La portada de mañana
Acceder
La escalada de hospitalizaciones dispara la alarma entre el personal sanitario, agotado tras meses de epidemia: “Si viene la segunda ola no sé cómo aguantaremos”
Los profesores tratan de blindarse para que no les responsabilicen de los contagios ante una “vuelta al cole caótica”
Seis meses de lucha contra un enemigo invisible y todavía estamos muy lejos de cantar victoria

Madrid pronostica que hasta el 13% de usuarios del transporte público se pasarán al privado

Circulación en la M-30 durante el estado de alarma. / Joaquín Cochero

Los pronósticos del Ayuntamiento de Madrid sobre el uso del coche privado tras la crisis del coronavirus son muy poco halagüeños. Aunque el número de desplazamientos caerá (como pasó con la crisis de 2008), el Consistorio prevé que entre el 10 y el 13% de personas que usaban el transporte público opten por el vehículo personal. "Es un deslizamiento muy relevante", ha valorado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en un seminario organizado por Executive Forum.

Carabante ha advertido de que Madrid puede sufrir la "tormenta perfecta" si hay más coches y, además, están menos ocupados por el miedo a compartir con otros. La ocupación media por vehículo en Madrid ya era baja antes de la crisis: 1,34 usuarios por coche frente al 1,7 de Barcelona. En la capital circulan a diario 2,8 millones de vehículos de los 3,5 millones que componen el parque móvil.

El Ayuntamiento cuenta también con que el número de desplazamientos totales en la ciudad en la etapa previa a la COVID, unos 10 millones, van a reducirse casi un 20% porque "la actividad empresarial no se va a recuperar de inmediato". Esto supone, ha dicho Carabante, volver a niveles de la crisis de 2008.

Durante el estado de alarma, el uso más o menos equilibrado de transporte público y privado en Madrid (35% cada uno) se ha desbarajustado. El porcentaje de desplazamientos en coche representan el 44% frente al 22% en autobús o metro. El delegado ha explicado esta variación por la "percepción de más riesgo" y la "economía del tiempo" al haber menos tráfico.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad ha insistido en el mensaje que lleva semanas enviando la corporación municipal para promocionar el transporte colectivo. La movilidad tiene que "pivotar necesariamente sobre el transporte público", ha asegurado Carabante. Dentro de esta estrategia, que surge por la preocupación por el aumento de coches, se encuentra la ampliación en 45 kilómetros de los carriles bus de manera provisional. El delegado ha descartado, no obstante, que este espacio exclusivo para el autobús vaya a permanecer en el tiempo.

El Consistorio ha anunciado también este miércoles el desembarco de 4.800 bicicletas eléctricas de operadores privados que competirán con BiciMad y van a multiplicar por tres, a finales de año, la oferta en la ciudad. Es una medida para promocionar la movilidad ciclista que no ha ido acompañada, sin embargo, de más carriles bici como reclaman los colectivos. Ni siquiera temporales.

Etiquetas
Publicado el
3 de junio de 2020 - 13:41 h

Descubre nuestras apps

stats