eldiario.es

Menú

Tetada contra un pediatra anti-lactancia

  • Un pediatra de Castellón publica un libro en el que culpa a la lactancia de “desnutrición” en los niños y “excitación sexual” en las madres.
  • El revuelo en las redes sociales lo obliga a cancelar el acto de presentación y el hospital en que trabaja se desmarca de sus recomendaciones.  
- PUBLICIDAD -
Lactancia, lactante, bebé

Dar el pecho es una “esclavitud” para la madre, y es una fuente de “excitación sexual” para ella cuando se prolonga más allá de los tres o cuatro meses. Son algunas de las afirmaciones del libro “Víctimas de la lactancia materna”, firmado por un pediatra del Hospital General de Castellón, José María González Cano. Desde hace tres días la obra está causando gran indignación entre madres y profesionales que apoyan el amamantamiento.

El revuelo ha sido tan grande que el autor se ha visto obligado a suspender la presentación del libro, que estaba prevista para la tarde del jueves en una librería de Castellón. La razón principal para la cancelación del acto fue la convocatoria desde Facebook de una “tetada-biberonada” en las puertas del acto. El llamamiento se saldó con la asistencia de 20 madres y sus hijos, que leyeron un manifiesto por el "respeto" a la lactancia". Además, hay abierta una petición en Change.org para que el libro sea “corregido según indicaciones de la OMS” y que el pediatra sea “supervisado en su trabajo”, que lleva recogidas más de 9.000 firmas.

Las quejas por el libro comenzaron hace dos días, cuando la librería difundió el resumen que figura en la contraportada para publicitar la celebración del acto. En él, se podía leer que la lactancia debe acabar total o parcialmente a los cuatro meses, y que el hecho de mantenerla más tiempo está causando “complejos de Edipo severos”, “desmedro” y desnutrición. En el interior del libro, el pediatra afirma que la lactancia causa “excitación sexual” en las mujeres. Ante esto, "la mayoría de las madres mienten cuando se les pregunta", aunque otras "lactivistas radicales" plantean "con toda naturalidad y crudeza la relación sexual madre-hijo". El autor, además, destaca "lo que puede suceder en aquellos casos en los cuales las propias madres se exictan sexualmente con la succión y se practica el colecho tan de moda hoy día. ¡Sin comentarios!".

Contra la OMS

Las críticas a la obra se centran en que el doctor no aporta ningún estudio científico que avale sus conclusiones y, sobre todo, en que contradice las indicaciones de la OMS, que recomienda la lactancia exclusiva durante seis meses, y en combinación con otros alimentos hasta los dos años o más. “Lo que se busca es que un profesional de la salud pública no se escude en su profesión (...) para hacer afirmaciones sin estar avaladas por estudios científicos”, afirmó Marta Sánchez Cernuda, promotora de la “tetada-biberonada” en Facebook. Desde Mamare, asociación prolactancia de Castellón, denuncian que “el autor está presentando sus opiniones personales como hallazgos científicos, apelando a su condición de pediatra. Sin embargo, la realidad es que sus recomendaciones ignoran y pisotean la evidencia científica disponible”.

Por su parte, González Cano, que ha autofinanciado la edición de su libro, acusó a los “grupos lactivistas” de atentar contra su “libertad intelectual y de expresión”. Afirmó que la cancelación del acto de presentación se debe a la “agresividad y fundamentalismo demostrados por esos grupos”. Explicó que él defiende la lactancia exclusiva en los primeros meses de vida, pero alerta contra “ciertas prácticas que se están haciendo mal”. Y aseveró que el suyo “es un libro que suscribirían los miles de pediatras experimentados que hay en cualquier país occidental”.

Los pediatras se desmarcan

Sin embargo, la Asociación Española de Pediatría se desmarcó del contenido del libro, y se remitió a las recomendaciones de “la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Academia Americana de Pediatría (AAP)”, en relación a la conveniencia de la lactancia prolongada siempre que se combine con otros alimentos a partir de los seis meses. Por su parte, el Hospital General de Castellón emitió ayer un comunicado en el que resalta que el centro defiende esas mismas recomendaciones, y que además dispone de protocolos internos para hacerlas cumplir. En la nota no se cita al doctor González Cano, aunque fuentes oficiales del hospital afirmaron que “no hablamos de su opiniones, ni de lo que haga en su consulta privada. Pero, como todos los demás profesionales, en el hospital tiene que cumplir los protocolos”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha