eldiario.es

Menú

La Blanca 2017

"En Barcelona sí que hay un problema. Pero, ¿hay mucho turismo aquí en Vitoria?"

Ernai lleva las críticas contra el turismo de la "precarización" a las fiestas de Vitoria, donde los visitantes se dicen encantados de la ciudad y la ciudad de los visitantes

La marcha de la izquierda abertzale ha incluido proclamas en favor de los presos de ETA y durísimos ataques al PNV

- PUBLICIDAD -
La Virgen Blanca, concurrida por fiestas de Vitoria

La Virgen Blanca, concurrida por fiestas de Vitoria I.R.

"En Barcelona sí que pienso que hay un problema. Pero, ¿hay mucho turismo aquí en Vitoria?", se pregunta una pareja de catalanes de visita en la capital vasca, que este lunes ha celebrado el día de los 'txikis' con un Celedón en miniatura (acompañado, un año más, por Neska 'txiki') pero también una jornada de protesta de Ernai, la organización juvenil de la izquierda abertzale, contra el turismo "de lujo" que se impulsa en la ciudad. A su modo de ver, en Vitoria los turistas se mueven por las calles "como si fueran 'zombis' haciendo fotografías aquí y allá" y este sector tiene un efecto muy nocivo para la sociedad.

El debate, en efecto, está sobre la mesa a modo de serpiente de verano aunque la realidad sea muy distinta que en San Sebastián o, desde luego, que en Barcelona, más teniendo en cuenta que la estancia media de los foráneos no supera los dos días en Vitoria. De hecho, hasta hace nada la polémica era si era razonable que la ciudad bajase la persiana casi por completo cada 10 de agosto, acabadas las fiestas, sin ofrecer todo su potencial comercial y cultural a los turistas. 

"Tenéis un turismo muy sano. La gente viene a ver vuestras ciudades, a disfrutarlas", valora una mujer murciana de ruta con su familia por el Norte de España y que, sí, se hace fotografías en la Virgen Blanca. "Me llevo muy buen recuerdo. Vengo de Madrid y aquí la gente todavía te da los buenos días", apostilla otra visitante que sale, plano en mano, de la oficina de Turismo en plena vorágine tras el acto con Neska y Celedón 'txiki'. Sebastièn, francés, está igualmente encandilado, más cuando se ha enterado de que eran días de "fiesta" (habla en su idioma pero esta palabra la repite en castellano).

Lur Albizu, la portavoz de Ernai, ha matizado al inicio de la manifestación que la concentración no era contra el turismo, sino contra un tipo de turismo que tiene como 'cara B' precarización laboral o problemas de viviendas. Las "postales" idílicas que se venden en los quioscos, aseguran, esconden una realidad mucho más cruda detrás. Ése era el objetivo de la primera de las tres manifestaciones de la cantera de Sortu. Las otras serán el 17 de agosto en Gernika y en San Sebastián.

La marcha ha partido a las 19.00 horas del recinto de 'txosnas', junto a la facultad de Letras de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), con la céntrica Virgen Blanca como destino. El PNV y la "manipulación" de los medios de comunicación que les acompañaban para dar eco a sus protestas han sido algunas de las primeras consignas.

Después, los presos de ETA han pasado al centro de las reivindicaciones. El centenar de asistentes ha llamado "gudari" a Kepa del Hoyo, el preso terrorista fallecido en el penal de Badajoz, y un par de jóvenes se han encaramado al cercado del Parlamento Vasco para colocar un mural con fotografías de los reclusos, pancarta que ha sido retirada de inmediato por la Ertzaintza.

La manifestación ha incluido también una 'performance' contra la Lomce junto a la Delegación de Educación de la calle de San Prudencio. Asimismo, han destrozado una bandera de España y otra de Francia con una ikurriña. Ya al final del recorrido, en la propia Virgen Blanca, se han detenido frente a la sede del PNV, duramente atacado durante toda la marcha, para colocar carteles en los que se leía en euskara "Muchas gracias por matar al pueblo". Han manipulado también el logotipo del partido para añadirle gaviotas y el nombre "PPNV". "Rajoy y Urkullu son iguales", han coreado antes de cerrar con la lectura de un manifiesto que en la plaza ha quedado ensordecido por la música de Bruno Mars de un acto festivo.

Desde el Ayuntamiento, la respuesta ha venido de la concejal de Cultura, Estíbaliz Canto. La edil socialista se ha preguntado en la Cadena Ser por qué la izquierda abertzale "politiza" una vez más las fiestas y, en concreto, un espacio como el recinto de 'txosnas' de la zona universitaria. Ha añadido que Ernai puede hacer "lo que le dé la gana" pero que es "ridículo" abrir este tipo de debates en una ciudad como Vitoria. Según Canto, el "modelo" de desarrollo del sector en la ciudad es "muy bueno" y entiende que lo es también en el conjunto de Euskadi a excepción de algunas situaciones especiales que se puedan producir en la "costa guipuzcoana".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha