La Policía detiene a al menos 18 personas que habían ocupado el banco malo

Activistas dentro del banco malo / Twitter: @asammajadahonda

eldiario.es

Madrid —

Un grupo de activistas de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha entrado esta mañana en la sede de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB), o comúnmente conocido como banco malo, por considerarlo un culpable más de los desahucios y señalarlo como tal.

El conjunto ha permanecido en el interior de la sede del SAREB hasta pasadas las 17.30 horas, cuando la Policía los ha desalojado y ha detenido, según ha confirmado la PAH de Madrid, a 18 personas.

La acción se enmarca en la campaña de señalamiento público iniciada como medida de presión para que se apruebe la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) hipotecaria que pide dación en pago retroactiva, promoción de los alquileres sociales y paralización de todos los desahucios.

Un portavoz de la PAH ha indicado a la agencia Europa Press que la intención de los concentrados ha sido la petición al SAREB para que negocie los alquileres y que, en caso de que no pueda hacerlo, les facilitara un escrito que lo certifique para que los afectados puedan continuar los trámites dirigidos a parar los desahucios.

"No nos han dado el escrito", ha asegurado este portavoz, quien ha añadido que "lo único que ha ofrecido la institución es una reunión el lunes, a condición de que desalojaran la entrada. Las familias y los abogados habíamos negociado con entidades bancarias el alquiler social y cuando solo faltaba firmarlo, nos dijeron que la vivienda había pasado al banco malo y que ya no se podía hacer nada", ha explicado, en declaraciones a Europa Press, uno de los portavoces.

Este miembro del movimiento antideshaucios se ha quejado de que los bancos tratan a los afectados por las hipotecas como una "pelota de pin pon, para arriba y para abajo". "Las entidades bancarias se desentienden y dicen que, a pesar de los acordado, no pueden cumplir su acuerdo porque ahora las viviendas han pasado al banco malo y allí nos dicen que no pueden hacer nada porque depende de la sucursal", ha precisado.

La entrada en el banco malo ha coincidido con la absolución de trece personas que fueron juzgadas esta mañana por un encierro hace días en una sucursal del BBVA y en la Empresa Municipal de Vivienda (EMV). Once de ellas declararon por lo ocurrido en la entidad bancaria, a donde fueron para tratar de evitar el desahucio de una mujer; y las otras dos por lo acaecido en el organismo municipal madrileño, lugar al que acudieron con el objetivo de paralizar el desahucio de varias familias.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats