Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El PP afronta las europeas con seis puntos de ventaja sobre el PSOE
Crónica - Milei asalta la campaña de las europeas como necesita el PSOE
Opinión - Lo que el PP llama patriotismo. Por Esther Palomera

El “buen rollo” de Montero y el debut de Feijóo, primeras incursiones políticas en la Feria de Abril con Doñana de fondo

Feijóo, tras al presidente de la Junta, durante su paseo por la Feria

Javier Ramajo

2

“Tiene muy buena pinta”. El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, debutaba este domingo en la Feria de Abril de Sevilla, y a los pocos minutos de su entrada en el real, ya apreciaba que la fiesta era “mucho mejor de lo que imaginaba”. A poco más de un mes de las elecciones municipales, y con el enfrentamiento por la ley de regadíos en el entorno de Doñana impulsada por PP y Vox en el Parlamento andaluz de fondo, las primeras incursiones de dirigentes políticos no se han hecho esperar este año, animados con una precampaña permanente que, sin remedio, se sirve de la celebración de la capital hispalense para compartir espacio con hipotéticos votantes. Otra debutante, la ministra Ione Belarra, y una veterana en estas lides, como sevillana, la ministra Montero, también han hecho acto de aparición solo horas después de la noche inaugural del 'pescaíto'. Esta última ponía por delante el “colorido” de la Feria para apostar por el “diálogo” y por “poder brindar todos” pese a las “discrepancias” en los posicionamientos de los partidos. “Y el buen rollo”, apuntaba ante la prensa en la portada del recinto de Los Remedios momentos antes de que Feijóo pisara “por primera vez” el albero, según reconocía.

“Pero no será la última”, amenazaba el líder de los populares, que hace un año cogía las riendas del PP en el congreso nacional que tuvo lugar precisamente en Sevilla. La consejera de la Junta Patricia del Pozo, en la nutrida comitiva popular, no descartaba invitar al gallego a que se marcara unas sevillanas con ella. “Si se tercia, bailaremos”, decía. Feijóó se justificaba en su “origen gallego” pero ya entraba en ambiente pese a llevar solo unos minutos en el recinto ferial. “Yo te voy a ir guiando, miarma”, le animaba desde una caseta una mujer en su travesía hasta la recepción oficial del PP de Sevilla, a la que llegarían con un notable retraso, como es costumbre en estos días.

Aclamados desde cada una de las casetas, una hora más tarde respecto al horario previsto tardaron los dirigentes populares en alcanzar la caseta del PP, encabezados por el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, y el candidato del PP a la Alcaldía de Sevilla, José Luis Sanz. “Es normal que vayan parando a un presidente con mayoría absoluta”, decía de Moreno. Los comentarios a su paso no cesaban. “Allí está el presidente de la Junta, el otro no sé cómo se llama pero es el del PP”, explicaba uno. “Al natural estás mucho más guapo”, enfatizaba una señora al paso de Feijóó, que gestionaba como podía los piropos. “Buena gente ahí”, comentaba Moreno a un grupo de adolecentes que se tomaban sus primeros 'rebujitos' unas horas después de que sus mayores disfrutaran del 'pescaíto'. Mientras, la gente llegaba en masa a última hora de la mañana de domingo.

“A trabajar ya, hombre”, gritaba desde un coche de caballos un hombre. “Arriba España, arriba siempre”, le contestaba Feijóo a un simpatizante, en este caso. “Suerte para mayo, que vamos a ganar”, les animaba otra mujer. “Es el presidente de la oposición en España”, decía un turista brasileño tras estrechar la mano del líder del PP. “Más paradas que el C3”, protestaba un asesor de los populares comparando el camino hasta la caseta oficial del partido con una de las líneas circulares de los autobuses de Sevilla mientras buscaban las aceras más anchas para no interrumpir el paseo de los coches de caballos y, sobre todo, la sombra, pese a que el calor más acuciante no se espera hasta estos próximos días.

