eldiario.es

Asuntos Internos se basó en intuiciones para exculpar a los Mossos imputados en el caso Ester Quintana

El tribunal que juzga a dos antidisturbios por reventar un ojo a Ester Quintana muestra su desconcierto porque la División de Asuntos Internos de los Mossos d'Esquadra llegara a conclusiones distintas que el juez instructor

La unidad de la policía catalana que investigó el caso nunca llevó al juzgado una bala de goma, sino tan solo proyectiles de 'foam', porque "era el elemento más desconocido en aquellos momentos"

- PUBLICIDAD -
Ester Quintana, mujer que perdió un ojo por el impacto de una bala de goma /EDU BAYER

Ester Quintana en una imagen de archivo EDU BAYER

Dos jefes de la División de Asuntos Internos (DAI) de los Mossos d'Esquadra han admitido este miércoles que se basaron en intuiciones e indicios débiles para exculpar a los dos antidisturbios acusados de reventar un ojo a Ester Quintana. La ceremonia de confusión practicada por los mandos de la DAI este miércoles ha sido tal que el presidente del tribunal se ha mostrado "un poco desconcertado" porque la unidad de la policía catalana que investigó el caso llegara a conclusiones distintas a las del juez instructor -que sí vio suficientes indicios del disparo de balas de goma para enviar a juicio al subinspector y al escopetero acusados.

Asuntos Internos investigó el caso Ester Quintana bajo la dirección del titular del juzgado de instrucción número 11 de Barcelona. En julio de 2013, plantearon al instructor una nueva línea de investigación que daba un giro de 180 grados a las pesquisas: apuntaba a que el disparo que mutiló a Quintana era de un proyectil de precisión o 'foam' en vez de una bala de goma y que procedía de un furgón distinto al de los agentes imputados. El instructor terminó por encargar diligencias a la Guardia Civil.

El jefe del área de investigación de la DAI de los Mossos y un cabo que asumió las pesquisas han mantenido este miércoles ante el tribunal que, según deducen del análisis de los vídeos del momento de los hechos, antes de que Quintana cayera herida se oyeron dos detonaciones (que creen que son salvas por lo que les dijo el subinspector acusado, de la furgoneta Dragó 40). Pero además, según la DAI, hay una tercera detonación.

Este tercer disparo es la base de la tesis exculpatoria de la defensa de los mossos acusados, que apunta a que su autor podría proceder de otra furgoneta policial, la Dragó 414. A preguntas del juez, el cabo de la DAI ha dicho que "el tercer disparo no podemos decir quién lo hace".

Las respuestas de los agentes de la DAI han desconcertado al tribunal hasta el punto que su presidente les ha preguntado si se coordinaron con el juez que instruyó el caso. "¿Ustedes llegaron a conclusiones distintas que el juez instructor?", ha inquirido el presidente del tribunal, visiblemente sorprendido. "Aportamos toda la información que teníamos. Desde el momento en que el instructor concluye que fue pelota de goma...", ha respondido el jefe de área de investigación de la DAI, sin acabar la frase.

Desconcierto en el tribunal

El desconcierto del tribunal no es causalidad. El investigador jefe de la DAI ha explicado que consideraron "relevante" el tipo de arma policial que se utilizó en el dispositivo que hirió a Quintana en abril de 2013, esto es, cinco meses después de los hechos. No obstante, la unidad de la policía catalana que investigó el caso nunca llevó al juzgado de instrucción una bala de goma, sino tan solo proyectiles viscoelásticos o de 'foam'. "Era el elemento más desconocido en aquellos momentos", ha justificado el jefe de la DAI.

Además, los agentes de la DAI han reconocido que se basaron en el sonido de imágenes editadas de las cadenas 8TV y Gràcia Món para sostener la tesis del tercer disparo de un arma diferente a una escopeta de balas de goma en el lugar donde la intervención policial mutiló a Quitana.

La Fiscal y la abogada de Quintana han acorralado a preguntas a los agentes para intentar desmontar su tesis. "Intuimos que es la 414", ha terminado por admitir el jefe de investigación, a lo que la Fiscal ha contestado que es "imposible" determinarlo mediante las imágenes mostradas en el juicio.

En su declaración de este martes, por contra, los agentes de la Dragó 414 situaron a la furgoneta Dragó 40, la de los acusados, como la única que podía tener a tiro a Ester Quintana. Y sí admitieron que bajaron de su furgoneta, pero por un intervalo tan corto que no les dio tiempo a intervenir. Además, el escopetero de la 414 no iba armado porque le dolía la espalda, según su versión.

Por otro lado, los agentes de la DAI han explicado que enteraron por la prensa que la conselleria de Interior había asumido la autoría policial de las lesiones de Quintana con la indemnización de 260.000 euros que pagó a la mujer el pasado mes de julio. De hecho, han explicado que sus pesquisas concluyeron en julio de 2013 con el informe que apuntaba a otro furgón sospechoso y a una arma distinta a la bala de goma como causante de las lesiones de Quintana.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha