eldiario.es

9

El director general de Urbanismo tuvo que devolver su sueldo a la espera de que el Pleno regularice su retribución

Su nombramiento está aprobado pero la oposición no validó la retribución en el último pleno por la duplicación de direcciones generales para competencias similares

El portavoz del equipo de gobierno de Santander, Javier Ceruti, confía en que este asunto pueda volver al pleno de septiembre y "se resuelva el problema"

Pleno rechaza una moción de VOX sobre el incremento de MENAs y le acusa de generar una alarma "inexistente"

Concejales del Partido Popular y Vox durante el Pleno de finales de agosto.

El director general de Urbanismo de Santander, Antonio Bezanilla, trabaja pero no cobra. No solo no cobra, sino que tuvo que devolver su nómina de agosto ya que el Pleno echó abajo la aprobación de las retribuciones de las direcciones generales de nueva creación. Este cargo está adscrito a la Concejalía de Urbanismo que dirige Javier Ceruti, portavoz de Ciudadanos, que ha adelantado que intuye que contará con el beneplácito de la oposición para regularizar cuanto antes las retribuciones de los altos cargos.

El sueldo de Antonio Bezanilla previsto aunque todavía no aprobado es de 64.000 euros brutos anuales. La propuesta al Pleno elevada por el delegado de Personal fue la de establecer una retribución mensual de 1.098,96 euros de sueldo base, con 964,98 euros de complemento de destino y 2.541,09 euros de complemento específico. En total 4.605,03 euros brutos mensuales, sobre 14 pagas al año.

El pacto de gobernalidad en Santander entre Partido Popular y Ciudadanos conllevó asignar a Ciudadanos dos concejalías (Cultura y Urbanismo), así como una estructura en que la formación naranja dispondrá de dos direcciones generales de nueva creación: Urbanismo e Innovación, esta última sin ocupar aún ya que el titular ha de ser funcionario.

Los nombramientos están aprobados pero la oposición no validó la retribución en el último pleno, aduciendo que no entendía la duplicación de direcciones generales para competencias similares (existía una de Fomento, sin titular, y ahora se desdobla con la de Urbanismo). La raíz del conflicto es que el pacto de gobierno segregó las concejalías de Fomento y Urbanismo y por lo tanto hay dos y no una dirección general. Este martes, el portavoz de Cs y del equipo de gobierno ha expresado su optimismo de que el Pleno de este mes valide un sistema de retribución para su director general.

Ceruti ha indicado que los técnicos municipales aseguran que el nombramiento de Bezanilla "es perfectamente legal" y, aunque el pleno rechazó la retribución con la mayoría que suma la oposición (PSOE, PRC, Unidas por Santander y Vox), "ninguno está en contra del director elegido ni de su retribución". De hecho, ha enfatizado que ha recibido "felicitaciones" por la persona elegida.

No obstante, tras el pleno, ha hablado con la oposición sobre este asunto y ha confiado en que la retribución del director general de Urbanismo pueda volver al pleno de septiembre y "se resuelva el problema", pero "tenemos que hablar con todo el mundo" y creo que "se resolverá".

Trayectoria

Licenciado en Arquitectura en 1991 por la Universidad de Valladolid con las dos especialidades, Edificación y Urbanismo, donde fue además distinguido con el Premio Extraordinario de la carrera en ese mismo año, Antonio Bezanilla ha sido también secretario de la Comisión de Deontología Profesional del Colegio de Arquitectos de Cantabria (Coacan). Además, y dentro de la misma organización colegial, Bezanilla ha sido miembro de la Junta de Gobierno como vocal de la misma entre 2006 y 2018, ocupando el puesto de tesorero entre 2009 y 2012.

El nuevo director general de Urbanismo representó al Coacan, entre 2005 y 2018, en la Ponencia Técnica de la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (Crotu) del Gobierno de Cantabria.

En cuanto a su experiencia profesional en materia de urbanismo, Bezanilla desempeñó el puesto de arquitecto municipal de Santander de forma interina entre 1992 y 1993. En ese periodo de tiempo participó activamente en diversos expedientes municipales en materia urbanística como fueron las modificaciones del PGOU de Santander en la finca Ibero Tanagra o en la zona de Nueva Montaña Quijano.

Entre 1995 y 2004 fue contratado como arquitecto municipal del Ayuntamiento de Rionansa, al igual que en el Ayuntamiento de Ramales de la Victoria, entre los años 2001 y 2007. En el Ayuntamiento de Santoña fue contratado en 2002 como arquitecto municipal, haciéndose con la plaza como funcionario de carrera en 2013.

Fuera de la administración, ha participado en la redacción, junto con otros profesionales, del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico Artístico de El Sardinero, el Plan Especial de Reforma Interior y Protección del Conjunto Histórico Artístico de Aldea de Ebro (Valdeprado del Río), o en la revisión de las Normas Subsidiarias del Ayuntamiento de Astillero, entre otros. Junto a ello ha participado en diversas tramitaciones vinculadas a los Planes Generales de Liérganes, Cabezón de la Sal, Entrambasaguas, Ribamontán al Monte y Ramales de la Victoria. Fuera de Cantabria ha desarrollado trabajos urbanísticos vinculados al Plan General del municipio aragonés de Miedes de Aragón.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha