La cabecera del Orgullo LGTBI no se hará la tradicional foto en Cibeles en protesta por los pactos con Vox

La foto de la cabecera en Cibeles en 2017.

La organización del Orgullo LGTBI ha decidido que este año la cabecera de la manifestación que se celebra este sábado no se hará la típica foto en Cibeles, la sede del Ayuntamiento de Madrid. La decisión se ha tomado como forma de protesta por el pacto entre las tres derechas (PP, Ciudadanos y Vox) que ha aupado a la alcaldía al popular José Luis Martínez Almeida. En esta ocasión, la foto se hará al revés, según ha podido saber eldiario.es: la pancarta se situará de cara a la sede y en la foto saldrá la fuente de Cibeles y la Gran Vía.

La FELGTB, sobre el anuncio del despliegue de la bandera arcoíris en Cibeles: "No solo hay que parecer defensores de derechos, hay que serlo"

La FELGTB, sobre el anuncio del despliegue de la bandera arcoíris en Cibeles: "No solo hay que parecer defensores de derechos, hay que serlo"

"Queremos mostrar nuestra oposición al acuerdo con la extrema derecha y lo que ya han hecho en la capital", explica Uge Sangil, presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais y Trans (FELGTB), que organiza junto a COGAM la marcha. "Nos colocaremos al revés y mirando a la sede de Cibeles como muestra de que nos tienen en frente porque nos están quitando derechos".  

El Ayuntamiento de Madrid ha minimizado la presencia y la actividad municipal sobre el Orgullo LGTBI empezando por la colocación de una bandera de España en el lugar en el que estos últimos cuatro años se instalaba la arcoíris, desplazando esta a un lateral. Además, el consistorio censuró parte de la campaña 'Nuestro Mayor Orgullo' y eliminó los mensajes reivindicativos de las banderolas colocadas en las farolas de las principales vías de la ciudad.; colocó con una semana de retraso la campaña en los soportes digitales y apenas se ha hecho eco de la cita en sus redes sociales.

"Por un lado saca la bandera arcoíris y por otro da poder a quienes se posicionan contra la visibilidad y la libertad del colectivo. Consideramos que no sólo hay que parecer ser defensores de los derechos humanos, hay que serlo", denunció hace días la FELGTB al tiempo que exigía que que los derechos humanos no sean "una moneda de cambio" para "conseguir poder político".

Los pactos entre las tres derechas también ha motivado el veto del PP y Ciudadanos de las carrozas que acompañan a la marcha cada año y de la manifestación del pasado fin de semana en Barcelona. Ciudadanos contó con carroza los dos últimos años, pero los acuerdos con Vox son una línea roja para el colectivo LGTBI. Además, los de Albert Rivera se negaron a firmar un compromiso con los derechos LGTBI de COGAM que incluía el requisito de no pactar con la extrema derecha.

Etiquetas
Publicado el
5 de julio de 2019 - 14:56 h

Descubre nuestras apps

stats