Sánchez dice en Davos que a la extrema derecha solo se la combate "mediante la política del bien común"

Pedro Sánchez durante su intervención en Davos.

Pedro Sánchez ha expuesto ante la élite capitalista mundial congregada en el Foro de Davos los cinco ejes sobre los que pretende que pivote su acción de Gobierno. Su presencia por segunda vez consecutiva en la cumbre que se celebra en Suiza y que reúne a mandatarios y también representantes de grandes empresas sirve para calmar a los inversores y poderes financieros aunque en Moncloa aseguran que no hay recibido ningún "indicio" de "resquemor" a raíz del acuerdo para la coalición con Unidas Podemos.

Sánchez calmará a inversores y empresarios en el Foro de Davos en su primer viaje desde la coalición

Sánchez calma a inversores y empresarios en el Foro de Davos en su primer viaje desde la coalición

En un discurso marcadamente socialdemócrata, Sánchez ha enfatizado su objetivo de cumplir con las reglas de juego, como los límites de endeudamiento público, al mismo tiempo que ha defendido la necesidad de fortalecer el Estado de bienestar. Ante el crecimiento de movimientos de extrema derecha y populistas, en Europa y en el resto del mundo, el presidente español se ha mostrado convencido de que esa es la receta para aminorar su influencia.

"Nos disponemos a demostrar que la extrema derecha y el populismo solo pueden ser combatidos mediante la política del bien común proporcionando respuestas a los problemas de los ciudadanos", ha expresado Sánchez, convencido de que será así como incrementen su creencia en la democracia.

Sánchez ha enfatizado que el progreso pasa por el crecimiento económico que ha dado por hecho que se mantendrá en España –recordando que es el país que más crece ahora mismo de la eurozona–. Ese es el primer objetivo que se ha marcado para su mandato, aunque ha advertido de que el "crecimiento a cualquier coste no es aceptable". "Hemos de crecer y redistribuir", ha señalado.

Así, ha explicado que el "segundo reto" es la transformación digital de la economía y ve en la biotecnología o la robótica las "palancas" para ello sin dejar a un lado el capital humano. Sánchez, que pretende llegar a un 5% del PIB en inversión educativa, ha asegurado que le educación –con un refuerzo a la formación profesional–. En tercer lugar, ha planteado la transición ecológica de nuevo como una oportunidad para la generación de empleos –calcula que entre 250.000 y 364.000– al tiempo que la emergencia climática se coloca como una prioridad para el Gobierno español.

La igualdad entre hombres y mujeres es la cuarta transformación que quiere acometer y también lo ha planteado desde un punto de vista económico: "Una mayor participación de la mujer tendrá efectos positivos". Por último, ha planteado la justicia social a la que quiere llegar con un nuevo reparto tributario: "No nos llevemos a engaño no puede haber justicia social sin justicia fiscal". También ha defendido su propósito de establecer un ingreso mínimo vital para luchar contra la pobreza.

"Es el momento para entrar en una nueva era", ha dicho Sánchez, que considera que es necesario resolver "los fracasos del neoliberalismo": "Una era que nunca más permita que el crecimiento económico se haga a expensas de los seres humanos". Y a eso ha asegurado que se dedicará el nuevo Gobierno compuesto por PSOE y Unidas Podemos: "No será un Gobierno que quede de brazos cruzados, como observador, estará dispuesto a actuar comprometido con el futuro".

Posteriormente, en un coloquio con el secretario general de la OCDE, José Ángel Gurrías, ha expuesto algunas de las recetas para el multilateralismo que defiende no solo a nivel europeo sino también con América Latina, para que que desea una mayor "integración".

Durante su paso por Davos, el presidente se ha reunido con directivos de grandes empresas tecnológicas, como Apple, Google y Amazon web services, "con las que ha abordado los planes del ejecutivo para alcanzar la transformación digital que necesita España", pero no se ha confirmado si se ha tratado la 'tasa Google'. También se ha entrevistado con los responsables de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, quienes le han trasladado el compromiso de su empresa con España y con la transición ecológica del sector, según ha informado Moncloa.

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2020 - 12:08 h

Descubre nuestras apps