La portada de mañana
Acceder
Casa Real hace otro simulacro de transparencia sin las donaciones al emérito
Las tretas para colocar en el Senado a políticos sin pasar por las urnas
'Operación “Moncloa para la derecha-ultra-derecha”', por Rosa María Artal

Madina: “Yo haría un país que no le gustaría nada ni a Rouco ni a Acebes”

Madina defiende que el problema no es Europa sino "las políticas de derecha" practicadas.

Ella, el miércoles en Miami; él, este jueves en Madrid. Sin que sea contraprogramación, Carme Chachón y Eduardo Madina protagonizaron actos muy semejantes con estudiantes esta semana a cada lado del charco, enfrentándose a preguntas de universitarios que, sobre todo, querían saber si van a ser el futuro del PSOE.

Medir los tiempos en política

Medir los tiempos en política

Madina aceptó acudir a una entrevista que le realizó el periodista José María Calleja en el Colegio Mayor Isabel de España y luego someterse a las preguntas de casi un centenar de universitarios que acudieron al acto. Todo ello le sirvió al diputado y secretario general del Grupo Parlamentario Socialista para empezar a desgranar su proyecto político si, finalmente, concurre a las primarias del PSOE a la Presidencia del Gobierno.

El dirigente socialista casi lo condensó en una frase: “Yo haría un país que no le iba a gustar nada a Rouco ni a Acebes”. Y habló de dejar de hacer desde la izquierda del Estado de Bienestar “un bello ejercicio de solidaridad social”, para convertirlo en un modelo económico de crecimiento. Y de profundizar en la ampliación de derechos que desarrolló José Luis Rodríguez Zapatero en la primera legislatura. Y reivindicó que la salida a la actual situación “es política, y no antipolítica”.

Aseguró, además, que el PSOE debe apostar por “construir modelos nuevos” y que este país debe buscar una salida por la izquierda de cara al futuro. “El PSOE a veces tiene mucha historia. Si tengo que mitificar algo, es la generación que está por venir”, dijo.

También resumió su ideario político en una frase: “Yo quiero que el PSOE sea lo que la gente quiere que sea el PSOE”.

Calleja le preguntó con mala intención si de mayor quería ser presidente del Gobierno y Madina se escabulló, pero la pregunta que todos estaban esperando vino de un asistente al acto, quien le instó a presentarse “porque te ha tocado” y le invitó a que lo dijera.

Madina, entonces, fue más generoso en su respuesta: “Tengo mucho respeto al PSOE, creo que hay tomárselo muy en serio. Lo intentaré sólo si consigo presentar un proyecto histórico de país y revolucionario. Si soy capaz de hacerlo, entonces, lo haré”.

El diputado vasco también arremetió contra el PP y alertó de su política: “Este Gobierno está cumpliendo su programa, no el que prometió en las elecciones, pero sí el suyo, que es acabar con un modelo de cohesión social”. Por ello, abogó porque lo primero que tendrá que hacer un futuro Gobierno de izquierda es reconstruir lo que ha dilapidado el Ejecutivo y, posteriormente, ir más allá.

Finalmente, hizo una defensa a ultranza de Europa y destacó la importancia de las elecciones que se avecinan. Indicó que el problema no se llama Europa, “el problema es las políticas que en Europa ha aplicado una mayoría de derecha” que, en su opinión, es lo que hay que cambiar.

Al término del encuentro, Madina recibió felicitaciones. No arremetió contra Rubalcaba, como sí hizo Chacón en Miami, ni entró en polémicas con nadie de su partido. Pero dio a entender que él se ha marcado una camino cara a noviembre y que lo piensa recorrer con sus propias ideas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats