eldiario.es

Menú

Comienza la campaña electoral más igualada de la historia

Empiezan 15 días de campaña electoral en la que once formaciones se presentan a las elecciones autonómicas.

Más de 6.000 concejales serán elegidos el 24 de mayo en centenares de municipios.

- PUBLICIDAD -
Cospedal interviene sin oposición en las Cortes de CLM / Foto: Javier Robla

Varios centenares de localidades de Castilla-La Mancha así como la propia región empiezan quince días que decidirán el futuro no solo de los próximos cuatro años sino incluso de algunas formaciones y políticos que se enfrentan a una 'reválida' incluso interna en su partido. PP y PSOE llegan a unas elecciones en una situación de empate técnico, con una ligera ventaja de dos décimas para los socialistas pero de uno o dos escaños para los 'populares', y con nuevas formaciones entrando en el parlamento regional que ganan cada día que pasa más votos.

Más de 6.000 concejales serán elegidos en las numerosas localidades de Castilla-La Mancha el 24 de mayo. Once listas se presentan por su parte a la presidencia de la región con un Partido Socialista que busca volver al gobierno regional tras cuatro años en la oposición y un Partido Popular que tiene en Castilla-La Mancha y en la representación de María Dolores de Cospedal una prueba de fuego para las próximas elecciones generales de noviembre. Unos comicios que pueden suponer un duro palo para los miembros de Génova o la reafirmación de las políticas de recortes y austeridad que ha llevado a cabo Cospedal en estos, sus primeros, cuatro años de gobierno.

Unas Cortes castellano-manchegas que por primera vez estarían formadas por hasta cuatro formaciones distintas según las encuestas y el Centro de Investigaciones Sociológicas. Ante el bipartidismo PP-PSOE de los últimos 32 años aparece ahora dos formaciones completamente nuevas en la región que hasta última hora han estado calculando milimétricamente los pasos a dar para conseguir el máximo apoyo electoral posible, mientras que formaciones que han participado en otros comicios (caso de Izquierda Unida) parece que no conseguirán los apoyos necesarios para ser un nuevo integrante del parlamento.

Un parlamento que además estrena Ley Electoral siendo Castilla-La Mancha el parlamento más pequeño de España igualado con el de La Rioja, a pesar de que en la comunidad hay más de dos millones de habitantes. Con una representación de un diputado por cada 68.000 habitantes, la comunidad autónoma será la representada más pobremente en su parlamento autonómico. También serán las elecciones en las que entra en vigor una nueva Ley Electoral que pasa los diputados de 49 a 33 y las elecciones que a su vez derogan otra Ley Electoral que jamás entró en vigor en unos comicios, como fue la de 2012. En solitario, el Partido Popular decidió que las Cortes pasasen de 49 a 53 diputados en ese año, para después reducir drásticamente el parlamento. El motivo de aumentar los escaños en su día era aumentar la representatividad, una representatividad que ahora en Castilla-La Mancha es la menor de España por habitante.

Cospedal: liderar el PP o encabezar la caída nacional

Para la actual presidenta estas elecciones no tendrán término medio en su carrera: pueden significar un golpe definitivo a una carrera marcada por el "despido en diferido" e "indemnización en forma de simulación" o la reafirmación de sus políticas que el PP tiene en Castilla-La Mancha su 'conejillo de indias' para estrategias nacionales. Con dos décimas menos en estimación de voto que Emiliano García-Page (34'9% por un 35'1%), la Ley Electoral beneficia al partido de la actual presidenta dándole entre uno y dos escaños más. Cospedal se juega el 24 de mayo un futuro no como presidenta simplemente sino como secretaria general del PP y en el seno del partido, donde una derrota la dejaría muy tocada.

Ante la caída generalizada de votos del partido, los 'populares' tratarán de afianzar sus principales bastiones para asegurar el poder municipal. Con el objetivo de "conquistar" Toledo como golpe simbólico al poder de Page, los miembros del partido buscan retener Albacete así como Ciudad Real y Guadalajara. Más complicado tienen según las encuestas retener otras ciudades importantes como Talavera de la Reina o Alcázar de San Juan. Con una propuesta de gobierno totalmente renovada pero manteniendo los mismos lemas de 2011, el Partido Popular llega a las elecciones intentando minimizar pérdidas.

García-Page: un PSOE nuevo para nuevos tiempos tras cuatro años en la oposición

Mientras el PP aumentaba su poder en Castilla-La Mancha, en la ciudad de Toledo ocurría todo lo contrario, con un joven alcalde que consiguió por primera vez la Alcaldía de esa capital para el PSOE. Ocho años después de conseguirlo, García-Page es el candidato para "echar" a María Dolores de Cospedal de la Junta. A favor tiene experiencia municipal y regional y la mezcla entre los nuevos tiempos que corren pero con la experiencia de haber estado en el gobierno con Barreda o Bono.

Un solo escaño apartó al PSOE de la Junta de Comunidades en 2011. Ahora las encuestas vuelven a dar una diferencia de solo un escaño, pero con Page con más intención de voto que Cospedal a quince días de los comicios. Para el PSOE una muestra de que el cambio está cerca, pero sin embargo el cambio no pasará exclusivamente por la formación de la rosa sino que dependerá de terceros partidos, con el objetivo marcado de "echar a Cospedal" y devolver a Castilla-La Mancha los servicios sociales perdidos.

Toledo y Cuenca, así como la Diputación de Ciudad Real, son los grandes fosos de voto del partido. Retenerlas estará complicado, pero la formación no lo descarta, mientras busca pescar "en río revuelto" y conseguir alcaldías perdidas en las últimas elecciones que históricamente han podido tener. Alcázar de San Juan, Puertollano, Talavera, Manzanares, Almansa o Albacete son algunas de las ciudades a las que aspiran los socialistas y donde las encuestas pueden dar alguna sorpresa. Alguna diputación regional como la propia de Toledo o la ciudadrealeña también esperan conseguir con una mezcla de rejuvenecimiento y preparación que encabeza por ejemplo Milagros Tolón como candidata a la Alcaldía de Toledo y sustituta natural de Page.

Ciudadanos: la incógnita con la llave del poder

Ni de izquierdas, ni de derechas, sino todo lo contrario. Ni los expertos en política son capaces de avecinar qué pasaría con la formación de Albert Rivera en caso de requerirse que pacte bien con PP o con PSOE. En Castilla-La Mancha, liderados por Ángel Ligero en su primera participación regional, se han mostrado hasta el momento del lado de la izquierda apoyando numerosos pactos, todos en los que han participado todos los partidos menos Cospedal. Parece tener clara la formación que echar a Cospedal es una prioridad, algo que lógicamente requiere que no pacte con el PP e incluso que tuviera que "mojarse" y pactar con el PSOE. A la vez que no se sabe exactamente qué pasará con un partido cuyos militantes tienen como mucho seis meses de antigüedad de afiliación, sus entre tres y cuatro parlamentarios serán la clave para que gobierne uno u otro.

Ligero ya consiguió ser concejal en 2011 concretamente de la localidad guadalajareña de Galápagos. Ahora la formación lleva casi un centenar de listas municipales en toda la región y aspiran a conseguir concejales en prácticamente todos los ayuntamientos. Si bien tienen difícil conseguir cualquier alcaldía de Castilla-La Mancha, sí tendrán voz y voto para la gran mayoría de formaciones de gobierno de los distintos ayuntamientos. Especialmente en Guadalajara la formación cuenta con un nicho de voto en una campaña que se muestra en dos frentes: el externo, pidiendo el voto, y el interno evitando las acusaciones y denuncias que llegan de miembros de listas que achacan irregularidades a los altos cargos del partido.

Podemos: una burbuja que se desinfla sin listas municipales

La apuesta de Podemos era complicada desde el principio y las encuestas así lo muestran. El partido ha decidido presentar solo lista a las autonómicas y no en las municipales, ni siquiera en las capitales de provincia. La falta de presencia local pasa factura a un partido al que se le estiman dos escaños y que puede llegar a ser desde irrelevante para formar gobierno, como otra de las claves en un pacto con el PSOE para echar a Cospedal.

El partido que encabeza en Castilla-La Mancha José García Molina ha encontrado el desgaste del tiempo, la falta de municipalidad y la irrupción de Ciudadanos como problemas con los que le cuesta lidiar. El tirón nacional hace que en Castilla-La Mancha se mantengan con representación, pero vivirán una campaña donde un diputado más o un diputado menos puede suponer el ser clave de gobierno, o ser la apuesta que quedó en nada.

Ganemos-Izquierda Unida: a por alcaldías y concejalías importantes

La nueva Ley Electoral "corta las alas" a una Izquierda Unida que en determinados momentos de la legislatura iba a tener representación en los sondeos. Si con 49 ó 53 diputados era difícil, con 33 imposible. Por eso los esfuerzos de la formación, estrenando marca electoral, pasa por el electoralismo de a pie, especialmente en los municipios pequeños.

Y la apuesta, dentro de las posibilidades del partido, puede salirle bien: pequeñas localidades como Madrigueras (Albacete), Argamasilla de Alba (Ciudad Real) o Añover de Tajo (Toledo) pueden tener alcaldías del partido. A ello se suma obtener concejales en grandes ayuntamientos como en Toledo, Guadalajara o Albacete, donde pueden tener importancia para formar gobiernos. Con Alejandro Ávila como candidato a la Junta, todos los esfuerzos pasan por el municipalismo asambleario que en determinadas ciudades llevan ejerciendo activistas de a pie, caso de Sonsoles Arnao en Talavera o Javier Mateo en Toledo.

UPyD: representatividad nula y fuga de escaños a Ciudadanos

El partido de Rosa Díez tenía pocos escaños en concejalías manchegas, y las encuestas dicen que serán aún menos los que tendrán. El escaño por ejemplo del partido en Tomelloso (Ciudad Real) parece que volará hacia Ciudadanos; su candidata a la Junta, Celia Esther Cámara, sigue apostando por "salir a ganar" a pesar de no llegar ni al 2% de voto en las encuestas. Sí que tendrán numerosas listas en varias ciudades de la región, pero la fuga de miembros a Ciudadanos y el estado latente que vive la formación a nivel nacional hace que sean muy escasos los concejales que obtengan y prácticamente imposible el conseguir un escaño autonómico.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha