Andalucía enciende el horno como si fuera pleno verano y bate récords históricos de calor en Sevilla y Jaén

Un turista se refresca en una fuente estos días en el centro de Sevilla.

Nada menos que 102 años es el periodo que abarca el observatorio meteorológico del aeropuerto de Sevilla, uno de los principales y más antiguos de la red de observación perteneciente a la Agencia Estatal de Meteorología. 102 meses de mayo que dan buena cuenta de la evolución climatológica en uno de los puntos más sensibles al calor extremo de todo el continente europeo, el valle del Guadalquivir. En todo ese periodo el termómetro de la estación sevillana sólo había superado en una ocasión la barrera de los 40 grados en dicho mes, el pasado 13 de mayo de 2015. Hasta ahora.

¿Por qué el valle del Guadalquivir es uno de los lugares habitados más calurosos del planeta?

¿Por qué el valle del Guadalquivir es uno de los lugares habitados más calurosos del planeta?

El extraordinario episodio por calor que está viviendo la mayor parte del interior de la Península ha marcado un nuevo hito en la climatología andaluza. A las 17 horas del viernes 20 de mayo, la máxima diaria en Sevilla quedaba fijada en 41 grados. Ascendía al pódium diario de máximas en la red principal de estaciones meteorológicas y se colocaba como máxima absoluta para un mes de mayo en la capital hispalense.

La nueva marca sevillana es la segunda máxima más alta para el mes de las principales estaciones andaluzas, sólo por detrás de los 41,2 grados registrados en la capital cordobesa en mayo de 2015. Por su parte, la ciudad califal fijaba su segundo registro más elevado en el mes con 40,6 grados, tercera ocasión en toda su serie histórica en la que se supera la barrera de los 40 grados en mayo, toda ellas además en el siglo XXI.

Sin embargo, la palma del calor en la región y en la Península Ibérica ha quedado en tierras jiennenses. En el observatorio de Andújar, perteneciente a la red de estaciones secundarias, la máxima del viernes 20 ascendía hasta los 42,3 grados, igualando su anterior récord del año 2006 y fijando la nueva máxima nacional para el actual año.

Cuatro récords en 48 horas en Jaén

También históricas han sido las temperaturas registradas en la capital jiennense. Hasta cuatro récords por calor en 48 horas se han vivido desde la tarde del jueves. El pasado 19 de mayo Jaén marcaba un nuevo techo cálido para un mes de mayo con 38,7 grados. Aunque sólo 24 horas después quedaría desfasado con los 40,2 grados registrados durante la tarde del viernes, siendo la tercera capital andaluza que entra al club de ciudades que superan la barrera de los 40 grados en el mes. Igual suerte corrieron las mínimas que dejaban dos noches de insomnio a los pies del pico Jabalcuz, con 25,9 y 27,4 grados a primeras horas de las mañanas del viernes 20 y el sábado 21 de mayo, quedando esta última como nueva mínima más elevada en territorio peninsular para un mes de mayo desde que existen registros.

También al sur de la provincia cordobesa, en Doña Mencía, donde la altitud y el efecto de la orografía tiene mucho que decir en este tipo de entradas de aire cálido desde el sur, se han vivido unas noches especialmente insoportables. Aunque la mínima en la capital menciana quedase fija en 25,1 grados a primeras horas de la mañana del sábado 21, la mayor parte de la noche el viento sostenido del sur provocaba que la temperatura rondase los 30 grados durante toda la madrugada. Algo similar a lo vivido en El Ejido, en la costa almeriense, donde el efecto del cambio de viento provocó un aumento súbito de la temperatura de más de 10 grados, llegando a darse un registro de 34,5 grados a las 4.10 de la madrugada.

La intensidad del episodio cálido que vive la región, aunque remitirá rápidamente desde primeras horas del domingo 22, va a pasar a la historia como uno de lo más sofocantes de toda la historia reciente. A falta de estudios oficiales que indiquen qué ranking ocupa, lo que sí es seguro es que los valores que deja son propios de la segunda mitad de julio, cuando se alcanzan los registros más elevados de todo el año. Las anomalías por temperatura tanto en altura como en superficie se han acercado a los 15 grados respecto a lo que suele ser habitual para esta época del año, lo que encaja tanto con las previsiones a medio plazo que manejaba el Centro Europeo de Predicción (ECMWF por sus siglas en inglés) para los meses de mayo y junio, como con la tendencia actual de adelanto y prolongación de la época estival.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats