Huelga de los conductores de Metro para junio por el problema del amianto

El Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid (SCMM) y Comisiones Obreras (CC.OO.) continúan su lucha contra el amianto en el Metro de Madrid. Aún a la espera de la ratificación de la huelga por parte de los trabajadores en la asamblea del próximo 24 de mayo, los sindicatos han convocado paros para los días 1, 4, 8 y 15 de junio como protesta por la gestión de la empresa.

Además de las jornadas de huelga, sus acciones incluyen una concentración frente a la Asamblea de Madrid el último día, el 15 de junio. Además, piden que se amplíen los reconocimientos médicos a la totalidad de la plantilla para que todos los trabajadores puedan conocer si la exposición al amianto ha podido afectar a su salud.

En un comunicado, ambos sindicatos llaman a los conductores de Metro de Madrid a realizar paros los días 1, 4 y 8 de junio en dos turnos: tanto de mañana, desde las 6 hasta las 10:15; como de tarde, desde las 13:20 hasta las 21:30 horas. En cuanto al día 15 de junio, demás de huelga de 11:30 a 14:30, hay programada una concentración a las puertas de la Asamblea de Madrid.

La principal queja de los sindicatos es que desde Metro de Madrid solo se han realizado estudios sobre la repercusión del amianto sobre la salud en un reducido número de trabajadores y que, según su criterio, es algo que debería realizarse a cualquier empleado que libremente lo desee, tanto por su seguridad personal como por prevención y salud.

Hasta el momento, son tres los trabajadores del Metro de Madrid con enfermedad profesional como consecuencia de la exposición a fibras procedentes del amianto y otros dos casos se están en investigación en exempleados de la compañía.

Además, el Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid vuelve a hacer hincapié en su petición histórica, la que ha motivado la mayoría de las jornadas de paros previas a la preocupación por el amianto: que Metro de Madrid reconozca su categoría profesional como "Maquinistas de tracción eléctrica".

Igualmente, hacen hincapié en la falta de maquinistas, que lleva aparejado un empeoramiento de la calidad del servicio que ofrece Metro de Madrid a los pasajeros; el incumplimiento del convenio, la necesidad de crear empleo en todos los colectivos y un incremento en la seguridad de los maquinistas tras constantes agresiones sufridas en sus puestos de trabajo.

Retirada de amianto en Gran Vía y otras tres estaciones

Por su parte, Metro de Madrid ha anunciado su intención de cerrar este verano cuatro estaciones del suburbano madrileño (entre ellas la de Gran Vía, que implicará cortes entre esta parada y la de Tribunal para poder retirar todo el material peligroso).

Ya se han identificado varios materiales del suburbano madrileño con amiantos y algunos de ellos se encuentran en los trenes serie 2000 A, que funcionan en la línea 1 y parte de la línea 5, además de en algunas de las instalaciones a las que solo tienen acceso los empleados del Metro y uralita en los techos de algunas estaciones por las que transitan los viajeros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps