eldiario.es

Menú

La Diputación de Álava confirma que Bidegi pagó 10 millones a las constructoras por obras no realizadas

El Ejecutivo alavés, regido por el PP, da la razón a la Diputación guipuzcoana y confirma que no hay motivos para el incremento del presupuesto en la construcción de la AP-1 cuando dirigía las obras el PNV, según informa Gara.

- PUBLICIDAD -
Una imagen de la AP1, que conecta Eibar con Vitoria.

Una imagen de la AP1, que conecta Eibar con Vitoria.

El ‘caso Bidegi’, que investiga un presunto fraude de 30,7 millones en las obras de la autopista AP-1 cuando gestionaba el PNV la Diputación de Gipuzkoa, ha dado otra vuelta de tuerca. La Diputación de Álava ha confirmado que la sociedad Bidegi (que gestiona las carreteras en el territorio guipuzcoano) ha pagado 10 millones de euros a constructoras por obras no realizadas, según informa el diario Gara. La confirmación se ha producido por medio de una carta de la diputada de Obras Públicas y Transportes, Alicia Ruiz de Infante, dirigida a su homóloga guipuzcoana, Larraitz Ugarte.

En ella, la Diputación alavesa constata que “no había motivo alguno para que la sociedad Bidegi pagara 10 millones a las constructoras de la AP1 en 2011”. Esos 10 millones se suman a anteriores denuncias del Gobierno foral de EH Bildu, cuyos últimos cálculos estiman que el fraude en la construcción de la AP-1 por trabajos no realizados podría ascender ya a más de 30 millones de euros. La Diputación guipuzcoana ya ha anunciado que llevará a los tribunales a Eneko Goia, Markel Olano, Luis María Apraiz y Félix Urkola, todos ellos responsables del PNV cuando este partido dirigía la Diputación y se ejecutaron las obras.

Además de pagos por trabajos no realizados en territorio guipuzcoano, la Diputación de Gipuzkoa descubrió y denunció abonos de hasta 10 millones de euros por obras supuestamente hechas en la parte alavesa del túnel de Isuskitza. Es lo que ahora acaba de reconocer y confirmar la Diputación de Álava.

“Desde el 29 de abril de 2009 hasta el 17 de junio de 2011 no se ejecutó ninguna nueva obra civil en el tramo alavés del túnel, por lo que se desconocen los motivos que han supuesto las modificaciones y aumentos posteriores en las mediciones de la obra realmente ejecutada en el tramo alavés y que, al parecer, se incluyeron en la liquidación de la obra total”, señala la diputada de Obras Públicas y Transportes de Álava en su escrito a Ugarte.

Mediciones falsas

En 2009, Álava abonó a Gipuzkoa 36,3 millones de euros por la construcción de la parte del túnel que discurre por suelo alavés, una cantidad que fue dada por buena por la comisión mixta formada por las dos diputaciones para llevar a cabo esta obra, que se disolvió en enero de 2011. Sin embargo, en la liquidación final de la obra, en junio de 2011, una semana antes de la llegada de EH Bildu al gobierno foral, se incluyeron 40,7 millones de euros más, de los que 10 correspondían supuestamente al tramo alavés y que se pagaron a la UTE a pesar de que Álava ya había abonado su parte en 2009.

En la respuesta remitida por la Diputación de Álava se asegura que las mediciones y la valoración de la obra ejecutada en el tramo alavés del túnel de Arlaban "se corresponden con la liquidación practicada en abril de 2009 por el director de obra" y que "fue abonada a Bidegi por parte de Vías de Álava".

La institución alavesa recuerda que la comisión mixta dio por "completada la cantidad correspondiente" al tramo de este territorio, al tiempo que reproduce un párrafo del acta de la reunión de enero de 2011 en el que se establece que cualquier reclamación posterior sería abonada por Bidegi, y no por Álava.

La Diputación alavesa constata asimismo que "desde el 29 de abril de 2009 hasta el 17 de junio de 2011 no se ejecutó ninguna nueva obra civil en el tramo alavés del túnel de Arlaban, por lo que se desconocen los motivos que han supuesto las modificaciones y aumentos posteriores en las mediciones de la obra realmente ejecutadas en el tramo alavés" y que, sin embargo, se incluyeron y pagaron en la liquidación final de la obra.

Larraitz Ugarte ha considerado que esta constatación por parte de Álava demuestra que en la liquidación final se falsearon las mediciones para aplicar un sobrecoste injustificado de 10 millones de euros en las obras de este tramo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha