eldiario.es

Menú

Rosana Montalbán “Apuesto más por los Guanyem que por las siglas de EU"

La ex portavoz de la PAH, número 2 en la lista de de Esquerra Unida que ha ganado las primarias, califica de “barbarie” que una familia se quede sin casa

- PUBLICIDAD -
Rosana Montalbán.

Rosana Montalbán.

Rosana Montalbán (1977, Valencia) lleva en los genes la lucha contra las injusticias. Hija de una familia de tradición sindicalista –su padre es Antonio Montalbán, secretario general de CCOO-PV, de 1978 a 1996- ha participado desde muy pequeña en sindicatos estudiantiles –BEA en el instituto y Acontracorrent en la Universidad-. Licenciada en ciencias del trabajo, diplomada en relaciones laborales y estudiante del doble grado de sociología y ciencias políticas, su paso por el mundo universitario la inició en los movimientos sociales.

Fue una participante en la creación de la Plataforma Feminista de Valencia, participante en el 15-M, afiliada a Esquerra Unida, pero sobre todo destacó por su paso como portavoz de la PAH en Valencia, cargo que le otorgó notoriedad. Montalbán es quién empieza este serial de entrevistas a las caras más importantes de los movimientos sociales en Valencia. Llega en bici a toda prisa. Ha hecho tarde. Estaba en una concentración delante de Caixa Catalunya. Síntoma que no ha cambiado nada, pese a su salto como número 2 en la lista ganadora de Ignacio Blanco en las primarias de Esquerra Unida. Su camisa de la PAH la delata. Tras unos minutos buscando un sitio donde realizar la entrevista, finalmente nos sentamos en un sala vacía de la universidad.

-Pese a sus 37 años, tiene una extensa trayectoria en los movimientos sociales. ¿Por qué empieza en el activismo social?

He tenido mucha suerte, ya que he nacido en una familia muy politizada. Desde la cuna he visto como mis padres participaban en las asociaciones vecinales, en el sindicato y en las organizaciones políticas. Mis primeros pinitos empezaron en el colegio con 10 o 11 años. En el instituto, representé a mis compañeros y promovimos huelgas desde el primer sindicato de izquierdas que se empezaba a implantar, el BEA. Aunque desde casa nunca nos han aleccionado en como teníamos que pensar, a causa de la propia socialización familiar intentas aportar tu granito de arena para cambiar aquello que consideras injusto.

-Fue participante en la plataforma feminista de València y ha destacado en la lucha por los derechos de las mujeres. ¿Qué hace falta para frenar la lacra de la violencia machista?

Hace falta que este asunto sea un cuestión de Estado, una prioridad. La violencia de género no es simplemente las mujeres asesinadas, sino que es más amplia. Pasa desde la cosificación, al canon de belleza que se les impone y acaba porque se las trate como objetos sexuales. Esta violencia también afecta a los hombres, ya que a ellos se les establece que deben ser de una determinada manera, por ejemplo a la hora de expresar sentimientos.

- Sin embargo, por lo que más es conocida es por ser hasta hace nada portavoz de la PAH en València. ¿Casos mediáticos como el del desahucio de la anciana de Vallecas revela que no hemos avanzado nada para evitar este drama?

Los únicos avances que ha habido han sido de empoderamiento de las propias personas afectadas por un proceso de ejecución hipotecaria, ya que no ha habido cambios legislativos. No obstante, conquistamos uno de nuestros objetivos desde la plataforma: dar a conocer en los medios y situar en la agenda pública esta barbarie, de que una persona se quede sin casa y encima sea condenada de por vida a pagar la deuda. Este propósito lo conseguimos con la ILP, parando desahucios, generando redes con otros movimientos sociales como el 15-M, etc. Sin embargo, nuestro objetivo principal de que en este país no se desahucie a nadie que es deudor de buena fe, aún no lo hemos logrado.

-¿Qué soluciones plantea para que desde el ámbito valenciano se pueda resolver el problema de los desahucios?

Dos soluciones muy claras. La primera, que desde el gobierno autonómico se declare el País Valencià como una comunidad libre de desahucios, donde ninguna persona que es deudora de buena fe pueda perder su casa. La segunda, que la administración pública asuma una de sus obligaciones: garantizar el derecho a la vivienda de todos los ciudadanos y, especialmente, a aquellos colectivos más desfavorecidos. Esto se consigue garantizando de forma real un parque de vivienda social.

- Abandonó la primera línea en la PAH y entró como persona destacada en la candidatura de Ignacio Blanco en EUPV, ganadora de las elecciones primarias. ¿Por qué dio este paso?

No solo Ignacio, sino muchos compañeros y compañeras de la organización me empujaron a dar el paso, ya que de hecho no me seducía mucho la idea, porque disfruto mucho participando en los movimientos sociales. Pero, al ver que los diputados de Esquerra Unida compaginan su trabajo de fiscalización de las políticas del PP con la lucha en los movimientos sociales, acabé por sentirme obligada a dar el paso tras el empuje de mis compañeros.

-¿Porque Ignacio Blanco y no Marga Sanz?

Porque a mi juicio, no se deben solapar responsabilidades importantes y Marga ocupaba la coordinación de Esquerra Unida. Este cargo exige mucha responsabilidad y trabajo. Y al final, pese a que tengas una capacidad muy grande como la tiene Marga, algo no puedes hacer bien combinando el ser portavoz y coordinadora. Además, porque creo que la generación que representa Ignacio debe tener un papel más activo y de mayor fuerza dentro de la organización, junto con mi opinión de que Ignacio simboliza mejor la regeneración.

-¿Es partidaria de confluir o pactar con Podemos?

Soy partidaria de confluir con todas aquellas fuerzas políticas que tengan un compromiso mínimo de trasformación de la sociedad. ¿Es Podemos? Es Podemos, ya que pese a que no tiene un programa político definido, los mensajes que vienen dando coinciden en un 95% en todo aquello que viene denunciando y promoviendo Izquierda Unida desde hace años.

-Fue una de las activistas que intervinieron en la asamblea de arranque de Guanyem València. ¿Apuesta por una candidatura ciudadana en lugar de por una de Esquerra Unida?

Apuesto por un espacio de confluencia en los Guanyem, más que por presentarse con nuestras siglas. Eso sería mirarse el ombligo y no aprovechar las circunstancias históricas que existen para derrotar al bipartidismo.

¿Por qué sí Guanyem València y no Guanyem País Valencià?

No. También. Los Guanyem municipales tiene que ser la base inicial, ya que no se puede hacer un Guanyem País Valencià sino existen estos espacios en Valencia, Alicante o Castellón. Si estos salen adelante, se podría dar la posibilidad de creación de un espacio a nivel de País. No se puede empezar la casa por el tejado.

- Qué responde ante las críticas de que Guanyem València está controlado y teledirigido por Esquerra Unida.

No es cierto. Es verdad que Guanyem València nace impulsado, ante la falta de que nadie asuma la creación de este espacio de confluencia en València, por parte de mucha gente de Izquierda Unida. Pero, fue así por los tiempos políticos. Nos presentamos desnudos políticamente, diciendo que Guanyem València no era de nadie y que daba igual quién hubiera dado los primeros pasos. Lo hicimos de forma transparente, plural y abierta. Son acusaciones hechas por algunos sectores interesados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha