eldiario.es

9
Menú

Cómo preguntar a un político por su pertenencia al Opus Dei y conseguir que te responda

La plataforma osoigo.com, que “propone tender puentes y romper prejuicios de la clase política”, ofrece la posibilidad de que los ciudadanos pregunten a los representantes públicos.

Para que el proyecto vaya más allá de la red se organizan encuentros donde asisten políticos.

- PUBLICIDAD -
osoigo.com

Home de osoigo.com

Con tres meses de vida, la plataforma osoigo.com es un soporte donde los representantes públicos escuchan y responden voluntariamente a la ciudadanía. Un portal que nace, “para tender más puentes de los que hay y romper prejuicios en torno a la clase política”, según afirma Oier Aranzábal, uno de los creadores. Es muy fácil: tras registrarte con tu cuenta de Facebook o Twitter, eliges el político al que quieres preguntar, formulas la cuestión y debes conseguir 50 apoyos de los demás usuarios. Si ellos creen que tu pregunta es buena, la apoyarán. Una vez conseguidos, la pregunta llega al político elegido, que tiene el compromiso de responder tal y como hizo Rafa Larreina a la cuestión sobre su pertenencia al Opus Dei.

Con 1.500 usuarios registrados y 1.860 preguntas enviadas, Aranzábal cree que es una herramienta que complementa a Twitter y Facebook, “pero que además filtra y democratiza las preguntas”. También pretenden trasladar el funcionamiento de la plataforma a la calle. De hecho, ya han organizado el primer encuentro con políticos y tienen intención de presentar el proyecto en universidades de todo el país. Allí, representantes del PNV, EH Bildu, PP, UPyD y PSOE opinaron sobre la participación ciudadana en las instituciones. Además, en noviembre van a sacar una segunda plataforma para políticos locales. Oier Aranzábal repasa las claves de la plataforma osoigo.com en la que participan ya 51 políticos.

¿Por qué un proyecto donde participan políticos y ciudadanos?

La idea surgió de tres compañeros que trabajamos en posición 'web' y 'marketing online'. Al principio queríamos hacer un buscador de políticos en la red, pero le dimos la vuelta y finalmente hicimos una plataforma en la que los políticos pudieran estar en un directorio de forma voluntaria para contestar a las preguntas de los ciudadanos.

Llevamos trabajándolo desde hace un año, pero hace solo tres meses que está en funcionamiento y estamos muy satisfechos con el resultado: 1.500 usuarios se han registrado, 1.859 preguntas se han enviado. De las 800 que han conseguido apoyos, 500 se han respondido. Las otras 300, aún están pendientes de contestar.

¿En qué consiste eso de los apoyos?

Es muy fácil. Envías una pregunta y por norma todas las cuestiones deben conseguir 50 apoyos de los demás usuarios. Cuando esa pregunta los consiga, le llega al político y a partir de ahí debe contestarla. Es cierto que si para un político hay demasiadas preguntas, se exige que las cuestiones para él o ella necesiten más apoyos. Con esto se quiere facilitar el trabajo a los políticos. Es preferible que contesten bien a pocas que se saturen con muchas y no respondan.

Arantza Quiroga, presidenta del PP vasco, tiene 8 preguntas recibidas y solo una contestada. En cambio Jon Iñarritu, diputado en Bizkaia de Amaiur, ha recibido 17 preguntas y las ha contestado todas. ¿Tienen algún compromiso de responder?

Una de nuestras funciones es estar encima de los políticos para que cumplan, pero es cierto que en algunos casos no conseguimos el objetivo. No podemos exigir que respondan a todas, aunque generalmente se comprometen y lo hacen. Además cualquier usuario puede ver los promedios de cada político, lo que repercute o beneficia su imagen.

¿Este sistema se acerca a la democracia participativa?

Creemos que rompe la brecha entre ciudadanos y los cargos públicos. Este proyecto tiene un ánimo constructivo para tender más puentes de los que hay y acabar con los prejuicios en torno a la clase política. Es un proyecto que está funcionando en el que los políticos escuchan a los ciudadanos.

Se puede preguntar a 51 políticos, ¿por qué a estos y no a otros?

Es algo voluntario. El único requisito que se exige es que los hayan elegido los ciudadanos y que estén en el Congreso de los Diputados o el Parlamento. Algunos han querido participar por voluntad propia, pero a otros se lo hemos tenido que proponer.

Nos marcamos el objetivo de empezar el proyecto con 10 políticos y al final empezamos con 30. Poco a poco vamos aumentando.

¿Y a dónde quieren llegar?

Aspiramos a que osoigo.com se convierta en una página web de fiar. Ahora trabajamos en sacar en noviembre un ‘osoigo’ local para ampliar el abanico de políticos que participen.

También hemos organizado ya el primer fórum con políticos, para que estén a pie de calle. Queremos seguir con eso y además tenemos la intención de presentar la plataforma en universidades de todo el país.

¿Qué papel cumplen como creadores?

Estamos disponibles por si los representantes públicos tienen algún problema. En caso de que hubiera alguna pregunta fuera de tono también moderamos las preguntas, aunque se hacen preguntas correctas y respetan las normas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha