eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Susana Díaz repetirá como líder del PSOE andaluz tras presentar avales equivalentes a la mitad de la militancia

Cuatro diputadas han entregado este sábado unas 25.000 firmas a favor de la precandidata a la reelección

Su único rival, el militante de base Francisco Tirado, ha llevado en persona menos de un millar por lo que se queda fuera

51 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Díaz repetirá como líder del PSOE-A tras ser la única en conseguir los avales

EFE

Las parlamentarias María Márquez, Ángeles Ferris, Beatriz Rubiño y María Jesús Serrano, esta última en el Congreso de los Diputados, han entregado este sábado en la sede del PSOE de Andalucía en torno a 25.000 avales para la candidatura de Susana Díaz a revalidarse como secretaria general de la federación. El otro único precandidato, el militante de base Francisco Tirado, natural de Linares (Jaén), ha llevado los suyos personalmente, si bien no llegaban a un millar, por lo que se queda fuera de esta carrera. 

De hecho, para ser proclamado candidato había que presentar este sábado como tope unos 4.800 avales, equivalente al 10% del censo del PSOE-A, lo que Susana Díaz ha superado con creces a falta de cotejar todas las firmas, según han confirmado fuentes del partido que las han cifrado en las citadas 25.000.

El sector crítico en Andalucía, que se había manifestado con un respaldo de más del 30% a Pedro Sánchez en las recientes primarias del PSOE, ya le había garantizado a Susana Díaz un congreso tranquilo y que no impulsarían una candidatura para hacerle frente. El gesto de Francisco Tirado de presentarse fue espontáneo y pese a que en los últimos días se ha tejido una red de apoyo en torno a él, ha sido testimonial. Sin embargo, hasta el último momento, en la dirección regional guardaban prudencia a la espera de saber cuántos avales conseguía porque haberlos logrado o haberse aproximado, hubiera supuesto que el sanchismo sí se había movido, pese las garantías de sus referentes en Andalucía de que no iban a perjudicar a la estabilidad de la federación. 

Forma parte esto, de hecho, del pacto de no agresión entre Susana Díaz y Pedro Sánchez, por el que ella no le ha reclamado ninguna cuota en su ejecutiva y se esfuerza por no entrar en confrontación con determinados posicionamientos del líder, y a cambio los sanchistas tienen el compromiso no escrito de no interferir en su deseo de revalidarse en el poder en la comunidad autónoma, tanto orgánico como institucional, tras haber fracaso en el intento de saltar a Ferraz. Eso sí, nada le garantiza que los críticos vayan a pelear por tomar posiciones en los congresos provinciales a finales de año, como ya han anunciado en Granada y Málaga.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha