Vecinos, «una especie en peligro de extinción» en el Centro de Madrid

Presentación de la campaña 'Vecinos en peligro de extinción' | SOS MADRID CENTRO

La Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Madrid Centro, de la que forma parte la Asociación de Vecinos de Chueca (AVChueca), acaba de poner en marcha la campaña ‘Vecinos en peligro de extinción’ para denunciar las amenazas que persiguen a los residentes del corazón de Madrid.

Dirigida a los candidatos a las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26 de mayo, la plataforma vecinal señala que, al igual que otras especies animales como el oso pardo o el lince ibérico, "las tribus del Amazonas, los vecinos de Venecia, la Barceloneta o el centro de Málaga", los vecinos del casco histórico también están "en peligro de extinción".

Entre los responsables de esta amenaza señalan al turismo y el ocio, que avanzan "desde hace años de manera descontrolada y puede acabar con nuestro hábitat", pero también con la esencia del centro histórico madrileño que "se ha ido construyendo a lo largo de los siglos por sus habitantes".

Para ello, piden soluciones y reclaman un plan en el que se proteja tanto a quienes viven en Centro como al propio centro histórico de Madrid y un estatuto "que renueve nuestros derechos y los de la propia ciudad", impidiendo que sean los turistas y los especuladores quienes "acaben diseñando el futuro de nuestra ciudad".

Con esta campaña ciudadana quieren que se provoque un debate en el que se reflexione sobre la importancia de que el Centro no pierda su carácter residencial, porque los vecinos son "el alma de la ciudad" y, sin ellos, el Madrid histórico quedaría reducido "a un decorado, a un escaparate sin alma".

HENAR CASADO GARCIA

Es cierto, cada vez hay más gente arrastrando maleta y que yo me pregunto: ¿A donde van, sino hay un hotel por aquí?, más terrazas que solo producen suciedad, papeles por el suelo y "mierda" (en una palabra) por todos los sitios. A mí me encanta Madrid, me gusta mi barrio, siempre he pensado que era como un pequeño pueblo, donde te terminan conociendo en las tiendas a las que vas, etc. etc., donde salías por la mañana temprano y hablabas con el barrendero, ahora sales por la mañana y solo ves suciedad porque esta "especie" ha desaparecido de nuestros barrios. Donde podías tomarte algo a la hora del vermut el sábado cuando volvías del mercado con tu carrito cargado de cosas ricas, ahora tienes que ir a las 11 de la mañana porque sino solo puedes sentarte para comer. Efectivamente eres un extraterrestre en tu propio barrio. A mi me produce mucha tristeza cuando me siento que me asalta el pensamiento de "Madrid me está cansando, cuanta gente..."
Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2019 - 23:25 h

Descubre nuestras apps

stats