Encuesta Simple Lógica

El PP se recupera de su crisis interna pero el PSOE se distancia tras subir cuatro puntos

Marcos Pinheiro


19

El PP ha logrado dejar atrás la enorme crisis interna que ha desembocado en la salida de Pablo Casado y la entronización de Alberto Núñez Feijóo. Ese proceso exprés de sustitución auspiciado por los barones del partido le ha permitido paliar los efectos en las encuestas: tras la caída de febrero, se recupera en marzo con un rebote de dos puntos que le sitúa en las expectativas previas a la crisis. Sin embargo, la subida del PSOE, que suma cuatro puntos en un mes, deja a los populares sin opciones de recortar distancias con los socialistas.

Así lo muestra la encuesta electoral de Simple Lógica para elDiario.es, realizada entre los días 1 y 10 de marzo. Es decir, justo después de que Pablo Casado confirmase su salida de la presidencia del PP el 24 de febrero ante los barones del partido y el 3 de marzo ante la dirección nacional. Pero también coincidiendo con la invasión de Rusia a Ucrania y el debate en el seno del Gobierno de coalición sobre el envío de armas a la resistencia ucraniana.

Con esos acontecimientos mientras se recogían los datos de la encuesta, el más beneficiado por la proyección electoral es el PSOE. Los socialistas llevaban dos meses de subidas, pero ahora se disparan cuatro puntos hasta superar la barrera del 30% de los votos estimados. La formación de Pedro Sánchez obtendría ahora el 30,8% de los sufragios, cuatro puntos más que hace un mes y casi tres por encima del resultado de noviembre de 2019.

Eso sí, Sánchez obtiene los buenos datos para el PSOE en un sondeo realizado antes de la crisis por el precio de la gasolina y el máximo en los de la electricidad, que ha obligado a parar a algunos sectores económicos y que ha provocado un conflicto en el de transporte, que ha desembocado en desabastecimiento en algunos industrias.

Antes de comprobar si ese conflicto tiene efectos en su respaldo electoral, los socialistas gozan ahora mismo de una cómoda ventaja sobre el PP. El partido que a partir de abril dirigirá Feijóo logra recuperarse, pero la subida del PSOE hace que la distancia entre ambos se sitúe ahora en más de siete puntos.

Los populares han logrado remontar respecto a febrero. Ese mes cayeron tres puntos y rompieron una tendencia al alza de tres meses. Y la peor noticia es que esos pronósticos se dieron antes de que estallara la grave crisis interna. Ahora, el PP inicia una remontada que según Simple Lógica le permite situarse en una expectativa de voto del 23,2%, alejándose así de sus resultados electorales.



El perjudicado de la remontada del PP es Vox, con quien los populares mantienen una tensión constante que se refleja en un tira y afloja demoscópico. El partido de extrema derecha había alcanzado el pasado mes de febrero su mejor dato de la serie de Simple Lógica, con el pronóstico de alzarse con un 19,8% de los votos si ahora se celebrase elecciones.

La recuperación del PP, sin embargo, les resta un punto y les deja en un 18,8%. Aun así, están muy por encima de los resultados electorales y con capacidad de rozar el 20% de los votos. Y se mantiene como el partido que mejor logra retener a su electorado del 10N.



Este mes también cae Unidas Podemos. La formación venía de una racha de meses positivos que le habían permitido pasar del 10,6% al 12,3% en estimación de voto. Ahora, el partido vuelve a caer a un 10,4%, uno de sus peores datos de la serie. El sondeo de este mes ha cogido a Unidas Podemos en plena polémica sobre el envío de armas a Ucrania, que ha provocado incluso una división en el seno de ese espacio político.

Por último, Ciudadanos regresa a sus malos resultados, y tras los buenos datos cosechados con el apoyo a la reforma laboral, el partido de Inés Arrimadas pierde tres décimas para volver a una estimación de voto del 2,4%.

Con estos datos, la pelea por bloques ideológicos se empata tras meses de ventaja por parte de la derecha. Ahora mismo la suma de PSOE, Unidas Podemos y Más País (que tendría un 2,7%) alcanzaría el 44% del electorado, la misma cifra que aglutinan PP, Vox y Ciudadanos.



Irrumpe Núñez Feijóo en la pelea de la popularidad

En el apartado de la popularidad de los líderes políticos destaca la irrupción de Alberto Núñez Feijóo, que logra colocarse el primero de la tabla. Aunque, eso sí, el detalle de sus número revela que, aunque el 42,6% aprueba su gestión, un 25,4% no se atreve todavía a poner nota al presidente gallego, lo que lo coloca como el segundo líder político del que menos opinan los encuestados.



La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, se mantiene con un 38,4% de aprobación por delante del presidente del Gobierno, que obtiene un 36,8%. Respecto a hace un mes, ambos se dejan algunas décimas. En el resto hay un claro descenso en la valoración de Errejón, Arrimadas, Garzón, Abascal y Belarra. Esta última, de hecho, se ve superada por el líder de Vox.

Caso aparte es el de Pablo Casado, ya de salida, y que va a despedirse de la presidencia del PP con un 9,3% de aprobación, el peor dato de todos.





Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats