eldiario.es

Menú

ARAGÓN

La plantilla de Opel en Figueruelas acepta el preacuerdo del convenio con un 58 % de apoyos

Por solo 819 votos (2.897 frente a 2.008) los empleados y empleadas de Opel en Figueruelas han dado su anuencia al preacuerdo de convenio firmado con la dirección de la empresa

En las últimas horas de este martes, UGT envió un comunicado interno alertando de que iba ganando el ‘no’ y pidiendo el voto afirmativo a todos los que aún no hubieran depositado su papeleta

Cuando Rajoy y Lambán pedían confianza ante la compra de Opel porque PSA prometía cumplir todo lo pactado

- PUBLICIDAD -
La plantilla de Opel apoya, con ajustado margen, el preacuerdo de convenio

La plantilla de Opel apoya, con ajustado margen, el preacuerdo de convenio EFE

Con un resultado muy ajustado, 2.897 (58 %) votos a favor, 2008 en contra y 54 en blanco, los trabajadores y trabajadoras de la planta de Opel en Figueruelas han dado su visto bueno al preacuerdo firmado el pasado lunes entre dirección y sindicatos. A las 9:30 de este miércoles se cerraban las urnas y empezaba el recuento de votos del referéndum.

En declaraciones a Aragón Radio, la secretaria general de Industria de CCOO, Ana Sánchez, ha lamentado que “la premura de la votación, quizás haya impedido votar a todos los empleados”. No obstante, ha calificado de "positivo" el acuerdo.

Desde la dirección de Opel también se felicitan. En un comunicado, han asegurado que ha sido “un ejercicio de responsabilidad por ambas partes”. La competitividad, han dicho, “era la única vía para construir un futuro sostenible en esta planta. Este acuerdo contribuye al objetivo de Opel de alcanzar la rentabilidad en el año 2020”.

La liviana diferencia entre el ‘sí’ y el ‘no’ ya se percibía en las últimas horas de este martes, cuando la Secretaría de Comunicación de UGT - FICA en GM España emitió un comunicado interno alertando de que estaba ganando el ‘no’. “Pese al esfuerzo de información veraz y objetiva realizado por UGT por todos los medios, incluidas varias asambleas”, decía dicho mensaje, “no hemos conseguido transmitir la realidad de que el Corsa no esté en Zaragoza si gana el ‘no’. Lamentablemente, si finalmente ese es el resultado esa será la consecuencia”.

A los que aún no habían votado les decía: “Aquellos que podáis leer estas líneas y esté pendiente vuestro voto, os pedimos que reflexionéis y que votéis afirmativamente al preacuerdo. Lo primero es salvar el Corsa y la planta de Figueruelas, después habrá tiempo de hacer otras cosas. Si no lo hacemos así, habremos de enfrentar una situación diferente, dramáticamente distinta y que seguro que ninguno deseamos por sus consecuencias”.

El convenio

Aceptan, por tanto, un convenio para los próximos cinco años, hasta 2022, condicionado a un plan industrial. Y que supone una congelación salarial para este año, una subida del 50 % del IPC hasta 2020 y del 60 % en los dos años siguientes. Los empleados pierden 5 minutos de pausa, ven reducidos en un 5 % los pluses de nocturnidad y festivos y aceptan la eliminación progresiva (en cinco años) de los pluses de calendarios.

Lejos de la primera propuesta de la empresa, que establecía una rebaja salarial del 6%; y, por supuesto, antagónica al órdago del Grupo PSA cuando anunció, directamente, que se llevaba de Figueruelas la fabricación del Corsa y las inversiones vinculadas a nuevos modelos.

También difiere el texto definitivo en algunos de los cinco mínimos exigidos por el Comité de Empresa. Consistían estos en presentar un plan industrial con dos líneas de producción y tres turnos de trabajo, aplicar contratos de relevo desde los 60 años, contratar a los 170 trabajadores finiquitados en los últimos meses, rejuvenecer la plantilla con salidas pactadas a los 61 años e incluir en el convenio a los niveles 6 y 7 (mandos intermedios).

“No es el convenio que queríamos nosotros, pero tampoco el que quería PSA”, aseguraron en CCOO tras el preacuerdo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha