Región de Murcia Blogs y opinión

La portada de mañana
Acceder
El PP refuerza su bloqueo de las instituciones tras la decisión del Constitucional
Mapa - Los hospitalizados se multiplican hasta por nueve en la mitad de las provincias
Opinión - Pedro en Wonderland, por Rosa María Artal

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

Los abuelos no tienen bancos

Un hombre se dispone a sacar dinero en un cajero automático en la oficina principal del BBVA, debido al cierre de esta por la huelga convocada este miércoles para protestar por los despidos que plantea esta entidad bancaria a nivel nacional.

0

En mi barrio hace tiempo que dejaron de haber bancos, han ido desapareciendo uno tras otro y, tras ellos, han ido cerrando las tiendas. Ya no tenemos el remolino de la gente a la puerta del quiosco, ni tampoco a los abuelos esperando en la cola para sacar con su libreta, pagar o hacerle el ingreso al hijo para que llegue a fin de mes.

La cosa no sería grave si en el barrio contiguo quedará algún banco, pero tampoco. Las esquinas que estos ocupaban se han ido quedando vacías e incluso los cajeros también están desapareciendo. Cómo ha cambiado el mundo. Recuerdo cuando los propietarios de bajos rezaban porque un banco se los alquilara o les hiciera una promesa de compra. Ahora los tienen vacíos y sin compromiso y ahí vemos a los abuelos haciendo su recorrido al centro para sacar su dinero, hacer sus ingresos y pelearse con los cajeros que cada vez tienen condiciones más leoninas para todos en las que pagas por ingresar, hacer transferencias y no tengas prisa, que las colas son más largas que un día sin pan.

España, paradójicamente, es un país bancarizado que, a pesar de ello, flota en una economía sumergida. La industrialización de este país descansa en la aparición de un sistema bancario: los créditos dejaron de ser a la usura y conllevar en ocasiones algunas demandas que nada tenían que ver con el interés económico. La posibilidad de gestionar estos dentro de marcos legales y no por los caciques de turno permitió levantar la economía del país, un producto en el que mucho tuvieron que ver las Cajas de Ahorros cuyo papel andan estudiando en profundidad los historiadores de la economía: desde su auge hasta su caída relatada en los pleitos varios. Sin embargo, ese proceso de bancarización ha traído consigo una dependencia brutal de las oligarquías bancarias que tienen un dedo en cada pastel, incluidos los medios de comunicación, de ahí que se hable poco de sus despidos, sus operaciones de prejubilación a nuestra costa, sus reducciones de plantillas pagadas con nuestras ayudas y un largo etc.

La restructuración bancaria ha conducido, de un lado a una eliminación de los costes fijos por trabajador y los gastos por sucursal en los lugares donde más se necesitan pero menos rentable son, el consabido viaje hacia la digitalización constante, pero si el recorte fuera poco, mientras no dejan de declarar beneficios, los bancos han decidido castigar a quien ingresa poco cobrando por usar unos servicios que el gobierno requiere: una cuenta para cobrar la beca, pagar la luz, el agua, y unos horarios imposibles para hacerlo para que el usuario acabe abriéndose la famosa cuenta que acaba costando más que los recibos a pagar.

España no es Italia, donde descubrí que, a pesar de tener una nómina, abrir una cuenta me era imposible y que se podía vivir cobrando el mes en caja y pagando los recibos en el banco. Un atraso pensé, un adelanto pienso ahora que empiezo abogar por recuperar un banco público para dar servicio a la población. Eso o dotar al Banco de España de medios para poner coto a las comisiones abusivas a los que todos nos hemos enfrentado alguna vez para pagar en caja sufriendo, no solo colas, sino también la pesadilla de los teléfonos. Pues si sufren en lo público, entren a un banco a esperar su turno y a que les atiendan sin condescendencia si tienen algún problema, dificultad que se multiplica por dos si, encima, eres pobre. La pandemia nos ha lanzado a la digitalización, a un mundo sin dinero físico, donde las tarjetas son un teléfono, aunque no para todos. Recordemos que cuanto más difícil sea el acceso al sistema bancario y más barreras se pongan a los que menos tienen peor nos irá como sociedad. Cuidado que ésto no va solo de abuelos, sino también de jóvenes y su futuro.

Sobre este blog

Murcia y aparte es un blog de opinión y análisis sobre la Región de Murcia, un espacio de reflexión sobre Murcia y desde Murcia que se integra en la edición regional de eldiario.es.

Los responsables de las opiniones recogidas en este blog son sus propios autores.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
24 de junio de 2021 - 09:04 h

Descubre nuestras apps

stats