Feijóo, que el día anterior estaba en Murcia y esta misma mañana acudía a San Jordi en Barcelona, avión mediante desde Alicante, no ha atendido formalmente a los medios, pero las ministras que también han visitado la Feria este domingo sí habían citado a la prensa para hacer declaraciones en la entrada al recinto. “Ah, esta es la de Podemos”, comentaba una joven ante el corrillo de cámaras que se iba formando en torno a la ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, la más madrugadora de los dirigentes políticos en acudir a la Feria de Sevilla y, como Feijóó, debutante en el recinto. “Un placer”, ha dicho en ese sentido.

Sin mediar preguntas, Belarra ha calificado al presidente Moreno como “el Bolsonaro andaluz” y le ha instado a “rectificar y reconocer su error” con la ley de regadíos de Doñana. “Ha intentado hacerse pasar por moderado” pero “representa al Partido Popular más extremista”, ha comentado. “Lo estamos viendo con la propuesta de privatizar la atención primaria, algo a lo que no se ha atrevido nadie en este país”, ha añadido también, señalando que Doñana “es patrimonio de los andaluces y los españoles” y que “es la principal reserva ecológica de Europa y tenemos el derecho a disfrutarla y la responsabilidad de cuidarla”.

Belarra ha dicho que el PSOE “se equivocó” al “dar la mano al PP, en vez de a la mayoría de la investidura, para volver al código penal de La Manada”, señalaba preguntada por la reforma de la ley del 'sólo sí es sí'. “Propusimos al PSOE dar una respuesta unitaria a la situación de alarma generada por las malas decisiones judiciales en la aplicación de la ley”, lamentando que, con la reforma, el Código Penal “pone el foco en las mujeres, en si nos resistimos lo suficiente y si cerramos bien las piernas”. “Eso es lo contrario a lo que reclamaron miles de mujeres en las calles del país”, ha apostillado.

La “cerrazón” de Moreno

La también ministra María Jesús Montero, con más tablas que la navarra en las lides sevillanas, ha alabado el ambiente festivo y el “colorido” de la Feria de Abril junto al alcalde de la ciudad, Antonio Muñoz, y el secretario general del PSOE andaluz, Juan Espadas, animando a que los “lazos” de la Feria “imperen en la vida cotidiana y en la política, en la que, lejos de lo que muchos ciudadanos pueden pensar y a pesar de las discrepancias, siempre encontramos un motivo, y en la Feria mucho más, para poder brindar todos por el futuro del país”. De hecho, ha pedido “hacer una parada” en un “espectáculo único de colorido, música y de buen rollo, que es de lo que se trata”.

Preguntada por esas mismas discrepancias entre los gobiernos central y autonómica respecto a la ley de regadíos de Doñana, la ministra de Hacienda y Función Pública ha manifestado este domingo que el Gobierno de España espera un “compromiso serio de dar marcha atrás” por parte del presidente de la Junta en la reunión que mantendrá esta próxima semana el consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul, Ramón Fernández-Pacheco, en Bruselas con el comisario de Medio Ambiente, Virginijus Sinkevicius, para abordar el contenido del texto, que se tramita ya en el Parlamento de Andalucía.

Montero ha supeditado las “decisiones” a adoptar por el Ejecutivo central a los pasos que dé el Gobierno de la Junta y, “en caso de que no haya” una retirada de la proposición, “es obvio que el Gobierno de España, en el marco de sus competencias, actuará y tomará las decisiones que en cada momento sean oportunas, incluidas las jurídicas”. Preguntada sobre si esas medidas jurídicas podrían suponer la “intervención” de las competencias autonómicas, Montero ha manifestado escuetamente que “eso es muy difícil”.

La ministra de Hacienda ha calificado de “gravísimo lo que está ocurriendo” en torno a la conservación de Doñana y ha acusado a Moreno de “cerrazón” para “rectificar” y “retirar un proyecto de Ley que, desde el primer momento, hemos advertido que estaba fuera de la legislación comunitaria”. Asimismo, Montero ha recordado que la regularización de regadíos que se tramita en la Cámara autonómica “contraviene la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea y las indicaciones del Gobierno de España” y, por tanto, “no había ningún motivo, ninguna necesidad, de tener que plantear ninguna cuestión con la que se pusiera en riesgo ni más ni menos que la declaración de Patrimonio de la Humanidad” de Doñana por parte de la Unesco.

Etiquetas
stats