eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Un joven iraní muere en el interior de un camión en Francia intentando llegar a Reino Unido

Según el relato de sus compañeros, se golpeó la cabeza al intentar comprobar la dirección en la que circulaban desde el vehículo en el que se metieron para alcanzar el Eurotúnel

En 2013 murieron tres personas mientras trataban de llegar Gran Bretaña; en 2014 fallecieron 17 migrantes en esta ruta

- PUBLICIDAD -
Un inmigrante muere en el interior de un camión en el norte de Francia

Un inmigrante muere en el interior de un camión en el norte de Francia

Un hombre de origen iraní ha fallecido este lunes en el interior de un camión en el norte de Francia en su intento de llegar al Eurotúnel, después de que, según el relato de sus compañeros, se golpeara la cabeza al intentar comprobar la dirección en la que circulaban. Los jóvenes se habían introducido en el vehículo con el objetivo de alcanzar Gran Bretaña, según el diario local "La Voix du Nord".

La Prefectura del departamento del Norte indicó a Efe que el conductor escuchó un ruido en la parte trasera y que al parar el camión en un área de descanso de la autopista A16 halló el cuerpo y avisó a los bomberos, que confirmaron el deceso.

Según el testimonio de dos de ellos, después de montarse en el camión sospecharon que iban en dirección equivocada, y el fallecido sacó la cabeza por la cubierta de lona del vehículo para comprobarlo, momento en el que se habría golpeado contra el pilar de un puente.

La Policía francesa, que va a interrogar a sus dos compañeros, ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido.

Durante los últimos años, el puerto de Calais se ha convertido en un punto de partida para los migrantes y refugiados que contactan con grupos organizados que les prometen, a cambio de unos miles de euros, una plaza clandestina en un carguero o aquellos que logran colarse en el interior de uno de estos vehículos de forma clandestina.

Calais se encuentra al norte de Francia en el punto más estrecho del canal de la Mancha. Este punto mide solo 34 kilómetros. Para muchas de las personas, la única forma de cruzar esta distancia pasa por esconderse en la parte trasera de un camión, a ras de suelo, o tirándose al mar para subirse a los ferries.

Los problemas por los controles migratorios comenzaron alrededor de 1999, cuatro años más tarde de la apertura del Eurotúnel. Ya por entonces el gobierno británico y las autoridades ferroviarias acusaban a Francia de no ejercer suficiente control sobre su lado de la frontera. En 2002 se interceptaban del lado francés del canal unos 200 migrantes por noche.

En 2013 murieron tres personas en su intento de alcanzar Gran Bretaña por esta ruta, en 2014 fueron 17, mientras que solo en junio y julio de este año murieron nueve personas, según datos de Acnur.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha