Cuando Ciudadanos se negaba a negociar con Vox: “Nos vamos a limitar a hablar con el PP”

Vox lamenta la actitud de Ciudadanos por su preocupación por la foto final de la concentración de Colón

Los portavoces de Ciudadanos se han recorrido los platós de televisión en las últimas semanas asegurando que “no tiene en su mente ni en su horizonte acuerdos tripartitos” y que no se van a sentar con “Vox a negociar entradas de gobierno ni pactos de gobierno”. El líder del partido liberal, Albert Rivera, llegó a asegurar en una entrevista en La Sexta antes de las elecciones generales que algunas cosas planteadas por Vox no le “gustan un pelo”, poniendo de ejemplo su propuesta de regularizar el uso de las armas o su postura sobre que la homosexualidad es “una enfermedad” que se cura con terapia.

Un pacto con PP y Vox aúpa a Ciudadanos a la presidencia de la Asamblea de Madrid

Un pacto con PP y Vox aúpa a Ciudadanos a la presidencia de la Asamblea de Madrid

A pesar de estas declaraciones, este domingo Ciudadanos levantó el veto a Vox en Madrid, tras la reunión mantenida entre los candidatos autonómicos de los dos partidos, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio. Dos días después, el partido de Rivera ha facilitado que el partido de extrema derecha ocupe la Vicepresidencia Tercera de la Asamblea de Madrid.

“Nosotros vamos a sentarnos con el PP. Ese es nuestro compromiso y ahí es donde vamos a llegar”, añadió Aguado en una entrevista en RNE el día después de las elecciones autonómicas para incidir en que no se sentarán a negociar con Vox un acuerdo de investidura para que Isabel Díaz-Ayuso presida la Comunidad de Madrid.

El candidato autonómico de Ciudadanos llegó a asegurar que no tenía sentido que el partido de Abascal entrase en el Gobierno autonómico. “Nos vamos a limitar a hablar con el PP, es lo que dijimos en campaña, fuimos sinceros y honestos y es lo que vamos a hacer, hablar con ellos, luego veremos qué hace el resto del partidos al respecto”, añadió en plena resaca electoral.

Poco a poco esa rigidez en las posturas se fue flexibilizando. La semana pasada Aguado aseguraba que no se sentarían con Vox para acordar un programa o un gobierno pero ya no descartaba negociar la composición de la Mesa de la Asamblea. “Queremos hablar con todos los partidos que hayan obtenido representación. Pero una cosa es hablar y otra negociar”, reseñó Aguado, que insistió en que el único encuentro con Vox será para “presentarles” el acuerdo alcanzado por el PP, sin posibilidad de que se incluya en él alguna de sus propuestas.

A nivel nacional, sus portavoces también han marcado distancia con el partido de extrema derecha. Por ejemplo, José Manuel Villlegas, el secretario general de Ciudadanos, reseñó que “no va a haber mesas a tres” y reiteró que no iban a pactar con Rocío Monasterio un acuerdo de Gobierno. “No vamos a entrar a negociar gobiernos a tres en los que vayan a estar Vox, Podemos o los nacionalistas”, planteó. Asimismo, sentenció: “No vamos a estar compartiendo tripartitos”.

“Si en algún sitio llegamos a algún acuerdo con el PP, Vox tendrá que decidir si apoya o no ese acuerdo. No tenemos previsto abrir acuerdos o negociaciones en este caso con otros partidos que no sean los que hemos mencionado”, reseñó, aludiendo a los populares y al PSOE. En una entrevista en Los Desayunos de TVE repitió ese argumento planteando que van a “llegar a acuerdos moderados, centrados y con políticas liberales”.

Tras el acuerdo a tres bandas con PP y Vox al que han llegado este martes para permitir la entrada de la extrema derecha en la Vicepresidencia Tercera de la institución, Aguado ha explicado que “ningún voto de Ciudadanos ha ido a parar a Vox”. A pesar de esa afirmación estos tres partidos han acordado un trueque de papeletas basado en lo siguiente: el PP ha votado a Vox en lugar de a su propia candidata para la Vicepresidencia Primera, Paloma Adrados, y esos votos de menos los ha compensado Ciudadanos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats