eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ser extranjero y tener poca formación multiplica el riesgo de pobreza

La tasa de pobreza entre los extranjeros triplica la de los nacionales

Los hogares monoparentales son los más castigados por la exclusión social

Las mujeres ingresan menos que los hombres y ocupan las rentas más bajas

¿En qué comunidades hay más riesgo de pobreza?

- PUBLICIDAD -
Foto: Europa Press

La pobreza es más severa entre los extranjeros y entre las personas menos formadas.

Los datos de la Encuesta de Condiciones de Vida publicada por el INE dibujan una sociedad cada vez más empobrecida. Detrás de la cifra más llamativa –que el 27,3% de la población que reside en España vive en riesgo de pobreza– hay otros datos que sirven para conocer en detalle las consecuencias de la exclusión social en España. Tener o no un trabajo ya marca la diferencia: el 39,9% de los parados están en riesgo de pobreza frente al 11,7% de las personas que tienen un trabajo.

1. A menos formación, más pobreza. El nivel educativo aparece como un factor clave en el riesgo que tienen las personas de caer en la exclusión. La tasa de riesgo de pobreza media es del 20,4%, una cifra que oscila entre el 25,1% en las personas con educación primaria y el 25,2% entre quienes terminaron la primera etapa de la educación secundaria, y el 8,5% entre la población con educación superior. Es decir, el riesgo de pobreza de las personas con formación primaria triplica al de quien tiene educación superior.

2. Hogares monoparentales, los más castigados. La pobreza se ceba con las familias formadas por un adulto y un niño o más, que soportan una tasa de exclusión del 38%. Les siguen los hogares con más adultos pero en los que también hay niños (un 30,8%) y las familias con dos adultos y menores (23,3%). Por el contrario, los hogares sin niños tienen una tasa de pobreza del 11,8%.

3. Hay más extranjeros pobres. La nacionalidad es otra de las variables que marcan la diferencia: la población española tiene una tasa de pobreza del 16,5%, una cifra que se duplica en el caso de las personas que proceden de otro país de la Unión Europa: el 35,1% están en riesgo de exclusión social. La situación se agrava aún más entre los extranjeros no comunitarios que residen en España: casi la mitad –el 47,8%– viven en el umbral de la pobreza.

4. Las mujeres ingresan menos. La tasa de riesgo de pobreza es más elevada entre los hombres (del 20,9%) que entre las mujeres (19,9%). Sin embargo, la renta anual neta media por persona es ligeramente inferior entre las mujeres –que ingresan 10.488 euros– que entre los hombres –con una renta de 10.576 euros–.

La encuesta también muestra cómo es la distribución de las personas en función de los niveles de renta: en el grupo de personas que ganan más –al menos 27.860 euros– hay más hombres que mujeres. Sucede lo mismo en los siguientes tres niveles de ingresos. En cambio, en los niveles más bajos (excepto en el último) son más las mujeres que los hombres.

5. La pobreza es más elevada entre los menores. El grupo de edad en el que el riesgo de exclusión es más elevado es el de los menores de 16 años: el 26,7% vive en riesgo de pobreza. Le siguen los jóvenes de entre 16 y 29 años, con una tasa de exclusión del 24,2%. Por el contrario, el grupo con menos riesgo son las personas mayores de 65 años: el 12,1% vive en situación precaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha