaminación y el consumo de carbón en China es una advertencia temprana de lo que supondrá un repunte liderado por la industria manufacturera". Añade además, que las industrias más contaminantes han sido las que más rápido se han reincorporado al trabajo tras la crisis por lo que "es esencial que los dirigentes implante políticas que prioricen las energías limpias".

En Europa, la contaminación también se ha visto reducida. Datos del Servicio de Monitorización Atmosférica Copernicus (Cams), que rastrea la contaminación en 50 ciudades europeas, muestran que en 42 de ellas los niveles de NO2 registrados estuvieron por debajo del promedio en marzo. Londres y París tuvieron reducciones del 30% en dióxido de nitrógeno, un contaminante que se produce principalmente en vehículos diésel.

Distinguir los cambios en la contaminación ocasionados por el confinamiento, y el consecuente levantamiento de las restricciones, de otros factores como el clima o la interacción química de los gases es complejo. Los expertos esperan que la contaminación vuelva a valores anteriores, aunque todavía no han podido demostrarlo. "Aún está por ver, ha explicado Vincent-Henri Peuch, director del Cams, no sabemos cómo va a cambiar el comportamiento de las personas, por ejemplo, evitando el transporte público y confiando más en sus coches o continuando con el teletrabajo".

Gary Fuller, un experto en contaminación del aire del Kings College de Londres, ha explicado que "en lugar de olvidar este periodo, hay que garantizar que la recuperación global deja un legado sostenible". "Las Naciones Unidas y los activistas ambientales están instando a los gobiernos a 'reconstruir mejor, invertir en el futuro y no en el pasado'", apunta.

La contaminación del aire causa al menos 8 millones de muertes tempranas al año. Está relacionada también con enfermedades pulmonares y cardíacas, e incluso podría provocar diabetes. Por otro lado, hay estudios que relacionan este factor con un mayor riesgo de muerte por coronavirus, por lo que los expertos han hecho un llamamiento a mantener bajos los niveles de polución de cara a una posible segunda ola del virus y la ampliación de ciclovías y espacios peatonales en las ciudades.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2020 - 15:13 h

Descubre nuestras apps

stats