Javier Esparza seguirá al frente de UPN tras imponerse al diputado Sergio Sayas en el congreso del partido

Na+ cree "impresentable" que se haga un "trueque político" con presos de ETA

No ha habido sorpresa y Javier Esparza ha sido reelegido presidente de Unión del Pueblo Navarro (UPN), partido al que llegó a su dirección en 2015 tras la dimisión de Yolanda Barcina meses después de que esta dejara la presidencia de Navarra. Esparza se ha impuesto con un 58,29% de los votos al otro candidato, el diputado en el Congreso Sergio Sayas, que veía necesaria una renovación del partido.

Esparza repite así como presidente del partido tras ser reelegido en un congreso que era "un examen para mí después de cuatro años difíciles", ha reconocido, y ha asegurado que "UPN es ahora un partido más fuerte que antes del congreso y más fuerte que el de 2015". El líder de la formación llegaba a este congreso tras haber perdido por segunda vez consecutiva las elecciones al Parlamento de Navarra, esta vez bajo las siglas de la coalición con PP y Ciudadanos Navarra Suma, de la que fue su principal impulsor.

Enfrente ha tenido al diputado en el Congreso de los Diputados Sergio Sayas, que se presentaba al liderato del partido "para recuperar las siglas de UPN" y que ha obtenido un 41,7% de los apoyos de los afiliados. Tras conocer los resultados ha señalado que el resultado refleja "que hay cosas que tienen que cambiar y que hay gente que quiere que cambien", por lo que ha afirmado que tendrá "la mano tendida para hablar, para escucharnos más".

En total, han participado en la elección 1.774 afiliados, el 67,42% del total de 2.631 personas que conformaban el censo. A Javier Esparza le acompañarán en su equipo al frente del partido el alcalde de Pamplona, Enrique Maya como vicepresidente y Yolanda Ibáñez como secretaria general.

El futuro de Navarra Suma

El reelegido presidente de UPN, Javier Esparza, fue en 2019 el principal impulsor de la coalición Navarra Suma tras llegar a un acuerdo con PP y Ciudadanos para presentarse en una lista conjunta tanto en las elecciones generales de abril y luego de noviembre de 2019, como en las municipales y autonómicas de mayo del mismo año. Una coalición que si bien sirvió para recuperar algunas alcaldías perdidas en las municipales de 2015, no fue suficiente para hacerse con la presidencia de Navarra, principal objetivo de la marca Navarra Suma. El futuro de la coalición parece estar ahora en el aire de cara a futuras elecciones, tal y como ha reconocido Javier Esparza.

En una entrevista EFE la semana pasada, el recién reelegido presidente señaló que "cuando haya nuevas elecciones, analizaremos los datos que haya en ese momento y plantearé cuál es la mejor opción" para que decida la militancia. "Serán los afiliados quienes tengan la última palabra sobre acuerdos electorales y pactos de gobierno, "dándoles así el máximo poder de participación y decisión en las cuestiones de mayor relevancia para nuestro partido", apuntó.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats