Sobre este blog

Piedras de papel es un blog en el que un grupo de sociólogos y politólogos tratamos de dar una visión rigurosa sobre las cuestiones de actualidad. Nuestras herramientas son el análisis de datos, los hechos contrastados y los argumentos abiertos a la crítica.

Autores:

Aina Gallego - @ainagallego

Alberto Penadés - @AlbertoPenades

Ferran Martínez i Coma - @fmartinezicoma

Ignacio Jurado - @ignaciojurado

José Fernández-Albertos - @jfalbertos

Leire Salazar

Lluís Orriols - @lluisorriols

Marta Romero - @romercruzm

Pablo Fernández-Vázquez - @pfernandezvz

Sebastián Lavezzolo - @SB_Lavezzolo

Víctor Lapuente Giné - @VictorLapuente

Luis Miller - @luismmiller

Lídia Brun - @Lilypurple311

Sandra León Alfonso - @sandraleon_

De rey de muchos a rey de pocos

El Rey ha abdicado. Este es sin duda un buen momento para repasar la percepción de la opinión pública sobre su reinado y su evolución a lo largo del tiempo con los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas. Su reinado en los últimos 20 años es la historia de cómo la Corona ha pasado de ser una institución compartida y aprobada por la mayoría a representar una institución aprobada solo por ciudadanos con un perfil muy concreto. Lo podemos resumir en cinco gráficos.

De la confianza a la desconfianza

El Rey se va en un momento de alto desprestigio de la Monarquía. A la pregunta de qué grado de confianza la Monarquía le merece en una escala de 0 a 10, los ciudadanos cada vez han ido mostrando niveles menores. El siguiente grafico refleja la evolución de las respuestas en los últimos veinte años. Atrás quedaron los barómetros en que a más de un 65% de españoles la Monarquía les generaba una alta confianza y que para menos de un 10% esta era baja. Los datos del CIS solo alcanzan has 1994, pero probablemente en fechas anteriores los niveles de confianza fueron superiores. La realidad es que la Monarquía gozó de estas simpatías de modo más o menos estable hasta la década de los 2000. A partir del barómetro de febrero de 2003, la opinión de los españoles es de progresivo distanciamiento y desconfianza hasta prácticamente revertir las cifras. Es importante recalcar que la pérdida de complicidad con la Monarquía es previa a los escándalos recientes. La primera caída en la valoración es en la primera mitad de los 2000, bastante antes de que conociéramos los negocios de Urdangarín o las cacerías en África. Tras otro pequeño periodo estable, en los barómetros de 2011 y 2013 (para el último aún no tenemos el dato desglosado), la confianza en la Monarquía vuelve a caer. El resultado es que en abril de 2013, casi la mitad de los españoles tenían una baja confianza en la Monarquía y solo un 18,8% mostraba valores altos.

La opinión sobre la Monarquía cada vez más polarizada

Casi más relevante que la caída en la confianza, es el hecho de que esta ha sido cada vez más polarizada en la ciudadanía. La Monarquía, encarnada obviamente en la figura pública del Rey, cada vez ha sido más discutida por los españoles y las opiniones sobre esta cada vez más distintas. En el siguiente gráfico muestro que, a la vez que la confianza en la Monarquía iba cayendo, la polarización ha ido en aumento. Como medida de polarización he utilizado el coeficiente de variación (el ratio entre desviación típica y media en la confianza) en las respuestas a la pregunta previamente descrita sobre el grado de confianza en la Monarquía. Los valores bajos indican que los ciudadanos valoran de modo más parecido a la Monarquía, de tal modo que las opiniones están concentradas alrededor de la media. Los valores altos indican que hay muchos ciudadanos que muestran grados de confianza mucho más bajos que la media, mientras que otros los muestran mucho más altos que la media. Como se puede comprobar, la polarización se dispara desde 2008. Es decir, aunque la confianza empezó a caer de modo generalizado antes, son los escándalos los que producen más división en la opinión pública.

El apoyo a la Monarquía: mayor de 65, de derechas y votante del PP

Esta polarización no es casual en cuanto al perfil de los ciudadanos. En concreto, a día de hoy solo los mayores de 65 años, los ciudadanos de derechas o los votantes del PP muestran una confianza por encima del 5. En el siguiente gráfico comparo los datos del último barómetro publicado (abril de 2014), con los primeros datos que tenemos sobre confianza (marzo 1994). Hago la comparación según edad, ideología y voto, las tres características que a día de hoy muestran mayores diferencias.

El patrón es claro. En 1994 el apoyo a la Monarquía entendía poco de derechas o izquierdas, edad o partido. El grado de confianza en la Monarquía hace 20 años era alto en todos los grupos. La erosión, en cambio, ha sido muy asimétrica. El rasgo que más destaca es la ideología. En 1994, las diferencia entre ciudadanos de izquierdas (del 1 al 3 en la escala del CIS) y de derechas (7 a 10 en la escala del CIS) era pequeña: 1,2 puntos. Los primeros mostraban una confianza media de 6,7 y los segundos de 7,9. En cambio, veinte años después los ciudadanos de derechas valoran a la Monarquía en 5,87, mientas que la confianza de los ciudadanos de izquierdas es de 2,68. La diferencia casi se ha multiplicado por tres.

Algo menos espectacular, pero también notable, es la dispersión por edad. Los jóvenes hace veinte años tenían un nivel de confianza medio en la Monarquía de 6,77. Este ha descendido a 2,87 en la actualidad. La bajada para los mayores de 65 años también es relevante, pero la media sigue superando ligeramente el 5.

Por último, y relacionado obviamente con la ideología, el apoyo a la Monarquía también se ha diversificado mucho en relación con el voto. En 1994 los más “críticos” con la Corona eran los votantes de IU y los de la categoría ‘Otros’ (que engloba principalmente a los nacionalistas menos CiU). La valoración de estos ciudadanos rozaba el 6 y era algo más de dos puntos menor que la de los votantes socialistas y populares. 20 años después, la confianza en la Monarquía ha bajado en todos los grupos, pero en algunos más que en otros. A día de hoy, solo los votantes del PP muestran una confianza por encima de 5 (5,36). Los votantes de UPyD son los segundos menos críticos con la Corona (4,3), pero ya en valores por debajo del 5. Los partidos en la izquierda, sobre todo IU, puntúan a la Monarquía muy lejos del aprobado. Por debajo de los partidos de izquierdas, la confianza se ha desplomado aún más en los nacionalistas (CiU y Otros), cuya valoración cae por debajo de 2. Por tanto, el rechazo a la Monarquía se ha acrecentado no solo en la izquierda, sino que va en paralelo a la crisis territorial.

En definitiva, estos gráficos muestran como el apoyo a la Monarquía durante el reinado de Juan Carlos I no solo ha ido cayendo, sino que su diversidad se ha ido reduciendo. El Rey que un día gozó de un apoyo extensísimo de la ciudadanía, se va dejando la institución erosionada y ya solo aprobada por unos pocos.

Sobre este blog

Piedras de papel es un blog en el que un grupo de sociólogos y politólogos tratamos de dar una visión rigurosa sobre las cuestiones de actualidad. Nuestras herramientas son el análisis de datos, los hechos contrastados y los argumentos abiertos a la crítica.

Autores:

Aina Gallego - @ainagallego

Alberto Penadés - @AlbertoPenades

Ferran Martínez i Coma - @fmartinezicoma

Ignacio Jurado - @ignaciojurado

José Fernández-Albertos - @jfalbertos

Leire Salazar

Lluís Orriols - @lluisorriols

Marta Romero - @romercruzm

Pablo Fernández-Vázquez - @pfernandezvz

Sebastián Lavezzolo - @SB_Lavezzolo

Víctor Lapuente Giné - @VictorLapuente

Luis Miller - @luismmiller

Lídia Brun - @Lilypurple311

Sandra León Alfonso - @sandraleon_

Etiquetas
Publicado el
2 de junio de 2014 - 17:50 h

Descubre nuestras apps

stats