eldiario.es

Menú

Resucita el debate sobre la cuna de Cervantes por una polémica partida de bautismo

Una recomendación de la Red de Ciudades Cervantinas a Alcázar de San Juan para reconsiderar el "valor histórico” del documento ha generado una encendida polémica

El profesor y experto José Manuel Lucía arremete contra el equipo de Gobierno por haber utilizado su “consejo” con fines partidistas y contra el “espíritu del diálogo” que defendía Cervantes

El Consistorio mantiene que aún hay muchas teorías sobre el nacimiento del autor del Quijote y critica que se les trate como “ciudad de segunda” frente a Alcalá de Henares

- PUBLICIDAD -
Estatua de Miguel de Cervantes en Alcázar de San Juan

Estatua de Miguel de Cervantes en Alcázar de San Juan

Hay debates históricos que nunca terminan de estar cerrados y que con el tiempo reviven empujados por un pequeño resorte. Incluso después de 200 años. Es el caso del nacimiento de Miguel de Cervantes, una cuestión que lleva dos siglos levantando ampollas entre eruditos y expertos. Un documento sobre la partida de bautismo con el nombre del escritor, que sirve como reclamo turístico en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), en pleno corazón de La Mancha, se ha convertido así en objeto de una nueva polémica sobre el origen del autor del Quijote. La diversidad de opiniones ha traspasado ahora las fronteras de la comarca, encendidas por una recomendación personal del director de la Red de Ciudades Cervantinas y experto cervantista, José Manuel Lucía, dirigida al Ayuntamiento, en la que informaba a la Corporación municipal de los requisitos para formar parte de este organismo.

Todo empezó cuando en un correo electrónico, el profesor Lucía informó al Ayuntamiento de Alcázar de San Juan sobre los requisitos para entrar a formar parte de este itinerario, tal y como la localidad había solicitado en el pleno del mes de octubre. En el e-mail, pedía al Consistorio su aceptación impresa del Decálogo de la Red y la inclusión de las actividades y lugares cervantinos de la localidad. Pero al final del texto, recomendaba al Ayuntamiento que todo lo referente a la “falsa partida de bautismo” del autor del Quijote “se tratara como una riqueza de la tradición cervantina” que “ha potenciado un movimiento cervantino en la ciudad” y no tanto “como un hecho histórico”.

Ese email pasó a ser público cuando el equipo de Gobierno alcazareño (PSOE) anunció públicamente que revocaría el acuerdo plenario, que había sido propuesto por el PP, por el que aprobaba la realización de los trámites para formar parte de la Red de Ciudades Cervantinas. No les gustó que en su mensaje José Manuel Lucía les aconsejara reconsiderar el valor histórico de la partida de bautismo ni que se refiriera al documento como “falso”.

En realidad, Lucía se refería con ello a las tesis mayoritarias que dan por válido el libro de bautismos hallado en la Iglesia Santa María La Mayor de Alcalá de Henares que se descubrió en 1752, donde se alude a Miguel de Cervantes Saavedra como “natural” de esta ciudad madrileña. Por su parte, la ciudad manchega defiende el descubrimiento, también a mediados del siglo XVIII, en Alcázar de San Juan, de una partida de bautismo de un Miguel de Cervantes Saavedra, nacido en 1558, que desató la controversia sobre la cuna del escritor.

"No estamos dispuestos a renunciar a una de las principales señas de identidad cervantina de nuestra ciudad", afirma el concejal de Cultura, Mariano Cuartero. En declaraciones a eldiarioclm.es, el edil, también profesor de Literatura, afirma que todavía hay muchas teorías abiertas sobre si Cervantes nació en Alcázar de San Juan o en Alcalá de Henares, pero que lo de menos es la cuna del escritor sino su obra más famosa y su vínculo con La Mancha.

Partida de bautismo con el nombre de Miguel de Cervantes en Alcázar de San Juan

Partida de bautismo con el nombre de Miguel de Cervantes en Alcázar de San Juan

De hecho, en el Ayuntamiento ha sentado especialmente mal el “tono de condescendencia” con el que José Manuel Lucía “dio por hecho que la partida de bautismo es falsa” y recomendó su uso como “tradición y no por su valor histórico”. “No nos causa ningún trauma no pertenecer a este organismo, porque somos el corazón de La Mancha y eso no nos lo puede quitar nadie, pero no podemos permitir que se nos trate como ciudad de segunda categoría y eso es lo que dio a entender”, manifiesta el concejal.  

A partir de entonces, el debate partidista se ha servido en bandeja. El PP de la localidad ha salido en defensa de la Red de Ciudades. Según el edil y exalcalde Diego Ortega, la decisión de no pertenecer ahora a este organismo por ese correo electrónico solo es una forma “malintencionada y perversa” que ha tenido la alcaldesa, Rosa Melchor, de referirse a esta contestación cuando “en ningún momento ese escrito habla de renunciar a nada”. Pero desde el equipo de Gobierno insisten: “No es la recomendación en sí, sino el tono utilizado y el dar por hecho que la partida es falsa”.

Pero es al margen del debate político donde quiere situarse el autor de ese e-mail. En una entrevista con este periódico, el también profesor José Manuel Lucía ante todo lamenta la utilización que se ha hecho de su mensaje y su “enfado” por haber sido “utilizado” para “luchas partidistas”. Explica que las nuevas incorporaciones a la Red tienen que ser aprobadas por las 15 ciudades que ya forman parte de la misma y que como cervantista y para “evitar posibles suspicacias” recomendó al Ayuntamiento que no trataran la cuestión como un enfrentamiento, sino como “el elemento esencial de la tradición cervantina de Alcázar de San Juan”.

“Las declaraciones de la Corporación municipal, la lectura torticera de mi consejo -como cervantista y no como director de la Red de Ciudades Cervantinas-, me han dolido mucho. Y no de forma personal, porque justo este enfrentamiento va en contra del espíritu cervantino de la Red, de lo que esperamos en cada ciudad para conseguir que la cultura, con Cervantes a la cabeza, sea un motor de la sociedad. ¿Qué comunidad, qué modelo de sociedad se está creando desde Alcázar de San Juan, qué ejemplo se está dando a los más jóvenes, cuando se les llena la boca con la palabra Cervantes pero se actúa en contra de su pensamiento, que pasa por el diálogo, por aceptar y enriquecerse con el otro y con la voluntad de luchar por hacer una sociedad, una comunidad mejor?”, resalta.

"El apellido  Cervantes era y es muy habitual en la zona"

En cuanto a la partida de bautismo en sí, el experto recuerda que en el siglo XVIII, antes de que no hubiera documentos al respecto, todos querían ser ese “lugar”, esa “patria” de Cervantes y por eso la búsqueda de los filólogos se hacía a ciegas, motivo por el que se encontraron varios documentos con un tal Cervantes: en Alcalá de Henares, en Alcázar de San Juan o en Consuegra, entre otras localidades. “Hoy sabemos que el apellido Cervantes -y sobre todo el de López de Cervantes- era y es habitual en la zona, con lo que no es descabellado pensar que hubiera varios Cervantes y no todos fueron el autor del Quijote”.

Explica que es en esta polémica donde hay que situar la partida de bautismo de Alcázar de San Juan y de Consuegra. Pero, ¿cuál es la que corresponde al autor del Quijote? José Manuel Lucía esgrime que es un dato que hay que contrastar con otros, como por ejemplo, el hecho de que en el Libro de los Trinitarios se hable de "Cervantes, natural de Alcalá de Henares".

A este respecto, Martín Fernández de Navarrete, en su biografía cervantina de 1819, ya habla de esta polémica sobre el tema de las partidas de bautismo como de algo “ya superado”. Por eso se sorprende de que casi 200 años después siga la polémica, “superada desde un punto de vista científico”. Sin embargo, considera que hay otro factor, el de la “tradición cervantina” en Alcázar de San Juan que “hay que defender y alentar, pero “no como enfrentamiento ni defensa de algo que no tiene justificación documental, sino con el orgullo de saberse partícipe y heredero de una tradición de siglos”, y que ha permitido “avanzar en la construcción de un espacio que tiene su identidad los valores y la relación cervantina”. “Y eso nadie se lo puede negar a Alcázar de San Juan”, concluye.

Pese a la llamada a la concordia, las reacciones posteriores de otros colectivos tampoco se han hecho esperar. Y las hay para todos los gustos. Alcázar de San Juan ha encontrado varios apoyos y detractores. Así, el Centro Cervantino de Castilla-La Mancha han mostrado su respaldo por el "atropello y la polémica extrema" de la Red de Ciudades Cervantistas de España.

Según han apuntado, este último organismo “pretende eliminar con criterios personales la tradición popular que durante siglos se vive en torno a Cervantes en esta ciudad manchega". "Cabe señalar que la tradición popular siempre ha sido el reflejo de verdades históricas y literarias, por lo que en Alcázar de San Juan siempre se ha mantenido vivo el ideal cervantino, de manera ininterrumpida, como un hecho histórico, incluso cuando en otras ciudades no se valoraban a Cervantes", añade en un comunicado la Red Mundial.

Es más, desde este colectivo han animado a que el resto de poblaciones de la región integradas en esa “equivocada” Red de Ciudades Cervantistas como Argamasilla de Alba, Esquivias o Toledo, abandonen la misma, porque el “ultraje cultural sólo demuestra el error de los monopolios culturales que no pueden estar en manos de personas ajenas a la ciudadanía, más interesadas en sus réditos en publicaciones de libros y otras cuestiones".

Sociedad Cervantina: "El Ayuntamiento lo ha tergiversado" 

Pero otra opinión ha esgrimido la Junta Directiva de la Sociedad Cervantina de Alcázar de San Juan. Elogian la figura de José Manuel Lucía como “uno de los mejores cervantistas del mundo” y considera que el Ayuntamiento ha “tergiversado interesadamente sus palabras por motivos políticos” para iniciar una guerra con el PP. “Mucho antes de que el PP presentase la propuesta al Pleno, esta Sociedad Cervantina, ya había solicitado esta misma propuesta, estando argumentada en cada uno de los mismos puntos que ahora la Red solicita presentar”. Por ello, solicita que se inicien los trámites aprobados en el pleno que ahora se quiere anular para intentar formar parte de la Red de Ciudades Cervantinas y “si no nos considera ciudad cervantina lo argumentará, siempre con respeto a lo que los demás piensen”.

La Red de Ciudades Cervantinas nació este año para facilitar un mayor conocimiento y relación de los lugares vinculados con Miguel de Cervantes, ya sea por su presencia personal, o por su vinculación con su obra o con su difusión. Se ha conformado a partir de una serie de lugares cervantinos que, por su vinculación con la vida y con la obra de Cervantes, han desarrollado durante años actividades educativas, académicas, culturales o turísticas alrededor de este tema, que se ha convertido en uno de los ejes de su desarrollo.

Su sede física se encuentra en Alcalá de Henares y pertenecen al colectivo, además de esta última,  Armasilla de Alba (Ciudad Real), Argel (Argelia), Azul (Argentina), Barcelona, Ciudad Real, Córdoba, El Toboso (Toledo), Esquivias (Toledo), Lisboa, Madrid, Montevideo (Uruguay), Sevilla, Toledo y Valladolid.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha