Dos sindicatos rechazan las nuevas oposiciones de la Policía Local de Granada por aumentar el número de altos cargos cuando faltan agentes de base

Los sindicatos también temen que esta oposición solo busque crear una cúpula intocable

Nuevo encontronazo entre los sindicatos policiales y el Ayuntamiento de Granada. Si hace menos de un mes se puso en duda la limpieza de las oposiciones a la escala básica de la policía municipal granadina, UGT y SIPAN, dos de las secciones sindicales del cuerpo, han presentado un escrito en el Consistorio pidiendo que se detengan las nuevas oposiciones con las que se quieren cubrir 17 plazas de altos cargos policiales. Lo han hecho alegando, entre otros motivos, que no tiene sentido seguir ampliando los puestos de mando mientras faltan policías de base que puedan atender las necesidades de la ciudad. El Ayuntamiento defiende que está obligado a convocar esta oposición.

Un sindicato cuestiona las oposiciones a la Policía Local de Granada y denuncia un presunto "amaño"

Un sindicato cuestiona las oposiciones a la Policía Local de Granada y denuncia un presunto "amaño"

Según el escrito, al que ha tenido acceso este medio, la Jefatura de la Policía Local de Granada ha puesto en marcha este proceso selectivo de una forma urgente y casi sin plazo, como ya ha sucedido en otras ocasiones. UGT y SIPAN denuncian que este mecanismo se está convirtiendo en una práctica habitual para cubrir plazas de altos cargos policiales, lo que contrasta con la falta de efectivos que sufre el cuerpo. “Actualmente la plantilla tiene un déficit de, al menos, 200 policías, por lo que seguimos con la política de más jefes que indios”, indican en el escrito ambos sindicatos.

Una cuestión que les preocupa porque la nueva oferta de empleo que se propone desde el Ayuntamiento contempla cubrir las siguientes plazas: 1 intendente, 3 inspectores, 6 subinspectores y 7 oficiales. Puestos que para estas secciones sindicales desvelan que la escala de mando de la Policía Local de Granada está “sobredimensionada”. Ramón Buendía, portavoz del SIPAN, recuerda que “con la plantilla actual que tenemos, debería haber solo dos intendentes, pero tenemos seis”. Además, sostiene que “inspectores hay” y que en el caso de subinspectores y oficiales “solo hace falta organizar de nuevo al personal porque seguimos con la organización antigua cuando había 600 policías en Granada, pero hoy la plantilla está mermada casi a la mitad”.

Presupuesto desigual

Por otro lado, ambos sindicatos aclaran que “este proceso de selección de mandos que pretenden aprobar el 6 de abril le cuesta al Ayuntamiento un millón de euros al año, dinero que se puede invertir en una nueva promoción de en torno a 25 policías, que es lo realmente necesario”. Por ese motivo, piden que mientras no se cubran las plazas básicas de la policía municipal, no se debería hacer lo propio con los altos cargos. “Igualmente, para cada una de estas escalas de mandos, deben convocar un curso de formación específico con un alto coste que puede destinarse al curso de formación de los nuevos policías”, señalan UGT y SIPAN en el escrito.

“Crear estas plazas de mandos va a suponer cerca de un millón de euros y los servicios extraordinarios que se realizan cada año por la falta de personal suponen también una cantidad similar. La necesidad es crear plazas de policía porque si no generan un gasto económico innecesario”, dice Ramón Buendía de SIPAN. A su modo de ver, “es absurdo todo lo que están haciendo cuando hace un año ya crearon plazas de mando”. Buendía sospecha que con estas oposiciones se busca “crear una cúpula que si hay un cambio de Gobierno les sea imposible controlar la Jefatura”.

“La organización puede adaptarse a los mandos que tiene, quitando puestos innecesarios y redistribuyendo los efectivos, destinando todos los esfuerzos a crear plazas de policía”, continúa el escrito. Al mismo tiempo, los sindicatos firmantes también creen que la urgencia con la que se quieren cubrir las plazas está “generando dudas en la plantilla de que compitan en igualdad todos los aspirantes”. Por eso, solicitan que se anulen los procesos selectivos y que el dinero que estaba previsto se destine “a nuevas promociones de policías y al pago de la deuda de horas extras que no hace más que aumentar ante la falta de policías”.

Cuestión de plazos

Este medio se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Granada para contrastar el escrito que han registrado UGT y SIPAN. Fuentes de la Concejalía de Personal dicen que todo lo que se está haciendo se ajusta a la norma y a un calendario ya previsto: “Las plazas de mandos de Policía Local por promoción interna pendientes de convocar, pertenecen a las Ofertas de Empleo Público del año 2017 y 2018 publicada en el BOE, por lo tanto no suponen incremento presupuestario en la actualidad ya que son plazas dotadas económicamente procedentes de las correspondientes jubilaciones en el Cuerpo de Policía Local del Ayuntamiento de Granada”.

“Desde el Área de Personal estamos obligados a convocar dichas plazas antes de su caducidad. Por otra parte, la aprobación de plazas de mandos en la policía, responde a lo estipulado por la Ley 13/2001, de 11 de diciembre, de Coordinación de las Policías Locales, donde se establecen los criterios de proporcionalidad entre las diferentes categorías”, añaden desde el Consistorio granadino. Un extremo que no convence a los sindicatos ya que, dicen, las fechas no coinciden porque algunas de estas plazas corresponden a agentes que se han jubilado en los últimos años y cuyos puestos debían ser amortizados.

Etiquetas
Publicado el
29 de marzo de 2021 - 20:59 h

Descubre nuestras apps

stats