La Consejería de Sanidad se negó a alojar en un hotel a un médico de una residencia mientras hospedaba a un asesor de Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid anunció el 21 de marzo que pondría a disposición de los sanitarios de la región habitaciones de hoteles cedidos para que se alojaran mientras combatían a la COVID-19. Era una forma de evitar que contagiasen a sus familiares y a las personas de su entorno más cercano mientras atendían a los pacientes con coronavirus en el peor momento de la pandemia, cuando los hospitales se encontraban ya al borde del colapso y los positivos en Madrid estaban disparados. Sin embargo, este servicio que la Comunidad presidida por Isabel Díaz Ayuso ofreció públicamente a los sanitarios y del que disfrutó uno de los asesores más cercanos a Ayuso –su jefe de Secretaría, Álvaro Sanz– no estaba al alcance de todos.

Ayuso asegura que ha abandonado los aparthoteles de Sarasola: "Me he ido, dije que sería en la fase 1"

Ayuso asegura que ha abandonado los aparthoteles de Sarasola: "Me he ido, dije que sería en la fase 1"

Fue el caso de Rafael (nombre ficticio porque prefiere mantener el anonimato) que fue contratado por la Consejería de Sanidad el 22 de abril para reforzar la atención sanitaria en una residencia con discapacidad en Alcalá de Henares.

El centro al que Rafael iba a incorporarse a trabajar se había quedado sin su médico titular después de que diera positivo por la COVID-19. La residencia se puso entonces en contacto con Sanidad que contrató a Rafael para hacer esa sustitución. En esas fechas, el departamento que dirige el consejero Enrique Ruiz Escudero ya se había hecho con el control de las residencias de la región después de que Ayuso anunciase a finales de marzo un "mando único" en la gestión de estos centros y quitase estas competencias a la Consejería de Políticas Sociales, controlada por Ciudadanos. Por eso, cuando la residencia se quedó sin facultativo fue a Sanidad a quien pidió ayuda para cubrir esa baja que se gestionó a través de la mutua –con quien había cerrado un acuerdo para el refuerzo de sanitarios en estos centros–.

Este médico, cuenta a eldiario.es, solicitó entonces poder acceder a una de las habitaciones que los hoteleros habían cedido al Gobierno regional. Rafael temía poder contagiar a los compañeros con los que compartía piso ya que iba a estar en contacto con personas contagiadas. La residencia que atiende a personas con discapacidad contaba ya en ese momento con 15 pacientes positivos, además de la directora del centro y el facultativo que tuvo que irse de baja. La residencia trasladó la solicitud del médico a Sanidad, que la denegó.

"Nos dijeron que teníamos que ser nosotros quienes le consiguiéramos un alojamiento", explica Helio Gascueña, presidente de Aphisa, la asociación que gestiona la residencia. "Eso no hubiera sido un problema, lo habríamos pagado porque necesitábamos el refuerzo, el médico era prioritario, el problema estaba en que era imposible conseguir una habitación en un hotel de Madrid porque estaban cerrados", lamenta.

La Consejería de Sanidad estaba ya gestionando 22 hoteles destinados al descanso de sanitarios, pero se desentendió del problema. Esta situación retrasó tres días la incorporación de Rafael al puesto de trabajo. Finalmente pudo entrar a trabajar gracias a la actuación de la Consejería de Políticas Sociales que dirige Alberto Reyero. "La solución vino por parte de la Políticas Sociales, el viceconsejero Javier Luengo se puso en contacto con nosotros y nos buscó una alternativa", explica visiblemente agradecido Gascueña.

Rafael acabó alojado finalmente en un apartamento cedido por la multinacional Ikea para trabajadores de residencias. "Se portaron fenomenal ya que además de la estancia sufragaron mis desplazamientos al lugar de trabajo y pagaron todas mis comidas", cuenta este médico.

eldiario.es ha preguntado a la Consejería de Sanidad sobre los motivos por los que rechazaron alojar a Rafael en uno de los hoteles cedidos para sanitarios. Un portavoz del área defiende que estas habitaciones solo estaban disponibles para médicos y enfermeros de centros sanitarios, es decir, hospitales y ambulatorios. "Nosotros habilitamos hoteles de descanso para los profesionales sanitarios de centros sanitarios", justifican.

La versión de Sanidad contrasta con el hecho de que por esas fechas el Gobierno regional dispuso de una de las plazas de los 22 hoteles habilitados para sanitarios para un alto cargo de la Comunidad de Madrid. El jefe de Secretaría de la presidenta madrileña, Álvaro Sanz, estuvo alojado en uno de estos hoteles cedidos para personal médico, como publicó infoLibre y reconoció este miércoles Isabel Díaz Ayuso en rueda de prensa.

La dirigente del PP justificó la estancia de "tres o cuatro semanas" de su asesor en un hotel cedido para sanitarios en que Sanz convivía con sus padres octogenarios por lo que su equipo optó por esta medida de "precaución". Ayuso no aclaró sin embargo quién va a pagar esta estancia de su jefe de Secretaría. La noticia ha indignado al centro, que recuerda que por no poder ofrecer una estancia al médico estuvo tres días sin facultativo. "Estas cosas molestan bastante. El personal sanitario lo ha dado todo y ha puesto en riesgo a su familia, para que luego se utilicen los recursos para otro fin".

Etiquetas
Publicado el
28 de mayo de 2020 - 22:36 h

Descubre nuestras apps

stats