eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Algeciras, territorio sin ley: "Los narcos han entendido que pueden hacer lo que quieran"

Las coordinadoras antidroga y los sindicatos policiales del Campo de Gibraltar convocan una concentración para el jueves

Luis Esteban, comisario de Algeciras, no ve probadas la relación entre los últimos incidentes vividos en la ciudad con el narcotráfico

"¿Dónde está la policía? No está porque no hay", afirma Antonio Olivencia, coordinador del Sindicato Unificado de Policía

Paco Mena, presidente de la Coordinadora Comarcal contra la Droga Alternativas, se trata de un problema de "pérdida de autoridad".

- PUBLICIDAD -
Fallece un niño al chocar dos embarcaciones en Algeciras (Cádiz)

EFE

Nueve guardias civiles agredidos y un niño fallecido tras ser arrollado por una lancha semirrígida en menos de 72 horas en Algeciras. ¿Qué está pasando en el Campo de Gibraltar, que no hay una semana en la que no salgan noticias relacionadas directa o indirectamente con el narcotráfico?

Tras hablar con gente de la calle de La Línea y Algeciras se llega a una primera conclusión: es la consecuencia de la impunidad existente en la zona, el caldo de cultivo ideal para las bandas organizadas que tienen en el narcotráfico una fuente de ingresos constante desde hace años.

Nada que ver, por supuesto, con la versión que se ofrece desde el Gobierno central a través del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, que inicialmente vinculaba a actos vandálicos la agresión a los agentes del Grupo de Acción Rápida (GAR) y que ha negado cualquier relación del incidente de las lanchas con el narcotráfico. "Siempre dice que son hechos aislados, pero los hechos aislados se le acumulan en el Campo de Gibraltar", afirma una fuente policial consultada por este periódico.

Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía, decía tras conocerse el fallecimiento de Manuel, el niño de 9 años de Algeciras, que "hay que poner, de una vez por todas, los medios que hagan falta para acabar con las actividades ilegales en el Estrecho, que siembran el temor y el dolor entre la buena gente de la Comarca".

Y, según Zoido, "se están cubriendo las necesidades de seguridad del Campo de Gibraltar", pero la sensación de los cuerpos del orden que trabajan en la zona es diametralmente opuesta. "Los agentes del GAR son el ejemplo de los parches de Zoido. Están aquí 15 ó 20 días, pero no son efectivos permanentes. La situación no ha cambiado nada y seguimos igual de cortos de efectivos. Es más, ahora están produciéndose casos en Algeciras y eso responde a la impunidad que hay porque sale muy barato judicialmente agredir a las fuerzas y cuerpos de seguridad", afirma Antonio Olivencia, coordinador del Campo de Gibratar del Sindicato Unificado de Policía (SUP).

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de La Línea acordó la pasada semana la puesta en libertad provisional bajo fianza de 10.000 euros de los cuatro detenidos tras el asalto de varios encapuchados al Hospital de La Línea para liberar a un supuesto narcotraficante. "Eso es de máxima gravedad y esas cantidades no son nada para ellos. Son decisiones judiciales que no entendemos y eso provoca que haya una gran impunidad", remarca Olivencia.

La versión oficial de los hechos

Luis Esteban, comisario de Algeciras, cree que inicialmente no hay motivos fundados para relaciones los dos incidentes más recientes con el narcotráfico. "El tema de la narcolancha es un accidente provocado por la conducción temeraria del piloto de la lancha, que tiene antecedentes por tráfico de droga. El copiloto ha quedado en libertad porque se ha comprobado que no tiene nada que ver con los hechos. El asunto en principio no tiene nada que ver directamente con el narcotráfico y no es ningún ajuste de cuentas, aunque es verdad que las partes implicadas están relacionadas de algún modo con el mundo del hachís. El piloto de la lancha quedará a disposición judicial el jueves".

Sobre el caso de las agresiones a nueve guardias civiles, Esteban confirma que "hay siete detenidos. Dos de los detenidos y dos de los identificados tienen antecedentes por tráfico de drogas y no sabemos a ciencia cierta el motivo de la agresión. Estamos investigando si conocían la condición de agentes de los guardias y buscaron un motivo nimio para provocar la situación o si eso lo averiguaron de manera sobrevenida más tarde. Los guardias se comportaron en todo momento de una manera legal, profesional y moderada. Se seguirán realizando detenciones e identificaciones".

El comisario de Algeciras defiende que la ciudad presenta unas buenas estadísticas en cuanto a seguridad. "Entiendo que en ocasiones la ciudadanía puede tener la percepción de que Algeciras debe tener una especial preocupación con el narcotráfico y es cierto, pero no podemos cambiar la ubicación de Algeciras. Estamos cerca de Marruecos, de donde procede el hachís, y contamos con un puerto que es el de mayor tránsito de mercancías de España. Esto hace que haya algunas modalidades delictivas que tienen que ver con el narcotráfico y delitos conexos como ajustes de cuentas. Sin restar importancia a ello, porque sería una irresponsabilidad, hay que decir que generalmente son delitos que sólo afectan a la gente involucrada en ellos y no a la ciudadanía. Lo que hay que transmitir es que Algeciras es una ciudad segura en términos estadísticos y donde se cometen menos delitos que en la media de las ciudades españolas. No hay ningún motivo para la alarma", decía en Hora Sur la pasada semana.

La reacción de los ciudadanos

Las coordinadoras antidroga y los sindicatos policiales del Campo de Gibraltar, que forman la plataforma Por tu seguridad, por la de todos, han convocado una concentración para el jueves en Algeciras para denunciar los últimos actos de violencia vividos en la ciudad. Esta plataforma viene denunciando desde hace un año un incremento de la violencia en la zona vinculada a las redes del narcotráfico.

Para Paco Menapresidente de la Coordinadora Comarcal contra la Droga Alternativas, se trata de un problema de "pérdida de autoridad". "Desde hace tiempo se ha instalado y hay un sector de la población que está dentro del narcotráfico directa o indirectamente. Han entendido que pueden hacer lo que quieran y existe una situación de inseguridad".

¿Hay alguna solución para cambiarlo? Mena considera que "va a costar porque restablecer el orden no se consigue sólo con una mayor dotación policial, sino con una acción judicial contundente. Es una cuestión de legislación y que los pilares del Estado intervengan".

"El narcotráfico no afecta en la vida cotidiana, pero sí indirectamente porque te pueden matar con una lancha o atropellarte en una persecución. Por eso la gente tiene que movilizarse, no vale mirar para otro lado. La gente no se enfrenta por temor, pero es hora de que nos señalemos y tomemos una posición activa. No vamos a permitir que destroce el Campo de Gibraltar una minoría", añade Mena.

"La gente normal está nerviosa y no porque haya un peligro constante, pero ahora que llega el buen tiempo no saben si ir a la playa porque en la playa a plena luz del día alijan. ¿Dónde está la policía? No está porque no hay. Por mucho que diga Zoido, hay un déficit de 700 agentes y no podemos seguir con los parches", subraya Antonio Olivencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha