eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSOE hace una nueva oferta más ambiciosa a las confluencias que a Podemos

Pedro Sánchez no incluye en su última propuesta a Pablo Iglesias ninguna novedad: todas las medidas que plantea figuran en el acuerdo con Ciudadanos

Podemos la califica de "corta-pega intencionado" de su pacto con Ciudadanos, el partido de Albert Rivera recuerda a los socialistas que tienen un acuerdo firmado y las confluencias muestran su discurso

La oferta a IU se basa en los acuerdos ya comunicados entre ambas organizaciones el pasado 15 de febrero, antes de que se concretara la mesa a cuatro

101 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Pablo Iglesias pide a Pedro Sánchez dejar la "prepotencia y la arrogancia" a un lado para llegar a un acuerdo

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en su reunión para hablar de la investidura

El PSOE se ha dado prisa en enviar a las fuerzas de izquierdas su última oferta para que apoyen la investidura de Pedro Sánchez. Apenas una hora después de que el candidato socialista anunciara que iba a plantear a los partidos de izquierdas una propuesta de acuerdo para que se sumen al cambio, ha hecho llegar esas propuestas a Podemos y sus confluencias -por separado- a IU-Unidad Popular y Compromís. En el caso del texto que han enviado a los de Pablo Iglesias, el PSOE no ha incluido ninguna propuesta nueva, sino que todas están recogidas en el acuerdo que firmó con Ciudadanos y que se encontró con el rechazo de Podemos, mientras que el ofrecimiento que ha hecho a las confluencias es más extenso e incluye aspectos distintos a los que figuran en el pacto rubricado con Albert Rivera. 

El PSOE incluye novedades en los dos documentos remitidos este lunes a las confluencias catalana y gallega. En Comú y En Marea tienen 12 y seis diputados, respectivamente, integrados en el grupo parlamentario de Podemos, pero mantienen independencia política, tanto para proponer como para votar. La intención declarada y recogida en los documentos que sellaron las candidaturas es actuar como un único bloque siempre que sea posible.

Tanto la versión catalana como la gallega de la última propuesta de Sánchez incluye asuntos que no figuran en el documento remitido a Podemos. Tampoco en el acuerdo con Ciudadanos que el secretario general del PSOE firmó con Albert Rivera el pasado miércoles. Desde el partido de Rivera han advertido a Sánchez de que esperan que el acuerdo con el que el candidato socialista vaya a la investidura sea el que han firmado: "Sólo apoyaremos ese acuerdo firmado con el PSOE y ratificado por sus bases", expresan fuentes de Ciudadanos.

Las concesiones a En Comú y En Marea

En la oferta a En Comú el PSOE plantea "la revisión inmediata del modelo de financiación autonómica, corrigiendo los déficits de financiación y garantizando la prestación de los servicios públicos esenciales en todas las Comunidades Autónomas”. Además, admite “una revisión de los objetivos de déficit de las Comunidades Autónomas”. Y cumplir los “compromisos presupuestarios del Estado recogidos en el Estatuto de Autonomía de Cataluña”.

Eso sí: el PSOE deja fuera del documento la posibilidad de celebrar un referéndum y tampoco explica con más detalle su propuesta de modelo de Estado federal, que ni siquiera menciona en los documentos remitidos este lunes a las formaciones de izquierdas. 

El documento a la candidatura catalana va más allá de las cuestiones puramente territoriales e introduce una revisión de los acuerdos con el Vaticano. Algo que sí está en el documento de Podemos. Pero añade: “Supresión de la exención injustificada de la Iglesia Católica en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)”. Una reclamación histórica de la izquierda que solo aparece en el texto remitido a En Comú y a Izquierda Unida.

Además, el PSOE ofrece a En Comú revisar la Ley de Secretos Oficiales o la “prohibición de la segregación por sexos en los centros educativos sostenidos con fondos públicos”.

La respuesta desde En Comú ha sido inmediata. Su diputado Marcelo Expósito ha criticado en Twitter el contenido de la oferta.

En cuanto a En Marea, el PSOE recoge una batería de medidas de “política industrial con especial incidencia en el sector naval” o destinadas al “desarrollo rural, agricultura y pesca”.

Desde la candidatura gallega señalan que “en las materias relevantes” como el sector naval o el lácteo “no incorporan ni una de sus promesas electorales” y critican una “redacción ambigua que no concreta nada”.

El PSOE ofrece a En Marea, además, algo que se escapa también de su ámbito territorial: “Hacer posible la compatibilidad de la percepción de pensiones con los rendimientos del trabajo derivados de la actividad creativa, evitando que se exija a los creadores que elijan entre continuar manteniendo una vida intelectualmente activa o su pensión de jubilación”.

La portavoz parlamentaria de En Marea, Alexandra Fernández, también ha respondido vía Twitter a la oferta.

Nada nuevo para Podemos

Por el contrario, en las 16 páginas que ha usado el PSOE para intentar convencer a los de Podemos de que apoyen que el próximo día 5 de marzo pueda haber un "gobierno socialista, progresista y de cambio", no ha incluido ninguna novedad respecto al pacto con Ciudadanos. Las propuestas que figuran en el documento son, en muchos casos, un resumen del acuerdo alcanzado con los de Albert Rivera, que plantean de forma más genérica, y dejan fuera muchas de las medidas acordadas, como todo lo que tiene que ver con impuestos.

"Consideramos que muchas de las propuestas pueden ser compartidas por todas estas formaciones políticas. Y también ofrecen respuesta a las preocupaciones que han venido planteando cada una de ellas en las conversaciones mantenidas, así como en sus documentos, iniciativas y programas", expresa el PSOE en la introducción de su propuesta. Fuentes de la dirección explican que los documentos remitidos a En Marea y a En Comú son más específicos porque presentaron un documento a parte cuando se sentaron a negociar mientras que Podemos tuvo su respuesta a la propuesta que les hizo llegar. 

En el caso de Podemos, el texto que el PSOE le ha presentado tan solo contiene dos diferencias respecto al documento rubricado por Sánchez y Rivera más allá de lo que ha dejado fuera. La única precisión que añade es en relación al levantamiento del secreto fiscal para las infracciones muy graves, que cifra en 30.000 euros mientras que el acuerdo con Ciudadanos no precisa la cuantía. Otra modificación respecto a la redacción es la que alude a la aprobación de una "ley contra la violencia intrafamiliar", que se convierte en la oferta a Podemos en la adopción de "iniciativas destinadas a prevenir y erradicar toda forma de violencia familiar". 

En Podemos han recibido el documento del PSOE con cierto escepticismo y lo califican de "corta-pega intencionado" del acuerdo alcanzado con Ciudadanos. Los de Pablo Iglesias rechazaron ese pacto al considerarlo incompatible con sus propuestas y se levantaron de la mesa de negociación.  "El documento tiene que levantarse -sentenció Iñigo Errejón-. Ataca y es muy lesivo para los derechos para las mayorías sociales". Además, Podemos resalta que el PSOE le pide apoyo únicamente para la investidura de Sánchez mientras ellos insisten en que la única opción viable es un gobierno de coalición. 

La oferta que el PSOE ha hecho a las formaciones de izquierdas no habla explícitamente de derogación de reforma laboral sino que, como en el caso del pacto con Ciudadanos, dan por hecho que las medidas que adoptan en materia laboral suponene "de facto" la eliminación de la ley que promulgó el PP. En el caso de la derogación de la LOMCE, el PSOE la menciona específicamente en la introducción, pese a que la redacción de las medidas educativas es similar a la del pacto con Ciudadanos, en el que habla de paralizar la implementación de esa norma y alcanzar un acuerdo. 

También es más extenso el documento que el PSOE ha enviado a IU-Unidad Popular. Según fuentes socialistas se debe a que se han incluido aspectos en los que habían avanzado en las últimas semanas, antes de que los de Alberto Garzón se levantaran de la mesa de negociación tras la ruptura de Podemos. Una de las medidas que incluye en el texto enviado a la coalición de izquierdas es "derogar la ley de Seguridad Ciudadana" en los preceptos que esas formaciones han recurrido ante el Tribunal Constitucional. Sin embargo, el texto firmado con Ciudadanos habla solo de "reforma" de esa ley y la "revisión" de esos aspectos. 

Reitera a IU los acuerdos ya alcanzados entre ambas

El documento a Izquierda Unida-Unidad Popular se divide en dos partes. Una común al resto de formaciones y que recoge la oferta a Podemos. Otra que pone negro sobre blanco los acuerdos que IU y PSOE ya hicieron público el pasado 15 de febrero.

El texto remitido hoy a Alberto Garzón incluye elementos que no están en los otros cinco, como "incrementar las Pensiones no contributivas en aras a su confluencia progresiva con el SMI" o "hacer efectivo el principio de igualdad salarial entre mujeres y hombres".

También atiende a reivindicaciones históricas de IU, como revisar el sistema electoral o los reglamentos del Congreso y del Senado.

El PSOE no añade así nada nuevo a lo anunciado el 15 de febrero. Desde entonces, Alberto Garzón ha repetido en público que el acuerdo con Ciudadanos es incompatible con un apoyo de los dos diputados de IU-UP a la investidura de Pedro Sánchez.

Pese al documento, los órganos de IU han decidido esta misma tarde votar no a la investidura de secretario general del PSOE. "Seguiremos facilitando diálogo y reuniones a cuatro", ha asegurado el diputado de IU Alberto Garzón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha