La portada de mañana
Acceder
El sueldo de los profesores de Religión que paga el Estado bate su récord
Dos años de la causa que empezó con “rumorología” y terminó buscando niñeras
OPINIÓN | 'Echar leña al fuego', por Marco Schwarzt

San Fermín como termómetro de la inflación en el turismo: los hoteles de Pamplona suben un 10% respecto a 2019

Dos turistas en una calle del centro de Pamplona.  EFE/ Jesús Diges

Tras dos años de suspensión por la pandemia, Pamplona recupera este 2022 los Sanfermines, su principal escaparate internacional. En el plano económico, desde este miércoles a mediodía y durante ocho días, la capital de Navarra será un reflejo de la escalada inflacionaria, aunque ello no parece estar retrayendo a la demanda. Los hoteles, completos a más del 95%, prevén niveles de ocupación anteriores a la COVID-19 con la llegada de cientos de miles de turistas. Son ya pocas las habitaciones libres del 6 al 14 de julio, y menos todavía por debajo de los mil euros por noche, el SMI mensual. El sector turístico hace su particular agosto durante esta semana, que en muchos casos representa más de un 20% de la facturación de todo el año, en la que se llega a multiplicar hasta por siete el precio de las habitaciones en comparación con otros días del año. El dato frío es que, de media, se apunta a una subida del 10% en las estancias con relación a las últimas fiestas.

Los colectivos antitaurinos recuperan sus protestas antes de los Sanfermines: "La tauromaquia es prehistórica"

Los colectivos antitaurinos recuperan sus protestas antes de los Sanfermines: "La tauromaquia es prehistórica"

Entonces, en 2019, el precio medio de una habitación en el centro de Pamplona en un hotel de tres o de cuatro estrellas rondaba los 380 euros por noche, según señala a este periódico Sara Martínez, presidenta de la asociación de hoteles de Pamplona.

Tres años después el precio asciende a 420 euros por noche, según esta misma fuente. La subida también se nota en los alojamientos más alejados del Casco Viejo de la ciudad. En la comarca de Pamplona el precio medio de una habitación en 2019 fue de 240 euros, hoy asciende a los 260 euros (+8,3%).

Pero las medias encierran otras cifras. Un año más, la noche más cotizada y la más cara es la del día 6, cuando dan comienzo las fiestas tras el lanzamiento del chupinazo a mediodía. Los precios superan los 1.500 euros en algunos establecimientos. Es el caso del Gran Hotel La Perla, que presume de haber hospedado durante años al artífice de la internacionalización de los Sanfermines, Ernest Hemingway.

El precio de una habitación doble con balcón a la calle de la Estafeta, por la que los toros corren detrás de los mozos cada mañana del 7 al 14 de julio, cuesta 1.600 euros la noche. El salario medio de Navarra se situó en 2021 en 1.887 euros. Esta habitación, como todas las demás en este hotel, ha sido reservada. Solamente queda una: una 'suite' de más de 50 metros cuadrados que está disponible por 3.125 euros... sin desayuno.

Los precios para la primera noche también son elevados en otros hoteles. Por ejemplo, en el Hotel Maisonnave, la reserva de la noche del día 6 cuesta 640 euros, o, en el Hotel La Catedral, 711 euros. Dormir en el NH Iruña Park, situado en el barrio de San Juan, la primera noche de los Sanfermines cuesta 539 euros. 

Superada la primera noche, los precios disminuyen progresivamente. El fin de semana, la noche del día 8, viernes, reservar una habitación doble en el Hotel Maisonnave cuesta 480 euros. En cambio, la noche del día 11, lunes, la reserva ronda los 300 euros. En el Hotel La Catedral, el mismo viernes, una habitación doble cuesta 599 euros, mientras el lunes el precio disminuye hasta los 389 euros.

En el NH Iruña Park, el precio de la noche del viernes es de 485 euros, cuando el lunes, dormir en la misma habitación cuesta unos 350 euros. En el Hotel Pompaelo, situado en la Plaza Consistorial, el precio a pagar por la noche del día 8 es de 539 euros. Y, el lunes, el precio por la misma habitación es de 374 euros.

El turismo, inmune a la inflación

El optimismo del sector, que de momento parece inmune a la inflación en lo que a demanda se refiere, no es exclusivo para los Sanfermines. El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, apuntaba la semana pasada que las previsiones contemplan un verano “como los de antes”, mientras que los hoteles vislumbran el periodo estival como el punto álgido del turismo vacacional tras dos años de restricciones a la movilidad.

Por el momento la inflación no está afectando al número de reservas y los precios están disparados en los principales destinos turísticos de España al calor de la demanda.

“Hay tensiones inflacionistas, pero yo no estoy preocupado. El año 2022 va a ser un buen ejercicio para la compañía. Vamos a tener mejores resultados que los de 2019”, aseguraba el pasado jueves el consejero delegado del grupo hotelero NH, Ramón Aragonés, en la junta anual de accionistas de la sociedad.

 Y es que los buenos resultados del verano hay que sumar las optimistas previsiones que hacen desde dicho sector para otoño e invierno, a pesar de que los precios no vayan a frenar en seco. El primer ejecutivo de la hotelera NH celebra que “el nivel de reservas es elevadísimo” para este año y confía en que siga así durante el 2023, pese a que hay voces que apuntan a un 'efecto Champán' –a un frenazo por pérdida de presión de la demanda– en otoño.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats