eldiario.es

9

Sánchez seguirá en Moncloa sin presupuestos y recurrirá a decretos para aprobar la "agenda social"

El Gobierno aprobará medidas como la subida del SMI a través de reales decretos y pretende acabar la legislatura, aunque no da por perdido el apoyo de los independentistas

El PSOE ve insuficiente la dimisión de Cospedal de la dirección del partido y cree que debería renunciar a su escaño

Los socialistas acusan a PP y Ciudadanos de alimentar la "crispación" y de "crear una imagen de tensión" en manifestaciones como la de Alsasua

Pedro Sánchez preside la Ejecutiva del PSOE.

Pedro Sánchez preside la Ejecutiva del PSOE. Inma Mesa (PSOE)

Pedro Sánchez sigue determinado a terminar la legislatura en 2020 sin tener unos Presupuestos Generales del Estado propios. Tanto Moncloa como el PSOE aseguran que seguirán adelante a pesar de que el pronunciamiento de la Fiscalía y la Abogacía del Estado ante el juicio de los independentistas ha complicado aún más el respaldo de ERC y PDeCAT a las cuentas públicas y que Unidos Podemos reconoce que esa negativa conduce a un adelanto electoral

No lo ven así los de Sánchez, que aseguran que seguirán en el Gobierno y que sacarán adelante las medidas de su "agenda social" a través de reales decretos. "Más allá de los obstáculos para nosotros prima la idea de poner en marcha una serie de medidas urgentes e inaplazables", ha expresado el secretario de Organización y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que se ha referido a la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la actualización de las pensiones, o la recuperación de las ayudas a los desempleados mayores de 52 años, entre otras. El dirigente del PSOE ha asegurado que el "compromiso" de esa agenda es lo que les importa y que lo harán "con o sin presupuestos" porque tienen la "fórmula jurídica y parlamentaria" para hacerlo. 

Fuentes de Moncloa se pronuncian en los mismos términos: "El Gobierno continuará con su agenda del cambio y aprobará reales decretos leyes para atender urgencias sociales. Pedro Sánchez mantiene su idea de agotar la legislatura", señalan fuentes oficiales. Además de la vía de los decretos, Ábalos no ha descartado una subida de impuestos para sacar adelante esas medidas, aunque no ha querido anticipar escenarios: "No estamos ahí y no nos queremos ver ahí. Ya hubiéramos renunciado a lo que no queremos renunciar, que es debate de presupuestos".

Los socialistas no dan por perdido el apoyo de las fuerzas independentistas para sacar adelante las cuentas a pesar de la negativa inicial. "No perdemos la esperanza, siempre hay que mantener la esperanza. No renunciamos a ningún apoyo, entendemos cuál puede ser la reacción en un momento dado", ha expresado Ábalos. Para el dirigente del PSOE, el 'no' de Quim Torra y ERC ha sido una "reacción muy inmediata sobre las calificaciones" de la Fiscalía y la Abogacía del Estado ante el juicio del procés.

"Vamos a ver, se dicen muchas cosas, sabemos que la relatividad política es la que es", ha agregado. "No renunciamos a nada. Somos conscientes de los obstáculos, de lo que se nos dice; pero que a los dos días se relativizan, se abre otra posibilidad". Para el PSOE lo importante ahora es ver qué pasa en el debate de la enmienda a la totalidad, que sería el primer trámite en el que se pueden tumbar los presupuestos y no creen que las fuerzas independentistas se pongan del lado de PP y Ciudadanos. 

"Nadie dice olé por este Gobierno que ha respetado la Fiscalía"

Lo que sí ha reclamado Ábalos a ERC y PDeCAT es que no mezclen los presupuestos con la situación judicial del procés. "No se puede vincular, son objetivos totalmente distintos", ha señalado. Los socialistas emplazan a esas dos formaciones a seguir el criterio de quienes en sus propias filas creen que no deben mezclarse las dos cosas, como Jordi Sànchez

Ábalos ha aprovechado para recordar a PP y Ciudadanos, que le acusan de hacer gestos judiciales para mantener el respaldo de los independentistas, que no han influido en la Fiscalía. "Mire que he tenido que escuchar advertencias sobre presiones a la Fiscalía y ahora que se ha demostrado claramente que la independencia de la Fiscalía nadie dice olé por este Gobierno que ha respetado la independencia de la Fiscalía", ha expresado el dirigente socialista. También ha desmentido "injerencias" en la Abogacía del Estado, que solo acusa por sedición y malversación a los responsables del procés y ha dejado fuera la rebelión, que acarrea las máximas penas. 

A lo que sí ha cerrado la puerta el ministro es a que Gobierno o PSOE impulsen la reforma del Código Penal para modificar la tipificación del delito de rebelión. Antes de llegar a Moncloa, Sánchez apostó por "adecuarla al siglo XXI", es decir, al proceso independentista en Catalunya del pasado otoño. Sin embargo, lo han enfriado y Ábalos lo ha descartado:  "Cabía en su momento, pero no cabe ahora". Para el socialista, introducir ese debate "contamina" a la acción de la Justicia en pleno procedimiento: "Vamos a ver cómo concluye y ver qué enseñanzas que cabe extraer de este proceso".

El PSOE sugiere que Cospedal debería dejar el Congreso

Sobre la renuncia de María Dolores de Cospedal por su relación con José Villarejo y su plan para espiar al hermano de Alfredo Pérez Rubalcaba, el PSOE considera que es insuficiente que abandone la dirección del PP y cree que debería marcharse del Congreso.

Ábalos considera que ha cumplido con el orden "interno" al dimitir tras haber "espiado a compañeros", como Javier Arenas, pero que "ahora tiene que asumir responsabilidad frente a la ciudadanía y las instituciones que estaban trabajando y que ella trataba de obstruir en el proceso", ha dicho en referencia a jueces y policías que investigaban el caso Gürtel. "Es muy difícil que con esas artimañas pueda asumir una responsabilidad pública", ha zanjado.

Contra PP y Ciudadanos por "crispar"

El PSOE ataca a PP y Ciudadanos y les acusa de "crispar". "Se está intentando crear de modo artificial una sensación de crispación", ha expresado Ábalos en una referencia velada al acto protagonizado por Albert Rivera -al que también acudieron los conservadores y VOX- en Alsasua. Para los socialistas, ese acto pretendió "crear una imagen de tensión". 

"La derecha tiene problema de disgregación, de falta de proyecto político, no lleva adelante debate en instituciones pero no plantea ningún debate de los temas que preocupan a los ciudadanos y tienen que ver con sus condiciones de vida", ha señalado Ábalos. El PSOE ha pasado al ataque contra el PP, al que acusa de "crispar" como fórmula de hacer oposición. 

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha