eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El nuevo recorte presupuestario incendia las relaciones en el bipartito PRC-PSOE

Los regionalistas critican abiertamente la gestión de los socialistas al frente de Economía y se preparan para plantar cara en una reunión extraordinaria

Sota reconoce que habrá "ajustes presupuestarios" pero niega que el Ministerio de Hacienda exija a Cantabria un recorte de 32 millones de euros

Sobre el desconocimiento del presidente Miguel Ángel Revilla al respecto, el consejero cree que ha podido ser una "discordancia" por los días de fiesta

- PUBLICIDAD -
Sota hace un balance "positivo" del 2016 y afirma que ha sido el "año del inicio de la recuperación de Cantabria"

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota.

Los dos socios de Gobierno que integran el Ejecutivo cántabro no pueden disimular ya el malestar más que palpable entre ambas formaciones políticas. PRC y PSOE están viviendo una legislatura difícil, que suma a sus continuos desencuentros en asuntos clave para la comunidad autónoma la minoría parlamentaria con la que regionalistas y socialistas deben lidiar en el Parlamento de Cantabria.

El último contratiempo que ha incendiado las relaciones en el bipartito tiene que ver con el más que previsible recorte presupuestario que deberá realizar el Gobierno en las próximas semanas, con un plan de ajuste impuesto por el Ministerio de Hacienda que dirige el popular Cristóbal Montoro que ha encendido todas las alarmas y que deberá discutirse en una de las reuniones más tensas que se esperan en Peña Herbosa, sede del Ejecutivo.

Una información publicada durante la Semana Santa que alertaba de un recorte de 32 millones de euros de forma inminente ha sembrado la discordia, tanto por el contenido como por la forma de gestionarlo por parte del departamento que dirige el socialista Juan José Sota.

A preguntas de los periodistas, y de manera ostensiblemente molesto, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, negó ningún conocimiento al respecto antes del pleno que se celebró el pasado lunes en el Parlamento autonómico y emplazó a dar una respuesta más concreta una vez que fuera informado por parte de su consejero de Economía, Hacienda y Empleo.

Desde las filas regionalistas no evitan las críticas directas a Sota, al que culpan de la filtración antes de que las imposiciones del Gobierno del PP fueran discutidas en Consejo de Gobierno, y se preparan para plantar cara a sus socios de Gobierno, en una reedición del debate que se produjo durante la elaboración de los presupuestos de Cantabria, cuando el PSOE se mostraba partidario de contener el gasto mientras el PRC exigía una mayor flexibilidad en las inversiones.

Para preparar la reunión extraordinaria del Consejo de Gobierno que se celebrará esta semana con los recortes a realizar como único orden del día, los cuatro consejeros regionalistas y el jefe del Ejecutivo han mantenido un encuentro previo para trazar la estrategia a seguir, ya que no están dispuestos a cargar de nuevo con una reducción del gasto de la que responsabilizan a Sota.

Incumplimientos del Estado

Por su parte, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo ha reconocido que el Gobierno de Cantabria tendrá que realizar ajustes presupuestarios, pero ha negado que el Ministerio de Hacienda los haya fijado en 32 millones de euros porque "no se ha comunicado una cifra concreta".

Según ha explicado este martes a preguntas de la prensa, el Gobierno central le remitió una comunicación el pasado lunes 10 de abril a la Consejería de Economía en Cantabria pero también a las del resto de comunidades para hacer ajustes para recibir el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

"El Ministerio no detalla nada, lo que dice es que tienes que hacer un plan de ajuste para que el presupuesto conjunto de 2016 y 2017 permita cerrar este año con el déficit en el 0,6%", ha indicado Sota, que ha augurado que Cantabria no tendrá que hacer "grandes recortes" porque obtendrá más ingresos de los previstos en las cuentas de este año.

Esta petición de Hacienda ha indicado que tiene su origen en que en 2016 se ha incumplido el déficit -Cantabria cerró el año con un 1,4% cuando el objetivo estaba fijado en 0,7%- por lo que ha criticado que PP y Podemos digan que los ajustes se deben a que el presupuesto para este año es "ficticio o mentiroso" cuando, para él, es "realista".

Sota ha insistido que se debe a ese incumplimiento del déficit que, además, ha negado que se haya debido a la gestión económica del bipartito PRC-PSOE, sino que lo ha achacado a los "incumplimientos del Gobierno de España" con Cantabria.

Motivos del déficit

En este sentido, ha apuntado que los 22 millones no recibidos de la partida para pagar las obras del Hospital de Valdecilla han computado como déficit a la comunidad, aunque ha avanzado que se van a tratar de recuperar con una enmienda del PSOE en el Congreso que espera que "tenga el apoyo" de la Cámara. "Son dos décimas del PIB y es muy importante para la Comunidad Autónoma", ha añadido.

A esos 22 millones, se suman otras partidas que el Estado no ha transferido, como los fondos para poner en marcha la LOMCE, para financiar la Ley de Dependencia o que "Cantabria sea la comunidad que tiene uno de los porcentajes más bajos de cobertura por desempleo", que lleva al Ejecutivo a un mayor gasto en Renta Social Básica.

También ha detallado que contribuyó al incremento del déficit que el Gobierno de Cantabria no consiguiese vender, vía subasta, bienes inutilizados por la administración autonómica como la Finca Labat, una sede de antiguos juzgados en la calle del Sol o la antigua residencia La Pereda, "unos ingresos que por tanto no se llevaron a cabo".

"Pero, salvo todo ello, no hubo un mayor desvío en el presupuesto", ha destacado el consejero que, frente a ello, ha reivindicado que el Gobierno tuvo que abonar la paga extraordinaria, lo que supuso un desembolso de 20 millones de euros, así como "uno de los mayores gastos que tenemos, que son los de farmacia hospitalaria".

A la espera de detalles

Tras insistir en que desde Hacienda no se ha fijado una cifra concreta del ajuste que tendrá que hacer Cantabria, Sota ha indicado que en estos momentos el proceso está en la fase inicial de análisis de las cuentas de cada Consejería, que deben hacer una revisión de las partidas de forma que, ejecutando el presupuesto en vigor, "no se afecte a políticas en marcha".

En este punto, el responsable de Economía ha pedido que los ajustes que finalmente se tengan que llevar a cabo no afecten en ningún caso a los compromisos adquiridos con Ciudadanos para la aprobación del presupuesto en el Parlamento.

"Eso se puede salvar perfectamente y lo debemos de hacer", ha apostillado, añadiendo que, en cuanto haya un borrador del plan de ajuste, se reunirá con la formación naranja para informarle de los detalles y explicárselo.

Cuestionado por si la cifra aproximada del ajuste podría rondar los 30 millones, Sota ha reconocido que "podría andar en torno a esa cifra" aunque ha considerado que es un montante "bastante pequeño y mínimo" en relación al global del presupuesto, que asciende a 2.601 millones de euros.

Falta de comunicación

Cuestionado sobre el desconocimiento del presidente Revilla de que Hacienda haya solicitado esos ajustes, Sota ha indicado que, "cuando el presidente dice que lo desconoce es porque no conocemos todavía la cifra en detalle" porque los consejeros están en la fase inicial de análisis de sus respectivas cuentas.

"La casa se empieza por los cimientos y, cuando el Gobierno decidiese el importe y dónde se van a hacer las retenciones, ya se trata en el Consejo de Gobierno de manera formal", ha señalado, al tiempo que ha defendido que a él le corresponde el trabajo previo de informar a todos los consejeros.

Sin embargo, ha reconocido que él no se ha dirigido directamente al presidente aunque ha manifestado que no sabe "si alguien se lo trasladó o no" a Revilla pero, de no haber sido así, ha achacado esa "discordancia" a los días de fiesta de Semana Santa.

En cualquier caso, ha afirmado que todo el Gobierno se reunirá "en los próximos días" para abordar este asunto, del que ha augurado que también se hablará en el Consejo de Gobierno del jueves, ya que hay que tomar la decisión de dónde se realizarán los ajustes, tratando de que no afecte a ninguna de las políticas previstas, y plasmarlo en un Plan, que espera que esté aprobado en este segundo trimestre para remitirlo a Hacienda.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha