eldiario.es

Menú

Puig pide diálogo ante el conflicto con los empresarios por el sistema de retorno de envases

El presidente de la Generalitat ha asegurado que hay que avanzar en una solución consensuada y que no habrá imposiciones.

La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval) ha solicitado la creación de una mesa de trabajo en materia de residuos.

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, el presidente del Consell, Ximo Puig (centro) y la consellera Elena Cebrián

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, el presidente del Consell, Ximo Puig (centro) y la consellera Elena Cebrián

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha participado este martes a la jornada 'Tornar el Casc 2.0' sobre retorno de envases en la nueva política de residuos.

En su intervención, Puig ha solicitado diálogo ante la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, en su objetivo de implantar en el primer trimestre de 2018 el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de Envases (SDDR) en la Comunitat Valencia.

De hecho, la su departamento ya ha elaborado un borrador del  proyecto de ley de Protección Adicional del Medio Ambiente que regulará la implantación del SDDR y que prevé sanciones de hasta 1,7 millones de euros a las empresas que se resistan a aceptarlo.

El presidente ha comentado en su discurso que actualmente existe un problema con la gestión de los envases y que el objetivo del Consell es lograr que el ecosistema de la Comunitat, sus pueblos, montes y playas estén limpios de estos residuos y crear una economía circular respetuosa con el medio ambiente.

Puig ha reconocido que se ha llevado a cabo un intenso proceso de diálogo con todos los agentes económicos implicados en este sistema y ha solicitado que se siga en ese misma línea para alcalnzar un acuerdo en materia de gestión de residuos: "Sin imposiciones, con diálogo, diálogo y más diálogo, porque el diálogo es la manera más eficaz de llegar a buen puerto".

De esta forma, el presidente ha querido tender puentes ante las reticencias mostradas en las últimas horas por las patronales.

En este sentido, la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) ha amenezado con denunciar la implantación del SDDR ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Por su parte, la Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana (Cierval) ha presentado  un manifiesto firmado por 47 entidades en contra del sistema de retorno y ha solicitado la creación de una mesa de mesa trabajo con todos los agentes implicados.

Al respecto, Puig se ha mostrado abierto a establecer un marco de diálogo, pero siendo conscientes de que existe "un problema con los residuos y entre todos los sistemas de gestión hay que avanzar hacia un sistema propio valenciano".

Cebrián y Ribó defienden el SDDR

Por su parte, la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián, ha recordado que se ha hecho un importante esfuerzo de diálogo "con más de 70 entidades y asociaciones".

Cebrián ha reconocido que será complicado llegar a un acuerdo, pero que todos tienen un objetivo común, "mejorar la gestión de los envases con las mejores soluciones posibles", unas soluciones que para su departamento pasan por la implantación del SDDR y de la recogida selectiva de los residuos orgánicos.

Por su parte, el alcalde de Valencia, Joan Ribó, quien ha asistido también ha esta jornada, ha respaldado la puesta en marcha del SDDR, puesto que supondrá "un ahorro en limpieza que se podrá dedicar a otras necesidades", al tiempo que se generará "una economía circular que permitirá mejorar la situación de personas desfavorecidas mediante la recogida de envases abandonados".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha