La portada de mañana
Acceder
El Gobierno pide limitar los encuentros sociales
Calvente Vs. Podemos: la causa promovida por un exabogado del partido que ha puesto sus cuentas bajo la lupa judicial
La división de las derechas impide a Casado consolidarse como alternativa de Gobierno

Abascal pide a los votantes decepcionados con el PSOE que apoyen a Vox: "Les tendemos la mano"

Santiago Abascal en el acto de presentación de su candidatura en Madrid

El candidato de Vox a la presidencia del Gobierno, Santiago Abascal, se ha dirigido este sábado a los votantes decepcionados con el PSOE y les ha pedido su apoyo de cara a los comicios del 28A. En un acto en Madrid que ha servido para presentarle como candidato, el líder del partido de extrema derecha ha hecho hincapié en sus reproches son hacia los "dirigentes" socialistas, no a sus votantes: "Contamos con ellos, queremos defenderlos".

Abascal da a Sánchez Dragó algunas claves de su programa: menos impuestos, cadena perpetua y servicio militar

Abascal da a Sánchez Dragó algunas claves de su programa: menos impuestos, cadena perpetua y servicio militar

En su discurso, Abascal ha hablado sobre los partidos a los que se enfrentará Vox en las elecciones, pero se ha detenido especialmente en el PSOE, "el mayor problema de España". Sus líderes, ha dicho, "no demuestra el más mínimo amor a España" y se han olvidado de los obreros, a quienes "ven con desdén desde sus mansiones pijiprogres". Vox, ha asegurado, defiende una España "orgullosa" y va a pasar por encima de quienes "quieren ver una España humillada, postrada".

En este punto, Abascal ha dicho que iba a utilizar la misma contundencia para criticar a los líderes del PSOE para "apelar a esos votantes socialistas que siempre habían confiado en la izquierda". "Estamos aquí, contamos con ellos, queremos defenderlos, a los mas débiles, a España", ha afirmado. El dirigente de extrema derecha ha añadido que "tiende la mano" a esos votantes socialistas desencantados con el partido que ahora gobierna España: "Que recorran este camino con nosotros".

No se ha olvidado de criticar también a sus oponentes en la lucha por recabar más votos en la derecha. "El PP lo mismo que el PSOE pero con años de retraso, compran toda la mercancía averiada de los progres", ha dicho sobre el partido de Pablo Casado. Sus palabras contra la formación de Albert Rivera han ido acompañadas de los pitos constantes del público: "Es un partido de diseño que está olfateando qué es lo que tienen que decir, eso sí que es populismo". Rivera, ha aseverado, tiene que decidir "si es el presidente de un partido español o el botones de Macron".

Abascal ha cerrado el acto que Vox ha celebrado este sábado en la cubierta de Leganés, una plaza de toros que también acoge conciertos, situada en un barrio obrero de Madrid. El recinto ha comenzado a llenarse desde una hora antes pero no ha alcanzado la capacidad máxima: han acudido unas 8.500 personas, según la organización, cuando entrar cerca de 10.000.

A las puertas se mezclaban asistentes con numerosos vendedores de banderas de España de todo tipo: con el escudo de la Guardia Civil, con el lema "Viva la unidad de España" o con un 155. Uno de los voluntarios de Vox ha tenido que pedir a un asistente que guardase la que portaba con el águila franquista. El hombre le ha pedido explicaciones y se ha defendido: "En la calle la gente ama a Franco". No le han permitido entrar y se ha ido entre gritos de "gallinas comunistas".

El acto se estaba programado para las 12 pero ha comenzado con retraso. Para entretener al público, un DJ animaba con música, proclamas y vídeos. El que más ha encendido a los asistentes ha sido uno en el que aparecen políticos como Pedro Sánchez, Pablo Echenique y Gabriel Rufián, o periodistas como Ana Pastor o Antonio García Ferreras. Los asistentes silban hasta que por fin aparecen Santiago Abascal, Javier Ortega Smith o Iván Espinosa de los Monteros. Entre vídeo y vídeo ha sonado también el himno de la legión, cantado a voz en grito por todo el auditorio.

Los cabezas de lista de las provincias para el Congreso han hecho de teloneros. Algunos de ellos han ido desgranando las principales propuestas de su programa con un eje claro: "La derogación de todas las leyes ideológicas del zapaterismo". Así, han mencionado la ley de violencia de género, la ley de memoria histórica o las normas que permiten "adoctrinar" en las escuelas. Otros candidatos se han encargado de enarbolar la defensa del español, la unidad de España o de atacar al "feminismo supremacista", "el animismo urbanita" o "el lobby LGTB".

Uno a uno, los principales candidatos se han ido turnando en el atril. Unos han prometido construir un "muro infranqueable" en Ceuta y Melilla, otros han insistido en el derecho a portar armas o en le necesidad de promulgar una "ley antiocupas". Después ha sido el turno de Rocío Monasterio, presidenta del partido en Madrid, que ha presentado a Vox como "la resistencia" frente a la izquierda y el nacionalismo radical, después de los años de "inacción" del PP en el Gobierno.

Monasterio ha aglutinado en su discurso las principales ideas de Vox y ha cargado contra los partidos de los "blanditos" que no hicieron lo suficiente contra el separatismo. Las críticas al PP han sido una constante y ha habido también ataques contra Mariano Rajoy, a quien Monasterio ha reprochado su actitud durante la moción de censura: "Abandonó su escaño y se fue a ahogar sus penas a un bar entregando España a los enemigos". "Nosotros lo que traemos es orden y esperanza" ha dicho antes de dar paso a José Antonio Ortega Lara, el encargado de presentar a Abascal.

El líder de Vox, que al comienzo del acto ha dado una vuelta al ruedo saludando a los asistentes entre gritos de "¡Presidente, presidente!", ha insistido en presentar Vox como un instrumento al servicio de España. Vox no es un partido, ha dicho, sino "un movimiento patriótico, cultura, político", es "un sentimiento rojigualda irrenunciable".

Tras insistir en la críticas a los partidos y a los medios de comunicación -"daremos las entrevistas que queramos y que nos de la gana, no tenemos el deber de darlas"- Abascal ha recorrido los ejes del discurso de Vox que ya habían apuntado el resto de cabezas de lista al Congreso. Así, ha reclamado el derecho a los españoles a "defender las fronteras" y a decidir quien entra y quien no, y a defender su casa con la posibilidad de llevar armas: "Es nuestra obligación defender a nuestros abuelos, a nuestros hijos, a nuestras mujeres. Nuestra casa es nuestro castillo".

Abascal también se ha dirigido al "lobby" LGTBI que "impone" la bandera arcoiris cuando "la bandera de los gays y lesbianas españoles es la bandera de España". Pero la parte de su discurso que más ha encendido al público ha sido la referida a Catalunya, en la que ha repetido su compromiso con la detención de Carles Puigdemont, la disolución de los Mossos d’Esquadra -y la integración de los "leales" en la Policía Nacional- y lz intervención de Catalunya.

"Si quieren que nos callemos nos van a tener que encerrar, y ni aun así nos callaremos porque tendrán que encerrarnos a todos", ha terminado diciendo Abascal entre nuevos gritos de "¡Presidente, presidente!" que han dado paso al himno de España, con el que se ha cerrado el acto.

Etiquetas
Publicado el
6 de abril de 2019 - 13:54 h

Descubre nuestras apps

stats